avatar

Los 25 mejores juegos de PSone disponibles en PlayStation Store - Parte 1
7
CLÁSICOS PSONE

Los 25 mejores juegos de PSone disponibles en PlayStation Store - Parte 1

PS3 PSP PSV
Categoría: Reportaje
28 de Junio 2015 | 09:09

9- 'Final Fantasy VII': El maestro de las obras maestras

Sí, si has leído el capítulo anterior, sabrás que me he dejado llevar un poco por la subjetividad y la nostálgia. Pero si has jugado al título, también sabrás que esa subjetividad se acerca bastante a lo que para muchos es muy objetivo: que la séptima entrega de la saga 'Final Fantasy' no solamente es una de las mejores de todas, sino también un juego que sirve para definir lo que un videojuego tiene que tener para ser considerado una obra maestra: todo. 'Final Fantasy VII' marcó a toda una generación no por alcanzar la excelencia en su argumento, en su jugablidad, en su capacidad de innovar y sorprender, o en su excelsa banda sonora, sino que lo hizo por conseguir todo eso y mucho más.

Escribir sobre todas sus virtudes daría para un reportaje entero, y hablar sobre sus defectos sería poner impedimientos para que aquellos que aún no se han sentido atraídos por él, se pierdan una experiencia inolvidable, incluso aunque a ellos no les vaya a marcar tanto como a otros muchos. Aquí no se trata de abrir un debate sobre si es mejor 'FFVII' que 'The Legend of Zelda: Ocarina of Time 3D', sino que se trata de dejar claro que más allá de fanatismos o de adjetivos, tenemos delante un videojuego por el que no pasa el tiempo, uno de esos en los que cada defecto (que los hay, y muchos) no importa, porque es tapado por decenas de virtudes. Y creo que recomendar hoy la versión de la Store es algo muy inteligente. Evidentemente conseguir la original (y si no es Platinum mucho más aún) es algo excepcional, más aún si la conservamos desde entonces, pero obtener la digital por un precio módico (normalmente cuesta 9,99 euros, pero está rebajado a 5 hasta el próximo 1 de julio), y poderlo utilizar tanto en PlayStation 3 como en PSP y en PS Vita es una maravilla, especialmente en esta última. Además, esta entrega sí es compatible con PS TV, y solamente ocupa 1.327 megas, que para un juego de 3 CD's no está mal.

Iré más allá aún. No hace tanto que apareció la nueva versión de PC, y pronto esta llegará a PlayStation 4, pero no tengo ningún reparo en decir que, aunque estas pueden ser interesantes para los fans (ni que sea para los Trofeos), dada su relación calidad-precio, salen perdiendo claramente ante la de la Store, mucho más ahora que está rebajada. Vamos, que con o sin Remake (del que personalmente estoy muy contento, pero que también trae polémica bajo el brazo), la única opción de disfrutar del juego original como dios manda si no tenemos una copia física del original, es la versión de la Store. De esta forma, nos aseguramos que el sistema con el que fue concebido, y que no sabemos si continuará así en el Remake (las batallas por turnos, por ejemplo), perdudará no solamente en nuestra memoria toda la vida, sino también en nuestras consolas.

FFVII

Antes he dicho que escribir sobre todo lo bueno del título ocuparía todo un reportaje, y es verdad. Pero sería absurdo terminar este capítulo sin intentar por lo menos, resumir aquellas cualidades que hacen de 'FF VII' un título cuanto menos imprescindible. Y es que, no en vano, para muchos esta entrega tiene no solamente el mejor argumento de la saga (tanto por ambientación y personajes, como por ciudades, villano y teorías que aún a día de hoy siguen pululando por los foros), sino también la mejor banda sonora (con permiso del antes citado 'FFVI'). Pero personalmente me quedo con algo más profundo: el sistema de batallas y materias. Todos y absolutamente cada uno de los juegos de la saga tienen sus propias características al respecto, y siempre me han sorprendido gratamente y gustado mucho. Sin embargo, ninguno me ha entusiasmado tanto como el de Cloud y compañía. Es completo, sin fisuras, da lugar a múltiples opciones (alguna de ellas fue desconocida hasta muchos años más tarde de su salida) y es tremendamente adictivo en los menús, y efectivo en las batallas. Unas batallas que nunca cansan, y que más allá de la polémica de su dificultad (otro de sus posibles defectos, pues a la larga se puede hacer fácil), siempre divierten como pocos saben hacer.

Pero para acabar, destacaré lo más importante de todo. Algo que incluso me llega a costar de verbalizar. Aquello que algunos juegos, muy pocos de hecho, contienen, que no sabemos exactamente qué es, pero que justamente Squaresoft (que no Square Enix) sabía imprimir en sus títulos, y cuyo estandarte es y será siempre precisamente 'FF VII': la magia. Algo así como el secreto de la receta de la 'Coca Cola'. Aquellas sensaciones en el estómago que ocurren pocas veces en la vida y que se expresan no solamente en el arte (lo puede contener una pintura, un libro, una película, y por supuesto un videojuego), sino en la vida misma (el amor, la nostalgia, un olor que nos gusta especialmente y nos evoca emociones de todo tipo...). Jugar a un título de Square de la época era como saborear nuestro plato favorito: no hacía falta probar la comida, pues ya sabíamos de antemano que nos iba a gustar. En definitiva, si nunca has jugado a 'FFVII', o si llegaste a empezarlo y por algún motivo lo acabaste rechazando, deja los prejuicios de lado, olvídate de adjetivos, fanatismos o debates, y simplemente vívelo y disfrútalo. Es algo único. A los que como yo, lo conozcan de sobras, ¿qué os voy a contar?

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.