avatar

Indies en quiebra: opiniones y experiencias del "fenómeno crowdfunding"
10
EXPERIENCIAS INDIE

Indies en quiebra: opiniones y experiencias del "fenómeno crowdfunding"

PC MAC
Categoría: Reportaje
21 de Diciembre 2017 | 13:30

El estrés

Si hay algo en lo que están de acuerdo los más agraciados de la financiación colectiva y los peor parados es en que el periodo de un mes aproximado que dura este proceso es agotador física, anímica y mentalmente. El caso es ¿cómo afectó a estos tres entrevistados y sus compañeros de fatiga?

"Al final se trata de exponerse ante el mundo, y a veces eso no es agradable. Si el proyecto tiene poco éxito, te pasan mil pensamientos por la cabeza. Si tiene éxito, pero poco, también. E incluso si tiene mucho éxito seguro que te planteas que haya sido suerte o parecido," afirma Prat. Y sobre los trucos para sobrellevarlo: "trucos no hay. Lo que sí se ha de ser consciente de ello y poner todo este peso en la espalda de alguien que sepa llevarlo, porque durante la campaña habrá muchos momentos en los que se requerirá una reacción rápida o hacer algo concreto, y si el encargado se viene abajo y no se aprovechan esas oportunidades hasta el final será muy complicado sacarla adelante. Ahí también entra todo el grupo, al final el estado anímico de un estudio es trabajo de todos. Es una maratón, casi literalmente, ya que incluso físicamente cuesta mucho esfuerzo y horas de sueño. Es un trabajo a tiempo completo."

"Es una montaña rusa. Experimentas desde la alegría más desbordante a la desesperación más absoluta, y todo aquello que está entre medias. Distanciarse de ello es virtualmente imposible. Para sobrellevarlo mejor, creemos que lo más adecuado es que el éxito de tu proyecto no dependa del de la campaña," es la experiencia de Carlos.

Xenocider

Entre el equipo de Retro Sumus pasó un poco de todo durante su campaña. "¿Que si afecta? Creo que nunca nos hemos sentido tan unidos y al momento tan desunidos. Un día en el que consiguiéramos muchos backers podíamos tratarnos como amigos de toda la vida, creer que nos íbamos a comer el mundo, y al siguiente cabrearnos y culparnos unos a otros del fracaso que de repente veíamos venir, o de un comentario negativo recibido, o vete tú a saber.

A nivel personal, yo caí enfermo unos 4 días, en los que prácticamente no dormí contestando a cada comentario en Kickstarter, en Facebook, en Twitter, por correo, compartiendo cada nueva captura, montando nuevos vídeos, y no sé cuántas cosas más. Mis compañeros, por su parte, en uno de esos arranques de ilusión y optimismo, se sacaron de la manga un nuevo nivel para la demo del juego en cuestión de uno o dos días, casi doblando a efectos prácticos la duración de la misma al poco tiempo de empezar la campaña. Fue una locura," afirma Oliveros.

Coincide Eric. "Realmente es un periodo de mucho estrés para todo el equipo ya que, no sólo el equipo de PR tiene que estar 24h encima de esto, los artistas también tienen que estar a tope generando material para poner en redes, enviar a prensa... y todo el equipo acaba estando encima de ello para no sacar algo que no esté al 100%, y en esos días es crucial ser resolutivo inmediatamente, ya que depende mucho de los timings que nuestra campaña arranque o no."

Dawn of the Devs

También lo hace Alfredo y de paso comparte alguna herramienta que parece interesante pero ya tal. "Afecta al principio, cuando estás todo el día refrescando a ver cuánto dinero entra. Afecta cuando te das cuenta de que no vas a conseguirlo. Nosotros el primer día pensamos que esto estaba hecho, y no. Te pasas toda la campaña metido en páginas como Kicktraq, que dicen que predicen el éxito o fracaso de una campaña pero realmente no sirven para nada. También en nuestro caso pasa una cosa, y es que los dos venimos de muchos años en la industria. Estamos acostumbrado a la frustración y a que proyectos interesantes acaben en un cajón. Para cuando cerramos la campaña, enviamos un correo de agradecimiento a los backers y a otra cosa. En el fondo tampoco pasa nada. En campañas de crowdfunding han fracasado veteranos de la industria del videojuego con una reputación enorme.

Respecto a si hay un truco, pues no sé. Quizá que hay que enfocar una campaña de una forma más distante. Y tener en mente que cuando una campaña fracasa, al día siguiente la Tierra sigue girando alrededor del Sol. No es el fin del mundo ni mucho menos. No pasa absolutamente nada por fracasar." El pensamiento positivo es útil, casi siempre.

Oliveros da también algunos "Consejos lógicos: medir bien los tiempos de las actualizaciones de tu campaña para mantenerla viva y siempre interesante, llevarte bien con tus compañeros de equipo (por lo que más quieras), y confiar los unos en los otros, porque cada uno tiene su labor en la que está especializado y el apoyo mutuo es fundamental. Es inevitable frustrarse y que el estrés te lleve a culpar de un error al responsable de la música, del dibujo o de los cafés, pero si te metes en una campaña así, o en cualquier desarrollo independiente, o hay buen ambiente y buena fe, o no se puede salir adelante. ¡Al menos, no de una forma remotamente sana!"

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.