avatar

'The Walking Dead' 7x01, la premiere analizada escena a escena
9
CLIFFHANGER RESUELTO

'The Walking Dead' 7x01, la premiere analizada escena a escena

Por Elisabeth López
Categoría: Reportaje
24 de Octubre 2016 | 12:02

Agarraos que vienen curvas es lo mejor que podemos decir. "Las vidas que teníais antes se acabó", apunta Negan poco antes de irse. Para terminar de rematar a Rick, no solo se lleva a Daryl, "su hermano", sino que le amenaza con cortarle en cachos si se ocurre desobedecerle. Poco después, todos los Salvadores se van, dejando al grupo en una nueva situación de encrucijada.

Nuevos personajes en la séptima temporada

Claves del capítulo

Así pues, llegamos al final de este gran capítulo. Maggie se levanta, aun estando enferma, movida por la rabia y la impotencia ante la muerte de Glenn. "Maggie, tienes que sentarte", dice Rick. "Tienes que prepararte", le responde ella. Aun estando como está, ella todavía siente la necesidad de venganza, ante lo que Rick apresura a decir "tiene un ejército, son muy numerosos". Nuestro héroe ha aprendido la lección, al menos por ahora. Maggie pide que la dejen sola, que ella llevará el cuerpo de Glenn, pero, Sasha insiste en que la ayudará. Poco después, esta misma se dirige a Rosita, para decirle que se llevará el cuerpo de Abraham también de vuelta. Finalmente, todo el grupo arropa a las personas más afectadas y entre todos se llevan los cuerpos de los personajes que nos dejan hoy: Abraham y Gleen. "Seguro que pensabais que ibais a envejecer todos juntitos. Sentados en la mesa los domingos durante la cena, y comer perdices. No, esto no funciona así, Rick. Ya no". Vuelven a oírse las palabras de Negan que dan paso a una escena idílica que ya nunca se producirá: una comida del grupo al completo. Tan idílica que podemos ver al hijo que iban a tener Glenn y Maggie, por lo que podemos intuir que, finalmente, sí se trataba de un aborto y lo ha perdido.

Esto es lo que ha sucedido en cuarenta minutos, los cuarenta minutos mejor aprovechados podríamos decir. El comienzo de la séptima temporada de 'The Walking Dead' nos deja varias pistas de lo que está por venir:

- Negan: es un villano a la altura de la situación. El Gobernador tenía un lado humano del que prescinde Negan. Podemos ver la crueldad y la sangre fría con la que este actúa todo el rato, incluso mofándose de los resultados de lo que hace y sin piedad alguna. Sin duda, hará mucho daño al grupo en los próximos capítulos.

- El efecto de las bajas: Abraham y Glenn. Todo parecía apuntar a que solo se produciría una, pero, en el caso de que hubiese sido la de Abraham hubiese sabido a poco, y, de haber sido la de Glenn, hubiese resultado demasiado fácil, pues ocurría en los cómics. De esta manera, no ha muerto uno de ellos, sino los dos, lo que ha terminado de hacer un K.O al grupo que ahora alberga sentimientos enfrentados: por un lado, la necesidad de someterse, pues son un número reducido que poco podría hacer al grupo de Negan, y, por otro lado, la necesidad de vengarse por lo que ha ocurrido.

- ¿Y el resto del grupo?: cómo comentábamos al principio del reportaje, parte del equipo se fragmentó. Una pequeña parte se quedó en Alexandría y la otra, es decir, Carol y Morgan, todavía tienen que volver, por lo que aún queda por conocer cómo se resolverá esta parte de la trama que comenzó en la temporada pasada.

- Daryl: prisionero de Negan. Una de las teorías que pululaban por Internet en las últimas semanas apuntaba que podría haber sido Daryl la víctima de Negan, pero, finalmente, no ha sido así. Aunque se haya salvado, este está herido, pues fue disparado por Dwight, uno de los Salvadores. Aun así, este no es el problema, sino que Negan ha decidido llevárselo para que el grupo no intente nada contra él. Por lo tanto, Daryl se sitúa lejos del equipo, con un futuro incierto.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.