avatar

Última hora El universo del Batman de Robert Pattinson se expandirá con una serie de HBO
Los 5 mejores plataformas de SNES que quizá no conozcas - Retro Zona
5 2
SNES

Los 5 mejores plataformas de SNES que quizá no conozcas - Retro Zona

PS2 RETRO
Categoría: Reportaje
20 de Noviembre 2016 | 08:27

Y empezamos por el que seguramente sea el más conocido de todos los juegos que voy a aportar en La Zona Retro de hoy. ¿Por qué he decidido ponerlo? Básicamente porque si hablamos de "conocimiento" por un lado, y sobre todo de "reconocimiento" por otro, prácticamente todas las alabanzas se las lleva la versión para Mega Drive. Una vez más no voy a discutir si es mejor el 'Aladdin' de SNES o el de Mega Drive. Incluso es posible que si lo hiciera, saliera ganando la consola de Sega, pero no importa. Y el motivo es muy sencillo: si intentas cerrarte en banda, y pensar que una vez jugado al de Mega Drive ya lo has visto todo, te perderías un juego que quizá no conozcas y que seguramente te hará pasar muchos y grandes ratos. Porque 'Aladdin' es solo uno de los múltiples juegos de Disney que llegaron a SNES, pero tiene dos particularidades muy interesantes. Por un lado, el hecho de que es uno de los primeros ejemplos de la unión entre la propia Disney y la majestuosa Capcom de aquellos años. Y en segundo lugar, porque es uno de los pocos juegos de la factoría Disney que tuvo versiones completamente distintas en cada plataforma. Es decir, que mientras 'El Rey León' era el mismo jugaras donde lo jugaras, 'Aladdin' ofrecía juegos totalmente complementarios.

Un juego mágico

Lo que muchos no sabrán, es que este juego lanzado el 21 de noviembre de 1993 (justamente mañana cumple 23 años...) fue desarrollado principalmente por el maestro 'Shinji Mikami'. Sí, efectivamente el padre de sagas como 'Resident Evil' o 'Dino Crisis', y que sin embargo empezó con proyectos más "secundarios" como este. En cualquier caso, 'Disney's Aladdin' es un juego tremendamente mágico, que aún a día de hoy puede ser capaz de enamorar a cualquier fan del género gracias a una banda sonora tan épica como la de la película, unos controles realmente bien ajustados, y una acción frenética que mezcla de forma exquisita lo que vendría siendo un plataformas convencional de toda la vida (con sus saltos medidos al milímetro), y la acción más desenfrenada, casi propia de un arcade o un run and gun. Porque en efecto, 'Aladdin' es un juego rápido. Habrá momentos para pararnos a pensar cómo llegar hasta ese saliente misterioso (la exploración es muy importante), para afrontar un combate contra un enemigo, o para disfrutar de ciertos minijuegos, pero en realidad el juego está pensado para que se pueda pasar prácticamente sin tener que dejar de apretar el botón de correr.

Snes reportaje plataformas 2

La principal fuente de crítica con respecto a la versión de Mega Drive, fue sin lugar a dudas la ausencia del sable mítico de 'Aladdin'. Pero desde mi punto de vista eso aumentó las cualidades del juego a nivel "plataformero". Más que nada, porque como sustitutivo se añadió la posibilidad de saltar sobre la cabeza de los enemigos para batirlos, y eso hacía que muchas veces encadenáramos ese salto con otro posterior. Si además, le sumabas el hecho de que la animación que provocaba en pantalla era realmente fluida y espectacular, el resultado se trasladaba directamente a la jugabilidad explosiva del título. Por otra parte, en ambas versiones era posible lanzar manzanas para aturdir a los enemigos (algo que se mantuvo hasta en juegos de 'Aladdin' en 3D). Como bien había dicho antes, una mezcla perfecta entre lo que sería un juego más arcade, y un plataformas de toda la vida. Por si fuera poco, también hacía acto de presencia la famosa alfombra mágica, que era capaz de trasladarnos a zonas inaccesibles, y además el juego escondía múltiples secretos que solo serían desvelados si encontrábamos todos los diamantes del escenario, por ejemplo.

Y hablando de los diamantes. He aquí otra de las grandezas del juego, y un elemento más para rejugarlo de vez en cuando: el juego está realizado como si de un 'Mario' se tratase. Pasarse el juego estará al abasto de prácticamente cualquier tipo de jugador. No es ni un juego complicado, ni un título descaradamente infantil, pero si lo que deseas es sacarle todo el jugo, ya puedes prepararte. Eso es así, porque el título esconde un total de 70 diamantes rojos, que, si bien no son necesarios para terminar la aventura, sí nos darán acceso a un "final alternativo" en los créditos. Puede que en la actualidad, y en los juegos de hoy en día, esas cosas tengan poco valor, pero debéis pensar que en su día no solo no había guías, sino que a base de explotar mucho un juego (tampoco había dinero para tener las colecciones de hoy en día), uno quedaba realmente satisfecho tras encontrarse con una sorpresa de ese calibre. Evidentemente, la dificultad para conseguir tal hazaña no se limitaba a la propia exploración en sí misma; también había que ser más habilidoso porque algunos diamantes estaban ocupando espacios del escenario más inaccesibles, llenos de enemigos, o en grandes precipicios en los que hacer malabarismos.

Snes reportaje plataformas 3

Para acabar un par de detalles muy importantes. Por un lado, que aunque el juego sigue el guión de la película en la que se basa, también es muy recomendable porque se sale completamente del guión en un par de fases. Dos fases memorables, por cierto. Hablamos de la pirámide egipcia (una de las más complicadas del juego), y el fantástico mundo surrealista del Genio, que gustará a los amantes de ese personaje en concreto, y que además suponía una buena inyección de originalidad y variedad en un título ya de por sí bien diseñado en cuanto a sus niveles se refiere. El segundo detalle, seguramente no sea tan importante para el juego en sí, pero sí ayude un poco a comprender porque algunos juegos de Disney los desarrollaba Capcom, y otros no. Y la razón en realidad es muy sencilla: hubo una época en la que Capcom tenía los derechos de licencias para juegos en consolas de Nintendo basados en propiedad intelectual de Disney. El que 'Aladdin' fuera uno de ellos, es simplemente porque la película salió en uno de esos momentos. De ahí que sea uno de los pocos que es tan distinto en una plataforma y en otra. ¿Sabéis cuánto vendió en su día? 1,75 millones de unidades alrededor de todo el mundo. Desde mi punto de vista, insuficiente con respecto a la calidad que tenía. Aunque hay que entender, que en aquella época era una cifra mucho más elevada de lo que sería ahora.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.