avatar

ÚLTIMA HORA La izquierda podría gobernar Madrid según los primeros sondeos a pie de urna
Lo mejor y lo peor de 2016 en los videojuegos
2 3
BUENOS Y MALOS MOMENTOS

Lo mejor y lo peor de 2016 en los videojuegos

Categoría: Reportaje
27 de Diciembre 2016 | 09:12

1. Lanzamientos fallidos

Durante este año 2016 hemos tenido juegos fantásticos, pero por desgracia también será recordado por alguno de los lanzamientos más defectuosos de la generación. Esto comenzó en febrero con la llegada del peso pesado del género de la lucha: 'Street Fighter V'. Con una carencia de contenido evidente y alarmante, algo que se veía venir, la gota que colmó el vaso fue el desastroso funcionamiento de sus servidores online, con lo que el que tenía que ser uno de los estandartes de PS4 durante este año era prácticamente una plataforma de competición... en la que no se podía competir. Afortunadamente, el paso de los meses ha servido para solucionar casi todos sus fallos, y con varios modos de juego más, personajes, un matchmaking mejorado y unas partidas sin lag, 'Street Fighter V' es lo que debería ser.

Street Fighter V

Pero nada comparado con lo que vivimos en agosto con el lanzamiento de 'No Man's Sky', que no cumplía prácticamente nada de lo prometido. Sin multijugador -tapado cutremente con una pegatina en la caja-, con un apartado gráfico cuestionable y diseños de criaturas estrafalarios, con mecánicas repetitivas... En efecto fue una revolución de la presente generación, pero para mal. El equipo de Hello Games se llevó no solo críticas, sino insultos o incluso amenazas de muerte cuando se retrasó el juego a solo dos meses de su llegada, para completar una de las historias desagradables del año. El estudio británico sigue trabajando en actualizaciones para hacer de este el juego que siempre quisieron. Esperemos que algún día lo consigan.

No Man's Sky

Y el esperpento terminó -menos mal- en octubre, cuando 'Mafia 3' tampoco estuvo a la altura. Desarrollado por un estudio novato, Hangar 13, fue salvado por sus no tan altas expectativas, pero sus fallos técnicos y lo repetitivo de su desarrollo hicieron mella en uno de los jeugos más esperados del otoño.

2. Un año complicado para Nintendo

No ha sido el año más esplendoroso para Nintendo precísamente, a pesar de haber lanzado un gran éxito para portátiles como 'Pokemon Sol y Luna', 'Super Mario Run' y la casi imposible de encontrar NES Classic Mini. Podría no parecer poco, pero la realidad es que no se ha lanzado ningún juego verdaderamente importante, ya que 'The Legend of Zelda: Breath of the Wild', el último gran lanzamiento para Wii U, se retrasó hasta 2017, para coincidir con la salida al mercado de Nintendo Switch. La presentación de la próxima consola sirvió también para tapar el fiasco de la actual de sobremesa, cuyo cese de producción se hizo ya oficial, terminando con una generación perdida para la compañía de Kyoto.

Zelda

3. Fría acogida para la realidad virtual

El precio de Oculus Rift y HTC Vive no allanó el camino precísamente para esta nueva tecnología que se suponía iba a revolucionar nuestra manera de jugar. Justo lo contrario ocurrió con el de PlayStation VR, que con 399 euros -más periféricos adicionales- ofrecía una alternativa más económica para disfrutar de la realidad virtual, pero al que le faltó esa killer app que hiciera al público acudir en masa a los centros comerciales para hacerse con sus cascos. 'Driveclub VR', 'RIGS', 'EVE Valkyrie'... Aparecieron algunas buenas experiencias, pero insuficientes para convencer a una comunidad ya escéptica con este dispositivo. El lanzamiento este próximo mes de enero de 'Resident Evil 7' podría ser el espaldarazo que necesita, pero aun queda mucho por recorrer para cualquiera de las opciones existentes.

PlayStation VR

4. Una nueva era para las consolas

Probablemente le estemos dando más importancia de la que realmente tiene, pero aquellos tiempos en que nos hacíamos con una consola que se mantenía vigente durante 10 años ya es cosa de otra época. PlayStation 3 y Xbox 360 son las últimas consolas con un ciclo por encima del lustro, y de esta manera, tanto Sony como Microsoft presentaron una revisión de PS4 y Xbox One respectivamente. Sony fue quien dio el pistoletazo de salida hace apenas un mes con PS4 Pro, la actual consola más potente del mercado, pero que por el momento no parece marcar una diferencia palpable con su predecesora, sobre todo sin tener una televisión que soporte una resolución de 4K, y con la polémica añadida de que algunos de los títulos que la alcanzan lo hacen de manera reescalada.

PS4 Pro

Y de cara a finales de 2017 nos encontraremos con Project Scorpio, la nueva consola de Microsoft, que será la nueva consola más potente, cuento que parece que vamos a tener que tragar cada menos tiempo del que nos gustaría. Con la promesa de la inexistencia de juegos exclusivos, es decir, compartirá catálogo con Xbox One, la mayor incógnita que aparece en el horizonte es la del precio, el cual Phil Spencer ya ha confirmado que no será barato. Sea como sea, estas versiones intergeneracionales ya son una realidad, y no parece que nos haga demasiada gracia a ninguno.

5. Cierre de estudios ilustres

A pesar de que se encontraban en horas bajas, el cierre de Lionhead Studios y Evolution Studios no fue ni mucho menos una noticia que dejara a la comunidad indiferente. Peter Molyneux es lo que la gente quiera que sea, pero desde su salida, Lionhead no da una a derechas, y su último batacazo fue 'Fable Legends', que terminó cancelado y con el cierre de uno de los equipos que puso su granito de arena -casi una roca- para situar la marca Xbox en el mapa.

Driveclub

Por su parte, en Evolution Studios pagaron demasiado caro el defectuoso lanzamiento de 'Driveclub', un juego que poco a poco, y a lo largo de muchos meses, continuaron mejorando y añadiendo contenido hasta convertirlo en uno de los mejores juegos de conducción de la generación. No fue suficiente, y después de trabajar con la licencia oficial del Mundial de Rallies hace ya muchos años y crear una de las IP de carreras más queridas por los fans de PlayStation, 'Motorstorm', terminaron diciendo adiós. O más bien "hasta luego", y es que gran parte del equipo se unió a otro estudio británico especialista de las cuatro ruedas: Codemasters. Juntos, pueden hacer grandes cosas en el futuro, lo que deja un gran halo de esperanza para Paul Rustchinsky y compañía.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.