avatar

Los 25 mejores juegos de PSone disponibles en PlayStation Store - Parte 1
7
CLÁSICOS PSONE

Los 25 mejores juegos de PSone disponibles en PlayStation Store - Parte 1

PS3 PSP PSV
Categoría: Reportaje
28 de Junio 2015 | 09:09

1- 'Alundra': único e irrepetible

'Alundra' no solamente es un juego único e irrepetible por el hecho de que no haya cuajado como saga (su segunda entrega no tiene nada que ver con la primera, ni en argumento ni en calidad), o por sus grandiosas virtudes: puzles originales y difíciles donde los haya, personalidad muy marcada o argumento maduro y reflexivo como pocos, sino también por el hecho de que es una espécie ya extinguida. Aunque muchos no entendemos "por qué", lo cierto es que los juegos con vista cenital y en 2D son muy poco frecuentes, incluso a nivel de portátiles, y en caso de aparecer quedan relegados a proyectos indie. Es evidente que ya no interesan a las grandes compañías, y también es evidente que no son lo que hoy en día se conoce como "comercial", pero también es totalmente cierto que cuando hay mucho mimo en esas propuestas, alguno de esos títulos es querido por miles y miles de fans (véase casos como los 'Zelda' más clásicos).

'Alundra' (o 'The Adventures of Alundra') es sin lugar a dudas uno de los mejores Action RPG's, o una de las mejores aventuras (para según quién es más una cosa u otra) que existe en todo el catálogo de la gris de Sony Computer Entertainment, lo cual es mucho decir. Tiene la fama de ser uno de los juegos más difíciles de la generación y de todos lo tiempos, no tanto por sus combates sino más bien por sus puzles, pero sin embargo, debo decir como gran fan del título, que eso es una leyenda que ha quedado grabada en la retina de muchos pero que se aleja un poco de la realidad, algo que más de uno ha podido comprobar cuando con los años vuelves a jugarlo una y otra vez. Es cierto que hay un par de puzles puñeteros, pero los demás rozan más lo original y lo exigente que lo absurdo o imposible, siendo esa precisamente una de sus grandes virtudes: la de conseguir avanzar con esfuerzos que en realidad nunca llegan a desesperar, sino que más bien llevan a emocionar, dejando esa sensación casi obsoleta de que lo que hemos hecho es algo grande.

Alundra

Pero no nos engañemos, sería injusto quedarnos solamente con esos puzles, pues todos los jugadores del mundo deberían probar el juego si gustan de las buenas historias, de argumentos maduros que exponen como ningún otro título temas tan reflexivos y trascendentes como la muerte, de las bandas sonoras excelsas y mágicas, o simplemente de las jugabilidades a prueba de bomba que no solamente proponen caminos prefijados sino que además dan pie a la exploración libre, al 'Backtracking', o a la capacidad de decidir qué hacer en cada momento. Todo esto aderezado incluso de elementos plataformeros expuestos de manera magistral, y de combates al estilo 'Zelda' clasico con mucha personalidad (incluídos los apasionantes combates contra grandes y originales jefes finales).

En definitiva, un juego de los que ya no quedan, que roza la excelencia en todos y cada uno de sus apartados, y que además suma enteros en aspectos hoy en día casi olvidados (dificultad, exploración de antaño, género olvidado, mecánicas únicas...). Un título bonito, largo, melancólico, y sobre todo altamente recomendable para los amantes del retro, pero también para usuarios "recién licenciados". Eso sí, no todo es oro lo que reluce, y por eso hay que dejar claro algo muy importante: la versión de la Store no es la PAL sino la americana (forma parte de los 'USA import'), con todo lo que eso implica: textos en inglés, a pesar de que en su momento nos llegara en castellano. Eso sí, teniendo en cuenta que el nivel requerido del idioma no es muy alto, y que la traducción que aquí recibimos en su día no era del todo "perfecta" (por errores, no por su gran calidad literaria), sigo pensando que es una compra obligada para aquellos que nunca lo han probado, puesto que es uno de esos juegos difíciles de conseguir en la actualidad en su versión física original (ronda los 40 euros, muchas veces sin mapa incluído). E incluso podríamos decir que es una compra interesante para los que tenemos el original, ya que su precio no es muy alto (4,99 euros), ocupa poco espacio (293 megas), y presenta las ventajas de la versión NTSC (60Hz), además de la posibilidad de jugarlo en nuestra portátil. Ah, y es compatible incluso con PS TV.

2- 'Bishi Bashi Special': la locura japonesa

Aunque a veces los gustos de los japoneses llegan a ser muy diferentes de los nuestros, sería un error muy grande alejarse de 'Bishi Bashi Special' por su nombre, estética o su rareza. Más que nada porque estamos sin lugar a dudas ante uno de los "Party Games" más locos, divertidos, adictivos y competitivos de todos los tiempos. Uno que no tiene ni la trayectoria de 'Mario Party', ni la popularidad de 'SingStar', pero que sin embargo, tiene una personalidad única muy marcada que prácticamente no se ha repetido nunca más en una consola de Sony Computer Entertainment.

La edición PAL, llamada 'Bishi Bashi Special' no es más que un recopilatorio de dos juegos anteriores de la saga aparecidos solamente en el país del Sol Naciente: 'Bishi Bashi Special' y 'Bishi Bashi Special 2' (que a su vez ya eran recopilatorios de juegos anteriores de la saga, aparecidos solamente en versión arcade), solo que aquí fueron renombrados como 'Super Bishi Bashi' y 'Hyper Bishi Bashi'. En ellos viviremos minijuegos alocados (con un humor negro muy absurdo y divertido) de pocos segundos o minutos de duración que nos harán no solamente reír a carcajadas (jugando con amigos es de lo mejor que hay en PSone), sino sudar más que Camacho en una final del Mundial, e incluso aporrear botones hasta el punto de poner en peligro la integridad de nuestros mandos. La gran gracia, es que a diferencia de otros juegos del género, 'Bishi Bashi Special' tiene algo especial, valga la redundancia. Algo que consigue que jugar en solitario, aún siendo peor opción que con compañía, sea algo tremendamente divertido y adictivo. No cansa, porque nunca pierde la gracia o la capacidad de sorprender, y porque demuestra que minijuegos cortos pero bien ideados tienen una profundidad más grande de lo que parece en un primer momento.

Bishi Bashi Special

Las mecánicas pueden ser muy distintas: desde pruebas a lo 'Track&Field', hasta eventos que juegan con nuestros reflejos, nuestra memoria, o nuestra capacidad de coordinar bien los botones (siempre relacionados con el color de los elementos en pantalla). Hay absolutamente de todo, además de una cantidad de pruebas que llega casi al centenar, habiendo muy pocas que se parezcan a las otras. Incluso tendremos pruebas musicales, u otras en las que el uso de los dos sticks (pensado especialmente para PlayStation) será fundamental. Original, divertido, sorprendente y muy tapado. Seguramente a estas alturas ya habrás escuchado historias sobre él, pero os aseguramos que hay que vivirlo para llegar a entender el motivo por el cual afirmo rotundamente que es el título del género con más personalidad al que jamás he jugado. Y el único que nunca me ha aburrido jugando en solitario.

Las únicas pegas son el hecho de que solo algunas pruebas admiten más de dos jugadores (muy pocas, y a veces no funciona bien), y que quizá se queda corto en cuanto a modos de juego. Pero una vez más, dado su precio: 4,99 euros, y el poco espacio que ocupará: tan solo 132 megas, es una gran opción para todos aquellos que quieran no solo divertirse, sino sobre todo reir hasta que el estómago les pida calma. En otras palabras, si nunca lo has jugado, ni probado, ya estás tardando en darle una oportunidad, porque no te va a defraudar, y porque no vas a encontrar nada igual en ninguna consola. Además, lejos de lo que podrían pensar algunos, el juego se adapta realmente bien incluso en PS Vita, tanto por sus partidas rápidas, como por la comodidad de los controles. No tanto en PSP (por la falta de doble stick). Una vez más, incluso es compatible con PS TV.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.