avatar

Nintendo Classic Mini o Famicom Classic Mini: análisis de ambas consolas
10 5
TITANES DE 8 BITS

Nintendo Classic Mini o Famicom Classic Mini: análisis de ambas consolas

3DS WIIU
Categoría: Reportaje
8 de Octubre 2016 | 12:30

Tras detallar exhaustivamente las características principales de cada consola y dar un repaso a su catálogo conviene contrastar los pros y contras de cada modelo, así como el listado de juegos exclusivos para cada una de ellas.

Nintendo Classic Mini: pros y contras

Nintendo Classic Mini

La reproducción en miniatura de la NES cuenta en Occidente con un mayor actractivo debido a la nostalgia. Debido al peso de esta, muchos jugadores se decantarán por la versión en miniatura de la NES en lugar de la Famicom Classic Mini, que para las generaciones más jóvenes suele ser una desconocida.

Otra de las grandes ventajas con las que cuenta Nintendo Classic Mini es su diseño. Al tener forma de caja es mucho más difícil que alguna parte se desgaste o rompa. Que los mandos puedan desconectarse son otra clara ventaja con respecto a la Famicom Classic Mini, ya que en el caso de avería en el mando, este puede ser sustituido fácilmente por otro. Además, estos mandos pueden tener una segunda vida al poderse conectar al mando de Wii para jugar tanto en esta consola como en Wii U.

En el apartado 'Nintendo Classic Mini, características principales' mencioné que el tamaño del mando de Nintendo Classic Mini es exactamente el mismo que el mando de la NES original. A nivel práctico esto es una ventaja, puesto que tanto adultos como personas de manos grandes pueden jugar con mayor facilidad, sin embargo también presenta una desventaja si tenemos en cuenta lo estético, ya que el mando ocupa casi lo mismo que la consola, convirtiéndose casi en un monstruo que conviene desenchufar si, además de jugar, se busca exponer el producto ante las visitas.

La longitud de los cables es demasiado corta para los tiempos que corren. Si se implementan puntos de guardado para los juegos y se añade salida de imagen mediante cable HDMI, ¿por qué no se ha optado por alargar el cable de los mandos? De este modo se exige estar pegados a la consola, lo cual implica, bien estar muy cerca de la televisión, bien tener a mano un cable HDMI de unos pocos metros.

Finalmente, el último punto negativo que veo en relación con los mandos es esa obsesión que parecen tener tanto en Nintendo Europa como Nintendo América por sacarle pasta adicional a todos sus productos. No tenemos suficiente con contar únicamente con cable USB y tener que buscarnos la vida para el enchufe a la corriente para que encima solo se incluya un mando con la consola, en contraposición con los dos mandos que incluye de serie la Famicom Classic Mini.

Con respecto al catálogo de exclusivos, considero muy acertadas las inclusiones de 'Bubble Bobble' -rejugabilidad casi infinita, especialmente con dos jugadores- y de 'Kid Icarus'. Se echa algo de menos el Castlevania III y chirría demasiado ese 'Tecmo Bowl', que demuestra que a la hora de elegir catálogo se acordaron únicamente del territorio americano. 'Final Fantasy' es un juego que no esperaba ver en la lista, lo cual es una gran sorpresa, aunque puestos a elegir la tercera entrega, presente en Famicom Classic Mini, habría estado mucho mejor. 'Startropics' es otra de esas sorpresas que no esperaba ver en el recopilatorio, y me parece fantástico pues se trata de un título muy divertido que puede llegar a ser un gran descubrimiento para las generaciones más recientes.

Famicom Classic Mini: pros y contras

Famicom Classic

De entrada, conviene poner sobre la mesa el gran punto a favor y el gran punto en contra de esta consola. En primer lugar, se trata de un producto exótico, por lo que muchos adultos y coleccionistas que se quedaron con las ganas de echarle el guante a una Famicom original tienen aquí su oportunidad de oro. Por otra parte, el principal inconveniente viene a ser un poco evidente, y es que el hecho de ser una consola japonesa hará que todos los juegos apoyados total o parcialmente en el peso de la historia serán injugables o difíciles de jugar. A menos que se sepa japonés, 'Final Fantasy III' queda totalmente descartado de la lista de juegos a los que echarles horas y horas, y tanto en 'The Legend of Zelda' como en 'Zelda II: The Adventure of Link' se pierde parte de la experiencia por la misma razón.

El diseño de la consola es muy atractivo y da más sensación de estar ante un producto retro, a diferencia de la NES, que en mi opinión tiene un diseño atemporal -algo que, por supuesto, también es positivo-. Sin embargo se presta más a roturas en caso de pequeños accidentes, como caídas o tirones.

Debido al diseño de la consola se incluyen dos mandos para que dos jugadores puedan disfrutar sin necesidad de gastarse más dinero en accesorios, aunque el hecho de que los cables estén unidos permanentemente a la consola puede ser un riesgo importante en caso de que haya niños pequeños y revoltosos por la casa, ya que un tirón mal dado puede provocar la rotura del cable. Y aquí no tenemos repuestos que comprar. Hay que destacar también que el tamaño de los mandos es reducido, contando con el mismo problema pero a la inversa que con los mandos de NES: a nivel estético es perfecto, pero a nivel práctico puede llegar a ser algo incómodo para personas de manos grandes.

El segundo mando incluye medidor de volumen y micrófono, cuya utilidad es meramente anecdótica y se limita a pocos juegos como 'The Legend of Zelda', donde podías soplar o gritar para matar a cierto enemigo. Esta es una pequeña muestra del cariño que se le ha puesto a este producto y la intención de hacerlo lo más fiel posible al original.

El sonido mejorado de los cartuchos y disquettes de la Famicom original se ve claramente reflejado en el catálogo de la consola en miniatura. La apreciación más clara la tenemos en 'The Legend of Zelda', con un tema principal de aires celtas. La razón por la cual la Famicom Classic Mini ofrece un mejor sonido que la Nintendo Classic Mini la tenemos en las consolas originales. Famicom contaba con dos pines en la consola reservados a la posibilidad de que el cartucho incorporase hardware para mejorar el sonido de los juegos. A esto hay que añadir los juegos que salieron en disquette para Famicom Disk System, periférico que mejoraba el sonido de los juegos mediante un hardware de sonido adicional.

La inclusión de los dos juegos de Kunio Kun, 'River City Ransom' y 'Downtown Nekketsu March: Let's Go to the Great Athletic Mee't, son algunas de las razones de peso que hacen del catálogo de Famicom Classic Mini. 'Atlantis no Nazo' y, en especial, el mítico 'Solomon's Key', son otros dos juegos que supondrán un gran descubrimiento para quienes no hayan jugado aún a estos clásicos. Se echan en falta juegos como 'Kid Icarus' y 'Castlevania III'.

Veredicto final

Famicom NES Classic

No voy a mentir, un servidor ha reservado en Japón la Famicom Classic Mini por la dificultad que conllevará el importarla después de su fecha de lanzamiento. Habrá quien prefiera adquirir las dos, de hecho yo aún me estoy planteando adquirir la Nintendo Classic Mini después de que Nintendo NX por fin llegue al mercado en marzo de 2017, pero creo que por lo general la gran parte del público tan solo irá a por una consola.

A lo largo de todo el texto, y a pesar de mis preferencias personales, he ido dando pistas de lo que se hace evidente en este veredicto. La elección final dependerá de cada uno, no hay una consola mejor que otra y todo el peso recae finalmente en los juegos exclusivos que más gusten a cada uno. Ambas tienen importantes virtudes, y también importantes defectos, quedando patente que Nintendo ha buscado intencionadamente un equilibrio para que ninguna quede por encima de la otra. Si tuviera que resumir pros y contras de ambas, la cosa quedaría tal que así:

Nintendo Classic Mini: mandos tamaño real que se pueden desenchufar y además pueden aprovecharse con el mando de Wii, la inclusión de 'Kid Icarus' y juegos en un idioma accesible. Por contra, hay que hacer un desembolso extra por la consola si se desea compartir la experiencia de juego con otra persona, se nota mucho la ausencia de un juego de fútbol divertido o de calidad y que se haya escogido 'Final Fantasy' en lugar de 'Final Fantasy III' para formar parte del catálogo -aunque la presencia de un juego de rol ya es de por sí algo positivo-.

Famicom Classic Mini: una consola exótica que incluye dos mandos de serie en lugar de uno, mejores temas chiptune para algunos de sus juegos, inclusión de micrófono y la presencia de dos de los juegos de Kunio Kun y 'Solomon's Key'. Por contra, que los mandos sean permanentes y no se puedan desenchufar tiene sus riesgos: si se rompe no hay mando de repuesto. El hecho de que juegos como 'Final Fantasy III' estén en un idioma poco accesible es otro hándicap a menos que se tengan conocimientos de japonés, y la ausencia de 'Kid Icarus' es dolorosa.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.