avatar

10 curiosidades sobre 'Resident Evil' que quizá no conozcas (parte 3)
3
SECRETOS AL DESCUBIERTO

10 curiosidades sobre 'Resident Evil' que quizá no conozcas (parte 3)

Categoría: Reportaje
21 de Abril 2016 | 08:34

El primer 'Resident Evil' no es 100% canon

Una de las novedades más curiosas que presentó el primer 'Resident Evil', fue que su historia se podía "moldear" conforme jugábamos en base a lo que hiciésemos durante la partida. Entrar aquí antes que allí, o nuestra respuesta a la pregunta de uno de los personajes, podía variar por completo la trama de todo el juego. A esto había que sumarle los dos personajes seleccionables, que vivían cada uno una aventura distinta en la que ellos eran el héroe de turno y en la que el otro personaje simplemente debía ser rescatado al final de juego, todo esto resultaba en un total de ocho posibles finales diferentes al terminar la partida. Bien, pues esto quizá deje descolocado a más de uno, pero verdaderamente el primer 'Resident Evil' de la saga no encaja dentro del canon de la serie con ninguno de estos finales. O al menos según lo que el propio juego nos cuenta.

La trama de la saga nos narra que al incidente de la mansión sobrevivieron: Chris Redfield, Jill Valentine, Barry Burton, Rebecca Chambers, Brad Vickers (para morir poco después), y un Albert Wesker que no volvió precisamente "humano". Pero esto no se muestra en ninguno de los ocho finales disponibles en el juego. Incluso aunque saquemos el mejor final posible, pues aunque rescatemos a todo el mundo con Chris, seguirá sin haber rastro de Barry, al que se da por muerto. Y si salvamos a todos con Jill, será Rebecca de quién no se llegue a saber nada, ni siquiera que estaba en la mansión. Esto es algo que sigue ocurriendo en el remake, ya que no se hizo ningún cambio al respecto. Naturalmente se buscó dar una continuidad a base de mezclar ambos finales buenos, pero si solo nos quedamos con lo que nos cuenta la primera entrega; o bien Rebecca, o bien Barry, jamás salieron con vida de la Mansión Spencer.

Curiosidades RE parte 3 07

La Teoría del Caos explicada con un simple derrape

La famosa "Teoría del Caos" nos cuenta como un pequeño cambio es capaz de variar un resultado haciendo que todo termine de manera completamente diferente. Algo que se entiende mejor con la típica paradoja de los viajes temporales, pues cualquier pequeño cambio en el pasado podría variar tremendamente el presente. ¿Encontramos esto en la saga 'Resident Evil? Pues si. Más concretamente en 'Resident Evil 2', donde somos nosotros mismos quienes elegimos cómo se va a desarrollar la trama del juego, y al hacerlo, variamos la de toda la saga. No obstante la serie solamente ha seguido uno de los dos caminos posibles, encontrándonos con una trama opcional que jamás fue continuada.

¿Y cómo se cambia de una a otra? Muy sencillo, escogiendo el orden en el que afrontaremos los dos escenarios de 'Resident Evil 2'. Elijamos el que elijamos, la historia comenzará igual pero desde el punto de vista del personaje escogido, y seguirá paralela hasta que ambos se encuentren durante la intro. Será en la propia intro donde se produzca el pequeño acontecimiento que desencadene una trama u otra, y ese se produce cuando Leon es atacado por un zombie mientras conduce el coche de policía y pisa el freno para evitar estamparse contra el muro de la comisaría. Si al frenar, el coche sigue recto, Leon sale por el lado izquierdo de la calle y Claire por el derecho. Lo que desencadena toda la serie de acontecimientos que se han continuado en la saga incluso hasta las entregas más recientes como 'Resident Evil 6'. Pero si al accionar el freno, el coche derrapa, trompea, y se estampa con la parte trasera, ambos personajes salen del vehículo por lados opuestos variando así todo lo que ocurrirá durante el juego y con ello la trama entera. ¡Esa es la Teoría del Caos!

Curiosidades RE parte 3 08
Índice de contenidos
  1. - 1ª y 2ª
  2. - 3ª y 4ª
  3. - 5ª y 6ª
  4. - 7ª y 8ª
  5. - 9ª y 10ª

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.