avatar

'Nintendo Labo' y los juguetes: una historia sobre el presente y pasado de la compañía
16
SWITCH, LABO Y JUGUETES

'Nintendo Labo' y los juguetes: una historia sobre el presente y pasado de la compañía

SWITCH
Categoría: Reportaje
28 de Enero 2018 | 12:19

Los juguetes que inspiraron Nintendo Labo

La reciente presentación ante el mundo de Nintendo Labo, unos kits de construcción y juego que combinan piezas físicas de cartón con software digital, ha cambiado totalmente el concepto que hasta ahora teníamos de la consola y de su filosofía. El 17 de enero de 2018 Nintendo Switch dejaba de ser una consola tradicional para convertirse en un centro de ocio multimedia donde lo digital y lo tangible se dan de la mano de manera simultánea al permitir que juguetes y herramientas construidas a base de láminas troqueladas de cartón interactúen con el software mostrado en pantalla. Si la realidad virtual nos mete de lleno en un mundo ficticio, Nintendo Labo y Nintendo Switch logran que lo ficticio aporte sensaciones reales. No hablamos de Digimon y de los niños elegidos, sino de algo que ya es real y que además ha sido posible gracias a los logros de la compañía y los juguetes fabricados en el pasado. Porque este nuevo concepto de consola, que aún es difícil de comprender en su magnitud, también condensa toda la historia de la compañía japonesa.

N&B Block Nintendo

N&B Block (1968)

El propósito de Nintendo Labo no es solo que los niños jueguen de manera diferente a la consola. El proceso de montaje y construcción de las láminas troqueladas de cartón puede llevar horas, y ese esfuerzo y tiempo empleados permite que los más pequeños valoren y cuiden el juguete a la vez que aprenden. El primer juguete que Nintendo saca a la venta con este mismo fin es el N&B Block, también conocido como Nintendo and Block. Este consiste en una serie de piezas similares a los LEGO que permitían construir tanto figuras sencillas como otras más complejas. Naves espaciales, lanzaderas, superhéroes, motocicletas... Fueron muchos los objetos que Nintendo prometía que se podían construir con los bloques de plástico N&B Block, y gracias a un inteligente movimiento de marketing por parte de Yamauchi que humillaba públicamente los bloques de la competencia asegurando que "carecían de piezas redondas", lograron alcanzar una gran popularidad en todo Japón. También se ganaron una demanda de LEGO, pero finalmente los de Kioto salieron airosos del conflicto legal y en los 70 se animaron a ofrecer una línea más elaborada que permitía construcciones complejas como vehículos a motor y estaba destinada a la espectacularidad.

N&B Block comparte la idea de la responsabilidad del niño y el cuidado del juguete en base a la construcción progresiva uniendo piezas. Al igual que ocurre con los diferentes kits Toy-Con de Nintendo Labo, algunos sets de construcción incluían manuales ilustrados que daban instrucciones sobre la construcción de diferentes estructuras: robots, casa, avioneta, la torre de Tokio... Incluso la línea N&B Block House cuenta con un modelo de casa a construir prácticamente idéntica a la casa de cartón presente en el Kit variado de Nintendo Labo.

Paper Model Nintendo

Paper Model (1974)

Nintendo ya había coqueteado anteriormente con el papel para ofrecer a los niños herramientas de construcción más o menos elaboradas que le permitieran jugar con diferentes tipos de figura. El ejemplo más cercano a la idea de Nintendo Labo la tenemos en los Paper Model, unas grandes láminas de cartulina con enormes patrones a color que tenían que recortarse, plegarse y montarse. El tamaño de estas láminas, de unos 50 centímetros de media, fue decisivo para popularizar el producto entre los más pequeños, que quedaban asombrados una vez lograban finalizar su construcción. La oferta era de lo más variada, habiendo colecciones basadas en lugares exóticos como África, con jirafas y cebras, en vehículos como una locomotora con sus respectivos vagones, vehículos de carrera, grandes edificios y ciudades, etcétera. A destacar la serie Panorama, que permitía realizar complejas construcciones como aeropuertos, puentes y edificios históricos.

Una década antes de la llegada de Paper Model al mercado japonés, Nintendo publicó la colección Picture Cutter (1965), que planteaba este mismo concepto ofreciendo en cada paquete varias láminas de papel con patrones de animales, edificios y vehículos, entre otros elementos, que había que recortar utilizando un utensilio incluido junto al producto. Su popularidad llevó a la compañía a sacar en el mismo año una versión electrónica bautizada como New Picture Cutter, cuyo utensilio permitía hacer cortes más precisos.

Drive Game (1966)

Los años 70 fueron el eslabón necesario para comprender el paso que Nintendo dio de los juguetes al ocio electrónico, es decir, las videoconsolas. Es en esta década donde muchos de sus juguetes comienzan a incorporar partes electrónicas, aunque a mediados de los 60 ya comenzaba a mostrar algunos ejemplos. Drive Game, a la venta en 1966, fue idea del gran genio Gunpei Yokoi, quien en ese mismo año presentó la exitosa Ultra Hand y décadas posteriores inventaría los Game & Watch y la Game Boy. Este fue su segundo gran proyecto, el primero en incorporar componentes electrónicos en un juguete.

Drive Game Nintendo

Drive Game fue presentado como una versión de bolsillo de las máquinas recreativas disponibles en los grandes almacenes de Japón. Tanto las máquinas como el juguete permitían conducir un vehículo de pequeño tamaño, el cual se desplazaba a lo largo de una superficie que se iba desenrollando poco a poco para mostrar el camino a seguir. Para Nintendo, Drive Game es un producto muy importante, no solo por lo aclamado que fue en su momento por parte de profesionales, sino también porque fue el comienzo de ese nuevo camino hacia los videojuegos, posible gracias a la figura de Yokoi, muy apreciada en la compañía. Es por ello que en Nintendo Labo encontramos un par de homenajes a este juguete. En primer lugar el manillar de la moto que se puede construir en el Kit variado, el cual se sirve de la pantalla de Nintendo Switch para mostrar el camino a seguir. Y en segundo lugar un volante de coche con pedal de aceleración que será anunciado como parte de uno de los kits que están por llegar en el futuro.

Mención especial a la Color TV Game Racing 112, consola aparecida en junio de 1978 que también cuenta con volante físico y emulaba la experiencia de estar a los mandos de un vehículo desde la más tierna infancia.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.