avatar

6 juegos indies para pasarlo de miedo en Halloween - Reportaje
1
'HALLOWINDIE'

6 juegos indies para pasarlo de miedo en Halloween - Reportaje

Categoría: Reportaje
29 de Octubre 2015 | 09:32

Como sabemos que no todo el mundo entenderá a 'Murasaki Baby' como la mejor opción para disfrutar de 'Halloween', en este segundo asalto nos hemos decantado por uno de los indies más terroríficos y exitosos de los últimos tiempos. Uno de esos que mezcla en un solo producto varias vertientes del género a nivel argumental, y también varias mecánicas jugables a nivel de género. Probablemente, el indie más cercano a todo lo que supone una experiencia triple A, y otro de esos que es capaz de mezclar perfectamente elementos sin la necesidad de decantarse por unos u otros. De ese modo, y a través de las experiencias que viviremos junto al periodista que dará pie a la aventura ('Miles Upshur'), seremos testigos de como los miedos más profundos del ser humano, incluso cuando llegan a ser realmente visibles y palpables, provienen de la propia mente humana.

A nivel argumental, 'Outlast' (que está disponible tanto para PC, como para consolas de nueva generación), nos induce a investigar un manicomio perdido en un monte, que tras años de abandono, ahora ha vuelto a abrir sus puertas. Y en el que, presuntamente, una corporación ha estado trabajando de forma clandestina hasta el momento. ¿Lo que nos espera? Una mezcla de realidad, ficción, y hasta religión, en una aventura en primera persona, tremendamente opresiva (solamente recomendada para mayores de 18 años), que coge elementos de géneros como la infiltración, la acción, y sobre todo la supervivencia. Tal es así, que tras 20 minutos de juego, ya nos daremos cuenta de que nuestra principal arma, será sobrevivir. Sobre todo si queremos preservar nuestra integridad mental (ya no digo la del protagonista, sino incluso la nuestra). Algo que, por cierto, se encargarán de recordarnos los carismáticos enemigos con los que nos toparemos en la aventura.

Más vale calidad que cantidad

Unos enemigos que si bien no serán muy numerosos, sí serán lo suficientemente repugnantes (abstenerse todos aquellos que a pesar de ser mayores de 18 años, son demasiado sensibles) para ponernos los pelos de punta incluso cuando no los tengamos enfrente y los recordemos. Ayudarán sus frases excéntricas y desconcertantes, pero también sus métodos "directos", y la gran cantidad de elementos "no aptos" para todos los estómagos. Y además, tendremos que hacerlos frente con una série de inconvenientes que ayudarán a incomodarnos aún más de lo que ya consiguen la propia ambientación (decadente, y opresiva, como en una película del mismísimo 'Stephen King'), como la falta de luz, la imposibilidad de llevar las de ganar, o la poca información que nuestro protagonista tendrá de todo lo que está ocurriendo (el propio final llega a ser ambiguo, y deja pie a la imaginación, o a futuras entregas).

Outlast Halloween

Todo eso sin olvidarnos de lo importante que resulta la exploración en un juego que consigue innovar en un género muy trillado, y que lo hace además con una puesta en escena envidiable, y casi más propia de un estudio importante, que de una compañía indie como Red Barrels (formada por antiguos miembros de grandes compañías). De ese modo, investigar los escenarios en busca de pistas que despejen algunas dudas acerca del retorcido argumento (que gira en torno al tema de los experimentos humanos), o en busca de pilas para la cámara, cuyo modo de visión nocturna nos ayuda a evitar a los enemigos, resulta aún más interesante, gracias a unos gráficos que brillan con luz propia gracias a un apartado artístico genial por un lado, y a unos efectos gráficos más que interesantes por otro.

En definitiva, 'Outlast' es algo muy distinto a lo que estás acostumbrado a jugar en el género. Muy directo, y explícito por un lado (no hay más que ver las escenas que tienen lugar dentro del manicomio, o la gran cantidad de visceras que se desperdician), pero también muy psicológico y desconcertante por otro, tanto por el argumento, como por la ambientación que, como si de un libro se tratara, da pie a que nuestra imaginación haga el resto del trabajo, y nos "ayude" un poco más a perder el juicio. Sin lugar a dudas, una experiencia fresca, muy dinámica, y casi nunca repetitiva, gracias a una serie de situaciones que parecen no haber sido programadas para que todo parezca artificial. Su precio no es tan competitivo como el del juego anterior, pero sin lugar a dudas la relación entre calidad y precio ofrece mucho más de lo que cualquier otro título puede imaginar hoy en día. 19,99 euros (DLC aparte, que cuesta casi 10 euros más) para otro juego único en su espécie. Aquí puedes disfrutar del análisis que publicamos en su día.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.