avatar

Nuestra experiencia con la retrocompatibilidad de Xbox One, así funciona
1
XBOX

Nuestra experiencia con la retrocompatibilidad de Xbox One, así funciona

X360 XOne RETRO
Categoría: Reportaje
25 de Julio 2015 | 09:53

¿Cómo funciona?

Parecía imposible, ¿verdad?. De hecho, tanto Microsoft como Sony nos aseguraron que no era posible de ninguna manera mover juegos de sus respectivas consolas anteriores en las nuevas. Sin embargo, casi por arte de magia (y con total seguridad tras unos cuantos cientos de horas de trabajo por parte de los ingenieros de Xbox) la retrocompatibilidad amanece en Xbox One.

Phil Spencer

Lo que propone Microsoft para emular 360 en Xbox One es que descarguemos la copia digital de nuestros juegos, ya sean físicos o digitales. De esta manera lo que hace la consola es arrancar el sistema operativo de Xbox 360 junto al juego que queremos poner en marcha. Así lo explicaba Phil Spencer: "La emulación es difícil (...) El enfoque que hemos tomado es realmente emular el hardware completo de Xbox 360. Así que el sistema operativo de Xbox 360 es en realidad lo que se pone a funcionar cuando se ejecuta un juego (...) Los juegos de Xbox 360 interpretan que están corriendo sobre el sistema operativo de Xbox 360. El OS de 360 interpreta que está corriendo en el hardware, lo que es falso, ya que está funcionando sobre una máquina virtual. De otra parte, Xbox One interpreta que es un juego".

Al echar a andar el combo Xbox 360 OS junto al juego de Xbox 360 como si fuese un título de Xbox One, nuestra experiencia con juegos de Xbox 360 mantiene todas las funciones que ofrece Xbox One. Esto es: streaming, captura de vídeo con Game DVR, captura de screenshots, acoplar aplicaciones, Skype... funciona, a fin de cuentas, exactamente igual que un juego de Xbox One.

La gran diferencia con Xbox 360 y Xbox original radica en que en ese caso el proceso de adaptación tenía que ser individual para cada juego. Ahora han creado una suerte de "maquina virtual de Xbox 360 para Xbox One", por lo que lo que tenemos una tecnología común, ya desarrollada, y sólo deben ir añadiendo juegos a la lista. El resultado con este planteamiento es mucho más eficiente y mucho más satisfactorio.

En la práctica

En la práctica es similar a la retrocompatibilidad que ofrece Wii U. Hasta hace no mucho el proceso de emular el sistema de Wii sobre Wii U era muy consciente para el usuario, ya que para jugar a los juegos de Wii teníamos que arrancar por necesidad el "Modo Wii" en el interfaz de Wii U. Esto era un viaje en el tiempo que nos trasladaba al interfaz de Wii, desde donde podíamos ejecutar nuestros videojuegos e incluso comprar aplicaciones en el Canal Tienda. La lógica es similar a la de la retrocompatibilidad de Xbox One y Xbox 360. De hecho, ahora los juegos de Wii también se puede ejecutar desde el escritorio de Wii U sin necesidad de pasar por el Modo Wii del que hablamos.

Retrocompatible

Si tenemos un juego de la lista de retrocompatibles de Xbox One en formato digital, a los miembros del programa preview de Xbox One les aparecerá directamente en "Mis Juegos y Aplicaciones" en la sección de "Listo para instalar". No es necesario ir a la tienda para acceder a los juegos de Xbox 360, simplemente aparecerá entre nuestra biblioteca de juegos de Xbox One por arte de magia. Si por otro lado disponemos de la copia en formato físico, al meter el disco se descargará la versión digital del juego. Una vez descargada tendremos que tener siempre que queramos jugar el DVD del juego metido en la consola. Nosotros estaremos jugando con la copia digital que se ha descargado, pero necesitamos la copia física en el lector para validar que efectivamente tenemos el juego en cuestión.

Una vez instalado en el disco duro ese juego tendrá el mismo estatus que uno de Xbox One, de tal forma que podremos ponerlo como pin en el escritorio si lo queremos tener a mano, y se gestionará igual que cualquier otro título de nuestra biblioteca.

Xbox 360

Al arrancar el juego de Xbox 360 veremos la animación de inicio de Xbox 360, lo que nos indica que se está iniciando el sistema operativo de la vieja consola. Tardará un poco más de lo habitual en arrancar, ya que por el medio iniciamos sesión en el live de 360. Llegados a este punto, lo único que nos recordará que estamos jugando a un juego de 360 en lugar de a uno de One son los pop-up de notificación de logro, que mantienen el aspecto de Xbox 360. Mientras tanto podemos utilizar todas las funciones de Xbox One sin ningún problema, ya que el botón guía del mando despliega los menús de Xbox One.

Con la retrocompatibilidad en Xbox One todos los juegos de Xbox 360 cuentan con v-sync, lo que logra un acabado visual mejorado en los juegos. En imágenes estáticas se aprecia un aspecto más refinado en títulos como 'Mass Effect'. Sin embargo es una tecnología aún en desarrollo, una tecnología que estamos probando, y el rendimiento aún tiene que ajustarse para paliar las caídas de framerate. En Digital Foundry tenéis un análisis técnico muy detallado del estado actual.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.