avatar

'Yu-Gi-Oh!' no siempre ha sido un juego de cartas - Reportaje Outside Zonared
2 7
MÁS QUE CARTAS INTERCAMBIABLES

'Yu-Gi-Oh!' no siempre ha sido un juego de cartas - Reportaje Outside Zonared

Por Benjamín Rosa Fernández
Categoría: Reportaje
25 de Junio 2016 | 11:00

Pero no todos estos juegos mortales duraban un sólo episodio y era una forma de intentar matar a alguien porque se porta mal. Algunos de estos juegos gozaban de mucha profundidad y tenían el potencial suficiente para convertirse en juegos que den más episodios y situaciones. Pero al final el duelo de monstruos se convirtió en el más popular y al que Kazuki Takahashi quiso dedicar más tiempo.

Monster World

Probablemente mi juego favorito, que fue rápidamente olvidado, es el de Monster World. Ni un sólo videojuego conmemorativo como pasó con otros, y eso que tenía potencial para ser una serie en sí misma. El Bakura que conocemos de la serie no siempre jugaba a las cartas, e invitó al grupo de protagonistas a su casa a jugar a un juego que claramente está basado en la franquicia 'Dragones y Mazmorras'.

Yu-Gi-Oh!

Durante varios episodios del manga los protagonistas se vieron atrapados dentro del juego en una aventura para acabar con el jefe de la mazmorra en una campaña un poco sencilla llena de trucos para forzar la salida de ciertos números en los dados. Es una pena que acabase tan pronto y se olvidase, porque pudo haber dado un manga entero basado en ese juego de mesa o un videojuego lleno de campañas prefabricadas o incluso un creador como RPG Maker o 'Super Mario Maker'.

Pelea de Monstruos

No confundir con "Duelo de monstruos". Cada jugador tiene un artefacto que se sujeta como una pistola y controla los movimientos de un monstruo que se enfrenta al de otro jugador.

Yu-Gi-Oh!

Era todo un simulador de peleas de monstruos uno contra uno que podía tener decenas y decenas de episodios con jugadores con diferentes técnicas, monstruos con habilidades especiales... Pudo haber salido un juego de pelea muy curioso y con personajes muy variados aprovechando que Konami, quien tendría los derechos de videojuegos de 'Yu-Gi-oh!', también posee los derechos de 'Bloody Roar'. Podría haber salido un muy buen spin-off de 'Yu-Gi-Oh!'

Las cartas de los dragones

Vale, éste juego no es tan complejo ni tanto potencial porque no tiene el sistema de sobre de un juego de cartas coleccionables, sino que se compone de una única baraja para ambos jugadores como en una partida de Poker o Mus. Pero igualmente, era un juego con una buena base y ciertas reglas que daban un juego muy estratégico.

Yu-Gi-Oh!

Lo mejor es que su funcionamiento es tal que uno se lo puede hace en casa bajo la norma de que hay cinco tipos de dragón (madera, agua, fuego, metal, y tierra), cada elemento tiene dragones de nivel 1 a 5, y hay que conseguir las tres cartas de un dragón de cierto nivel y cierto tipo. 75 cartas en total que pueden dar lugar a un juego para las tardes de juegos de mesa entre 'Muchkin' y 'Colonos de Catán'.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.