avatar

'La Liga PS Vita', el torneo oficial de la portátil de Sony que permite ganar juegos de Vita o PS3
JUEGOS GRATIS

'La Liga PS Vita', el torneo oficial de la portátil de Sony que permite ganar juegos de Vita o PS3

PSV
Categoría: Reportaje
25 de Octubre 2013 | 18:29

Antes os comentábamos que había una excepción en la política de usar juegos gratuitos para los eventos (de forma que todo el mundo pueda participar), y es que el juego del que vamos a hablaros ahora, 'Jetpack Joyride', tiene un coste de 0,99 euros en la Store. Entonces, ¿por qué se usa en la 'Liga'? La respuesta es fácil: en su momento fue gratuito en su versión PS Vita. Ni falta hace decir que si disponemos de la de PlayStation 3, no nos sirve, porque en la captura a presentar quedará claro que no estamos jugando a la versión correcta para con las normas.

'Jetpack Joyride' (Halfbrick Studios)

Aún así, si tuviéramos que empezar hablando del juego recomendando o no si la inversión de apenas 1 euro es una inversión segura, la respuesta sería un claro y rotundo sí. 'Jetpack Joyride' es probablemente el juego más 'hardcore' de todos los usados en la 'Liga', y además tiene el honor de ser uno de los indies de la Store más frenéticos y arcades que hay.

Su base jugable es sencilla, sí, pero su concepto es directo, arcade y bien ejecutado. Nuestro objetivo consiste en ayudar a nuestro protagonista (de nombre Barry Steakfries) a escapar de un complejo de científicos locos en el que estamos atrapados. ¿Nuestra ayuda para conseguirlo? Un Jetpack. La aplicación de este concepto a nivel jugable nos transporta a un escenario en el que nuestro personaje se mueve solo (con un scroll siempre lateral, y a una velocidad endiablada), y en el que tenemos que esquivar muchos obstáculos como misiles o barras eléctricas que giran en sentido circular.

 Jetpack Joyride logo

Si no tocamos nada, vamos caminando por el suelo, pero a la mínima que tocamos un botón (y siempre y cuando lo mantengamos pulsado), se activa nuestro Jetpack que nos alza por los aires. A partir de ahí, de nuestros reflejos y habilidad dependerá no chocar con ninguno de los molestos 'enemigos' ya que con un solo toque habrá acabado la partida.

El juego no tiene final (y si lo hay, es de una dificultad digna de algunos juegos de Spectrum). Simplemente se generan los obstáculos de forma aleatoria para que cada partida sea distinta y nosotros intentamos recorrer el mayor número de metros para mejorar nuestro récord actual. ¿Repetitivo? Si no fuera porque es tan adictivo podría serlo, pero gracias a las distintas misiones secundarias a realizar en todo momento (como por ejemplo coger un número concreto de monedas en una partida, o tocar varias luces de la pantalla), a las variables jugables que ofrecen los distintos vehículos disponibles en el trascurso de una partida, o los objetos utilizables que ofrecen ventajas, nunca llega a cansar.

En cuanto a lo primero (las misiones), éstas dan un número concreto de estrellas, que a su vez sirven para subir de nivel, y que de rebote nos da dinero para gastar en mejores jetpacks, o artilugios ventajosos. En todo momento hay activadas tres misiones secundarias, pero cada vez que terminemos una, en la siguiente partida se substituirá por una nueva. Por otro lado, los vehículos aparecen de vez en cuando por el escenario (si tocamos el icono correcto cuando aparece), y van desde un robot que salta muy alto, hasta un dragón que vuela y lanza fuego. Cada uno tiene sus ventajas e inconvenientes (además de mecánicas y manejos distintos), y servirán de escudo ya que si nos tocan no acabará la partida sino que simplemente quedaremos otra vez huérfanos de vehículo.

Jetpack Joyride partidas

La gracia está en ir avanzando, consiguiendo dinero (los escenarios están también llenos de monedas), subiendo de nivel y demás, para así comprar más artilugios (tales como un balón que nos hace rebotar al morir para ganar unos metros de más, o un imán que atrae las monedas del escenario), jetpacks nuevos, o simplemente trajes curiosos. Además, durante el transcurso de una partida podremos ir cogiendo una especie de monedas especiales que salen, que sirven para ser canjeadas en un máquina tragaperras que aparece justo después de perder la vida. En ésta, podremos conseguir desde bombas que nos relanzarán unos metros más, hasta grandes cantidades de dinero o incluso un corazón que nos dará una segunda oportunidad, reviviendo el personaje desde el mismo punto en el que hemos fallecido.

Todo esto aderezado de trofeos (sin Platino), curiosidades (como el poder sacar capturas y compartirlas en Facebook) o el simple pique de los rankings con amigos o mundiales. Sin lugar a dudas, estamos ante un juego de dificultad tremenda pero realmente divertido y frenético. Una vez más, ideal tanto para partidas cortas, como para partidas a largo plazo para ir consiguiendo mejoras. También nos da opción de comprar monedas virtuales en la Store si queremos progresar antes (hay que recordar que en un principio fue un juego free to play).

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.