avatar

Satoru Iwata, de desarrollador de videojuegos a Presidente de Nintendo
3
DESPEDIDA Y CIERRE

Satoru Iwata, de desarrollador de videojuegos a Presidente de Nintendo

Por Sergio Carlos González Sanz
WII DS 3DS WIIU RETRO
Categoría: Reportaje
14 de Julio 2015 | 19:52

En 1985, cuando HAL Laboratory había ya publicado cerca de una decena de títulos en MSX, Iwata participa de forma activa en 'Eggerland Mystery' dejando patidifusos a sus compañeros por sus dotes, velocidad y eficiencia en el trabajo. Poco después fue Nintendo la que llamó a sus puertas, una emergente compañía que ya dejaba claro que había llegado para quedarse. El mismo año en que Super Mario nació en manos de Miyamoto, Satoru Iwata veía desde esas mismas oficinas cómo empezaba a formarse el estudio más importante de la industria.

El inicio de un vuelo interminable

'Balloon Fight' es el que siempre se recuerda como uno de sus máximos y principales exponentes, pero en realidad hubo mucho más. Hirokazu Tanaka ha preferido mantenerse en silencio, nada de mensajes; el compositor original de este título de NES ha decidido crear un remix del tema original de la obra, algo que personalmente hace que me quite el sombrero. Seguramente el señor Tanaka sepa mejor que nadie lo perfeccionista y "maravilloso" -como le ha denominado Reggie Fils-Aime- que era Iwata-san.

iwata

Como decíamos, fueron muchos los proyectos en los que participó como productor o desarrollador, pero quizá 'Kirby's Dreamland' fue su primer gran éxito, un divertidísimo juego para GameBoy que seguramente todos aquellos que tenemos el cartucho original miremos con mejor cara que nunca. Estamos ya en 1992 y quedaban tan solo 10 años para que Iwata estrechase la mano de Hiroshi Yamauchi, para recibir el testigo que solamente ese apellido había sostenido anteriormente en todo un siglo; había 10 años de intervalo entre el primero de decenas de éxitos inusitados, la emersión de una marca en la que él no fue el único responsable, por supuesto, pero sí un visionario que sabía dónde estaba.

Hoy, seguramente, tanto Yamauchi como Iwata estarán riendo juntos mientras recuerdan esas casualidades temporales. Hubo muchos errores en el camino, podríamos hacer un reportaje solamente citando las muchas facetas que hacían de Iwata un hombre al que no pocos mostraban escepticismo, pero con total seguridad fueron más las decisiones correctas.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.