avatar

El canto de cisne de Kickstarter: 'Shenmue', 'Bloodstained' y 'Yooka-Laylee' - Reportaje
2
UNA HISTORIA REAL

El canto de cisne de Kickstarter: 'Shenmue', 'Bloodstained' y 'Yooka-Laylee' - Reportaje

Por Sergio Carlos González Sanz
Categoría: Reportaje
31 de Agosto 2016 | 21:58

Viajemos de nuevo al E3 2015, esa mítica e inolvidable conferencia de Sony en la que parecía que nada podía mejorar. Tras la confirmación de 'The Last Guardian' de Fumito Ueda en PlayStation 4 para 2016 y ese teaser tráiler de 'Final Fantasy VII Remake' con lanzamiento temporal en exclusiva para la máquina de Sony, un vídeo muy nostálgico hacía que miles de jugadores se llevasen a la cabeza. Decenas de hojas caían de los cerezos mientras Yu Suzuki entraba en el escenario; 'Shenmue III' era real.

Hay muchos que siguen criticando la política de Sony de anunciar un Kickstarter en su conferencia, pero fue así. Tras un vídeo introductorio que trataba de explicar las ganas del desarrollador nipón de terminar este libro, esta historia que nunca pudo finalizar, su campaña de financiación se iniciaba con una meta clara: 2 millones de dólares. Volver a controlar a Ryo Hazuki en PlayStation 4 o PC sería posible a finales de 2017 si Yu Suzuki conseguía reunir el dinero necesario.

'Shenmue III', el que muchos quieren y tan pocos jugaron

shenmue

Las preguntas comenzaron a surgir como la espuma, pues hubo bastantes errores en la forma de presentar este esperadísimo título. En primer lugar lo desfasado de su apartado técnico, que más bien recordaba a un juego de la pasada generación. Por su parte, la escasa transparencia con el respetable en lo que respecta a la financiación; los objetivos de la campaña rozaban el absurdo y se requerían cantidades desproporcionadas de dinero para dichas propuestas. ¿Dónde queda Sony en todo esto? ¿Pondrían dinero? ¿Por qué no se confirmó una versión en formato físico para PlayStation 4?

Los rumores finalmente se esclarecían y Sony reconocía estar involucrada como socia para ayudar. Era algo lógico, de hecho sigue pareciendo un verdadero paripé que una obra que en su momento necesitó cerca de 50 millones de dólares para realizarse ahora simplemente precisara de dos de ellos.

yu suzuki

Con el paso de las semanas fue el propio Yu Suzuki quien reconoció que todas las ideas que rondaban su cabeza, todo ese basto mundo, solamente podría recrearse en caso de alcanzar los 10 millones de dólares recaudados. No sabemos cómo se le quedó la cara a Koji Igarashi al leer esta afirmación, pero seguramente tragó saliva al ver semejante barbaridad. Si ya 5.5 millones había sido un trabajo interminable, aspirar a dos veces esa cantidad sonaba a utópico.

Yu Suzuki le ganó el pulso a Igarashi

El final de esta historia fue afortunadamente gratificante, superando a 'Bloodstained' a pocas horas de terminar el proyecto y una especie de locura como colofón final. Cuando solamente restaban 13 horas para que 'Shenmue III' dijese adiós a Kickstarter y que Ys Net se disposiera a trabajar, eran 5.56 los millones de dólares recaudados. No obstante, al levantarnos al día siguiente veíamos que esos 61.600 patrocinadores se habían convertido en 69.673. Las cifras, que superaban cualquier tipo de récord en Kickstarter sin importar el medio, aumentaban hasta los 6.333.295 dólares, algo que seguramente no volvamos a ver en mucho tiempo. Quizá años.

Este tridente formado por 'Yooka-Laylee', 'Bloodstained: Ritual of the Night' y 'Shenmue III' daba alas una vez más a la financiación de videojuegos, daba ilusión a tanto backers como compañías para seguir creyendo y finalmente lograr sus objetivos, pues al fin y al cabo se trata de casos que en muchas ocasiones no podrían ver la luz de otra manera.

Queda mucho para que podamos jugarlos, exprimirlos y analizarlos; el momento más difícil está por llegar. Será entonces cuando sepamos si tantos miles de personas deberían habérselo pensado dos veces o si, por el contrario, deberíamos platearnos pasar por este portal de vez en cuando.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.