avatar

6 juegos indies para pasarlo de miedo en Halloween - Reportaje
1
'HALLOWINDIE'

6 juegos indies para pasarlo de miedo en Halloween - Reportaje

Categoría: Reportaje
29 de Octubre 2015 | 09:32

Tras habérnoslas visto con todo tipo de seres del inframundo, haber puesto nuestra imaginación a correr con mundos oníricos, oscuros, decadentes y psicodélicos, y sobre todo tras haber sudado más que 'Camacho' en la final de un Mundial, ha llegado el momento de relajarnos definitivamente con un juego que... digamos... provoca terror de un modo un tanto distinto. Sí, supongo que a estas alturas ya lo has adivinado, pero nos referimos a que en 'Super Meat Boy', lo que parece estar creado por el diablo es precisamente su enrevasada, perversa, y demoniaca dificultad. Vale, puede que pasarse el juego en sus mundos normales y sin hacer mucho más, sea algo posible para cualquier ser humano (y aún así su dificultad está a la altura de muchos juegos que presumen justamente de eso), pero hacerlo en los tiempos que nos piden para conseguir una puntuación de 'A+', completando las fases secretas, las versiones oscuras de los mismos mundos, y sobre todo intentar hacerlo del tirón y sin morir (amén de los trofeos de las nuevas versiones para consolas de Sony Computer Entertainment), es algo que ni el mismísimo 'Tyrant' (con lo persistente que es) ha logrado.

Y ahora que el juego ha sido regalado en el servicio PS Plus de PlayStation, y que está disponible tanto para PS Vita como para PlayStation 4, no se nos ocurre mejor momento para hablar de él. Está de moda, incluso aunque sus orígenes se remonten a varios añas atrás en el mundo del PC. Pero lo cierto, es que es otro de esos juegos que todo el mundo conoce, que a casi todos les llama la atención, y que en cambio, la gran mayoría no ha disfrutado aún a día de hoy. Pues bien, ha llegado el momento de ponerle remedio, e intentar conseguir ese codiciado Platino, que sin lugar a dudas, demostraría que estáis preparados para cualquier experiencia posible, e incluso me atrevo a decir, que a partir de ese momento seríais vosotros los que pasaríais al lado oscuro, y los que daríais miedo al resto de usuarios. Ya si encima os vestís con traje y corbata, y habláis como los monstruos de 'Outlast', no habrá quien ose acercarse a vosotros.

Cuando la dificultad es una virtud

Hablando ya en serio, y dejando claro que el tema de la dificultad en este juego es un hecho plausible (uno se da cuenta a los pocos segundos de empezar a jugar), hay que decir que 'Super Meat Boy' es prácticamente una obra maestra. Un ejemplo de cómo se debe hacer un plataformas en 2D en los tiempos que corren, incluso aunque no se disponga de los recursos necesarios para crear un videojuego revolucionario. En otras palabras, el juego de Team Meat, resulta clásico, arcade y frenético por un lado, pero también novedoso, espectacular, ágil y revolucionario por otro. ¿Dónde reside la clave? En una jugabilidad programada de un modo extremadamente preciso, que consigue que cualquier error en el juego (que los habrá y muchos), sea totalmente por culpa nuestra, y no debido a un control tosco y desmesurado. Implecable en ese sentido.

Super Meat Boy Halloween

Además, lejos de lo que pueda parecer cuando hablamos de proyectos indie, 'Super Meat Boy' nos da juego para rato, ya que no es para nada egoista en cuanto al contenido que ofrece. Es largo, variado en sus mundos, mecánicas, y peligros en cada nivel, y sobre todo dispone de muchos elementos coleccionables, o completistas que tanto gustan a los apasionados al género de las plataformas. Y lo mejor de todo es que también está lleno de guiños (incluso en forma de personajes desbloqueables y controlables, provinientes de otros juegos indie) a videojuegos tan importantes como por ejemplo 'Castlevania', o 'Super Mario Bros'. Los niveles son sencillos en apariencia, sí, y de hecho son de unos escasos segundos de duración (como mucho, algo más de un minuto), pero la sensación que nos dejan es de que están creados de una forma exacta para que la jugabilidad resulte exquisita, y la velocidad a la que podemos terminarlos, nos hace sentir poderosos como ningún otro juego. Perfecto para partidas rápidas, e ideal para terminar una noche de 'Halloween' sintiéndonos nosotros los auténticos protagonistas de ese día.

Para acabar el reportaje, y tal y como os prometí, a continuación mencionaré otra série de títulos que no han tenido cabida hoy, pero que en realidad son perfectas opciones (algunas de ellas, más desconocidas por cierto) para disfrutar de la noche de 'Halloween'. Desde los más perturbadores como 'Fibrillation' (PC), que nos pone en la piel de un personaje que debe hacer frente al tránsito entre la vida y la muerte tras un trágico accidente (un juego ruso, que ni siquiera nos da la posibilidad de grabar la partida), o 'Cry of Fear' (PC), que es un FPS con ciertas similitudes con la saga 'Silent Hill', hasta los más misteriosos, y con mensajes más reales que tenebrosos, como 'Among the Sleep', que nos propone ponernos en la piel de un niño que tiene que pasar por situaciones más propias del mundo de los adultos que no del suyo (debido a la separación de sus padres, por ejemplo).

Ah, y si lo tuyo es pasar miedo a lo grande, como no, no puedes perderte juegos como 'Amnesia: The Dark Descent', o 'Anna' (un indie italiano, que utiliza el terror psicológico de un modo muy acertado). Ambos solamente disponibles para PC. En cuanto al futuro, todo parece indicar que el camino de los indies en el género del terror, no ha hecho nada más que empezar, y que próximamente llegarán experiencias muy a tener en cuenta. Si tuviera que quedarme solamente con una de ellas me sería imposible. Más que nada porque hay dos nombres que tenéis que apuntar muy seriamente: por un lado 'Perception', un título creado por antiguos (e importantes) miembros de Irrational Games; y por otro 'Allison Road', el que muchos consideran como el sucesor espiritual del cancelado 'Silent Hills'. En principio, ambos planeados para el próximo año como mínimo.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.