avatar

Última hora El universo del Batman de Robert Pattinson se expandirá con una serie de HBO
Las mayores decepciones de 2015 en la industria del videojuego
2
DE BAJONES VA LA COSA

Las mayores decepciones de 2015 en la industria del videojuego

Categoría: Reportaje
30 de Diciembre 2015 | 11:20

63. Esta es la pírrica cifra que luce el juego de Ready at Dawn en Metacritic, llamado en un principio a revolucionar el género del third person shooter y cumpliendo ahora el papel de hazmerreir del catálogo de exclusivos de PlayStation 4. Resulta contradictorio, sin embargo, que todo el que lo prueba termina encontrándole el gustillo -seguramente por las bajísimas expectativas-, así que... ¿cuál fue el problema de este juego?

The Order: 1886

Sin lugar a dudas, la comunicación. 'The Order: 1886' no es un TPS, o al menos no en base, y Ready at Dawn no supo explicar eso, además que en cada demostración pública únicamente mostraban las pocas fases de tiroteos que nos encontramos durante el transcurso del juego, con lo que la conclusión a la que llegó la comunidad era que se encontraban ante el 'Gears of War' de PlayStation 4. Obviamente, nada más lejos. Pretendía ser una suerte de experiencia interactiva con algunas partes muy contadas de disparos, y eso no tiene porqué ser un problema, pero sí lo es que de interactividad tenía más bien poca. Escenarios y tramos pasilleros en los que la exigencia al jugador pasaba por mantenerse despierto fueron una lacra que pesó demasiado.

Tampoco ayudó la duración del juego. Poco antes de su lanzamiento ya se filtraron gameplays del juego completo finalizado en alrededor de unas 6 horas, y esto era llevado al extremo -es decir, saltando las numerosas cinemáticas- pero la realidad no distaba mucho de eso. La duración máxima de 'The Order: 1886' podía ser de unas 8 horas, y no era eso lo que más quemó a los jugadores, sino la inexistencia de alicientes para alargar su vida útil y sobre todo, el precio, el habitual para un lanzamiento triple A.

The Order: 1886

Así, uno de los juegos que estaba destinado a marcar un antes y un después en la nueva generación se quedó en agua de borrajas, a pesar de lucir un apartado gráfico de lo más espectacular hsta el momento, eso sí, emborronado por unas molestas bandas negras horizontales. No cabe duda de que estamos hablando del juego más decepcionante del año.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.