avatar

Dreamcast: Diez años después de su muerte
11
ANIVERSARIO

Dreamcast: Diez años después de su muerte

Por Ricardo Cirujano Torres
Categoría: Reportaje
20 de Abril 2011 | 19:58

La consola

Dreamcast vio la luz en Japón el 27 de noviembre de 1998 y no lo haría en Europa y EEUU hasta casi un año después, el 9 de septiembre (9/9/99/ en EEUU y el 14 de octubre en Europa, de 1999.

El empaquetado de la consola presentaba un aspecto minimalista y sencilla que posteriormente imitarían el resto de consolas. Tan solo un tono azul y el logotipo de la consola (una espiral azul en Europa y naranja en el Japón y EEUU) nos invitaba a descubrir lo que venía dentro.

Comparación logo

La consola presentaba un aspecto pequeño, mezcla entre blanco y grisáceo y un mando de control que posteriormente sería imitado en cierta medida por GameCube y Xbox. El mando además tenía una ranura donde meter la unidad de memoria, que podía ser una simple tarjeta o una Visual Memory.

Los periféricos

La Visual Memory nos permitía, además de salvar nuestras partidas, poder visualizar imágenes en su pequñea pantalla de cristal líquido durante el juego, para luego, utilizar el perférico a modo de pequeño entretenimiento con minijuegos como por ejemplo Chao Adventure, unas pequeñas mascotas virtuales al estilo Tamagochi que aparecieron con el regreso de Sonic a las 3D.

Consola

Otros periféricos que Dreamcast tuvo fueron una caña de pescar, una pistola de luz, un stick arcade, una web cam llamada DreamEye y que apareció solo en japón, un karaoke, un teclado e incluso unas maracas, como veremos más adelante. Además la propia consola tendría ediciones especiales con distintos colores como la aparecida por el 10º aniversario de Sonic, o las ediciones de Hello Kitty o Resident Evil entre otros.

La potencia está en el interior

Metiéndonos de lleno en el apartado gráfico, Dreamcast poseía un chip gráfico de 128 bits Power VR2 CLX2 con 7 millones de polígonos por segundo y filtro de texturas triple. El procesador funcionaba a 200 Mhz SH-4 con 360 de millones de instrucciones por segundo y 1'4 GFLOPS de precisión simple.

El mando

La memoria RAM era de 16 MB, 64 Bit y 100 Mhz apoyada por una RAM de 8 MB de video otra RAM de 2 MB de sonido. Esta arquitectura permitió dotar de verdadero sentido a los juegos 3D tras su paso por las máquinas de 32 bits. Además, la conversión de juegos de recreativos sería lo suficientemente fácil como para que Sega llevara grandes franquicias a su consola de sobremesa.

También, como principal novedad y como veremos más adelante, la consola poseía un módem de 33,6 kb/s, lo que nos permitiría conectarnos a Internet, siendo la primera plataforma de sobremesa que permitió el juego online.

Por último destacar su soporte en GD-Rom, un formato de 1 GB de capacidad, poco conocido y que no llegó a despegar en plena campaña pre-DVD. Este formato se eligió para evitar una piratería que finalmente llegó a Dreamcast.

Los números mandan

A pesar de que en su periodo corto de vida, 10'6 millones de consolas no fueron suficientes para sacar de los números rojos a Sega, que decidió en 2001 abandonar su sistema para retirase de la producción de hardware.

Consola, mando, Virtual Memory, y la mascota de Sega

La dura competencia durante los años 90 con Nintendo hicieron perder a Sega mucho dinero con cantidad de periféricos que intentaron mejorar y alargar la vida de Mega Drive. Tras un periodo desastroso con Sega Saturn y el incipiente éxito de Playstation, Sega decidió mover ficha con un sistema que tal vez se adelantó a su tiempo.

En cualquier caso, y antes de seguir haciendo balance de lo que supuso Dreamcast en la historia de los videojuegos, vamos a analizar algunos de los juegos más importantes que pudieron disfrutar los usuarios de la última sobremesa de Sega.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.