avatar

RETRO 'Flicky', la historia del pajarito azul de los juegos de 'Sonic'
ANTES DE SONIC

RETRO 'Flicky', la historia del pajarito azul de los juegos de 'Sonic'

PC
Categoría: Analisis
7 de Diciembre 2013 | 18:54

A principios de los años 80, Sega y Nintendo buscaban hacerse un nombre dentro de panorama videojueguil, y la mejor forma de hacer eso entonces era tener un juego de arcade sencillo pero adictivo que enganchase a los jugadores. Namco tenía a 'Pac-Man', Konami tenía a 'Frogger', Nintendo tenía a 'Donkey Kong', y Sega tenía a 'Flicky'. Estamos hablando nada menos que del año 1984, cuando este juego llegó a los salones arcade y a la SG-1000, la primera consola de Sega. Si, muchísimo antes de que 'Sonic' llegase siquiera a ser un proyecto.

La primera mascota de Sega

'Flicky' era la estrella de Sega, un arcade sencillo pero adictivo protagonizado por un personaje simpático y carismático, y en aquel entonces no hacía falta mucho más. El protagonista tenía el mismo nombre del juego, y Sega solía incluirlo en otros juegos suyos a modo de cameo, juegos tales como 'Fantasy Zone', o 'Teddy Boy'. Podría decirse que Flicky fue la primera mascota de Sega nacida de un propio juego, y el plumaje azulado de esta ave así se encargaba de reflejarlo al ser el color de la compañía. Sin embargo con la llegada de 'Super Mario Bros.' los juegos de plataformas se impusieron y fueron relegando a los sencillos arcades clásicos al ostracismo, de hecho el propio Mario reemplazaba a Donkey Kong como mascota de la compañía, a pesar de que el fontanero había nacido dentro del mismo juego. En Sega fueron conscientes de que el género de las plataformas era la nueva moda, y decidieron crear un nuevo personaje principal para la compañía capaz de hacer frente a Mario ante la inminente rivalidad que se avecinaba entre estas dos empresas. Así Sega creó a Alex Kidd para que fuese su nueva mascota, relegando casi al olvido al simpático pájaro azulado.

Flicky 01

Alex Kidd rivalizó con el fontanero en aquellos primeros compases en la rivalidad entre Nintendo y Sega, pero jamás llegó siquiera a acercarse al éxito del mostachudo italiano. Sega se estaba quedando muy atrás en todos los aspectos, y en la compañía sabían que mientras no tuviesen un juego de plataformas protagonizado por un personaje capaz de hacerle frente a Mario, no habría nada que hacer. Por esto a principios de los 90 comenzó a gestarse la creación de una nueva mascota, que como todos sabemos acabó siendo Sonic. Sin embargo Sonic no vino solo, si no que se trajo a un aliado que desde entonces iba a aparecer en sus juegos como quien no quiere la cosa, un aliado en forma de pajarito azul llamado Flicky. Ya sabéis lo que ocurrió después, Sonic fue un éxito rotundo a nivel mundial, y tomó el puesto de Alex Kidd como mascota de Sega.

Flicky 06

Como si de una historia de venganza se tratase, Flicky había regresado disimuladamente camuflado como uno más de los animalitos inocentes que Eggman (Robotnik) secuestraba en los juegos del erizo. Además aquel mismo año se publicó para Mega Drive una conversión del arcade clásico de Flicky, juego que llegó a Japón solamente en formato descargable para el servicio online de Mega Drive (Si, los juegos descargables no son precisamente invento de ahora). Para el resto del mundo se publicó este juego en formato físico, ya que este servicio online solo estaba disponible en el país nipón. Esta versión para Mega Drive es sin duda la más conocida por los jugadores, y además vino a dejar claro que Flicky era mucho más que un simple invitado en los juegos de Sonic, aunque la enorme popularidad del erizo hizo que esto prácticamente se olvidase con los años.

El pájaro y el erizo

Desde entonces Flicky ha estado totalmente asociado a Sonic como un personaje más de la franquicia, apareció en prácticamente todos los juegos del erizo tanto en 16, como en 8 bits, y se mantuvo ahí en las siguientes generaciones. Tanto es así que podemos verle hasta en 'Sonic Lost World' para WiiU y 3DS. Hasta llegó a compartir juego con Mario al aparecer como parte del público en los juegos de la serie 'Mario & Sonic', lo cual es cuanto menos curioso, y es un detalle que seguramente a muchos les había pasado totalmente inadvertido. Seguro que ya no volvéis a ver con los mismos ojos a ese inocente pajarito cuando lo volváis a ver revoloteando por un juego.

Flicky 03

En cuanto a su juego original, como ya hemos dicho se trata de un arcade muy básico, el objetivo consiste en recorrer el nivel plataformeando y evitando obstáculos para encontrar a los polluelos de Flicky que están desperdigados por el nivel. Cada vez que toquemos un polluelo (llamados Chirps), este empezara a seguirnos formando una cola detrás de Flicky, ahora deberemos llevarlo hasta la seguridad de la salida del nivel, pero no será cosa fácil, pues el hambriento gatito Tiger, y el escurridizo lagarto Iggy, están dispuestos a convertir nuestra prole en su cena, así que deberemos evitarlos hasta conseguir alcanzar la puerta de salida. Según cuantos polluelos llevemos cuando toquemos la salida, recibiremos más puntos al salvarlos en sucesión formando un combo. Esta curiosa mecánica fue la base de uno de los juegos del erizo para Mega Drive, Saturn, y PC. Hablamos de 'Sonic 3D Flickies Island', un título donde Sonic debía rescatar a Flicky y otros miembros de su especie y llevarlos hasta la salida del nivel formando una cola tras de sí.

Flicky 04

Los niveles se recorren lateralmente y el desplazamiento por ellos se hace en bucle, de modo que si nos desplazamos solo hacia la izquierda llegaremos una y otra vez al mismo sitio, habrá que tener esto en cuenta a la hora de planear como movernos para evitar a los enemigos. La única forma que tendremos de dejar fuera de combate a gatos y lagartos, será recoger unos pequeños objetos arrojadizos esparcidos por los niveles, estos objetos saldrán disparados en cuanto saltemos, así que deberemos controlar el momento idóneo para saltar si queremos que alcancen su objetivo. Entre los niveles también encontraremos fases de bonus en las que el objetivo será recoger a tantos polluelos como sea posible en una cesta mientras caen del cielo, evitando así que se estampen contra el suelo.

Arcade de los 80 en estado puro

Hay que tener en cuenta que se trata de un juego arcade de principios de los 80, y como tal el objetivo es simplemente conseguir la mayor puntuación posible hasta que perdamos todas nuestras vidas. Los niveles se Irán repitiendo cada vez con mayor dificultad, así que la gracia de este tipo de juegos está en el pique por ver que jugador consigue hacerse con la mayor puntuación. Los jugadores habituados a los juegos de la época reconocerán este sistema y quedaran enganchados sin remedio, pero los jugadores de hoy en día menos habituados a estas cosas, quizá encuentren el juego demasiado simple.

Flicky 05

El control es sencillo y fácil de aprender, pues solo nos movemos a izquierda y derecha y saltamos. Sin embargo Flicky parece no tener muy buen agarre y tiende a derrapar cuando vamos muy rápido y queremos cambiar de dirección, lo que nos obligará a estar atentos de hacia donde vamos si no queremos darnos de bruces con un enemigo. Al salto cuesta un poco cogerle el tino al principio por su particular inercia, pero no lleva mucho tiempo dominarlo para poder empezar a jugar en serio a ver quien consigue el mejor record demostrando sus habilidades.

Flicky 02

Además de las ya mencionadas versiones para arcade, SG-1000, y Mega Drive, también hubo versiones para ordenadores personales de la época tales como el famoso MSX, así como para sistemas de Sega posteriores tales como Mega CD, o Saturn. Estas dos últimas versiones son prácticamente desconocidas, y solo vieron la luz en Japón. La versión de Saturn se limitaba a mejorar levemente los gráficos del arcade, mientras que la de Mega CD vino en la primera entrega de un recopilatorio llamado 'Sega Games Can', estos recopilatorios incluían juegos de Mega Drive que solamente habían salido mediante descarga en Japón, y les añadían algunas mejoras. En el caso de Flicky se añadió música en calidad CD, y un sistema para registrar nuestras iniciales y asociarlas al record que habíamos conseguido, este record quedaba guardado en la memoria interna del Mega CD para que no se perdiese al apagar la consola. Como datos curiosos, estos recopilatorios hacían honor a su nombre al venir el disco de juego guardado dentro de una lata metálica redonda. Y además de sencillos juegos descargables, también incluían algunos DLC para el juego 'Phantasy Star 2' de Mega Drive.

Fácilmente accesible

Jugar a Flicky hoy en día es tremendamente sencillo, ya que Sega lo incluyó en prácticamente todos los recopilatorios de juegos de Mega Drive que se publicaron en formato físico para consolas como: Game Cube, Playstation 2, Xbox, PSP, 360, o PS3. Eso si, no lo busquéis en la Consola Virtual de Wii, ya que inexplicablemente jamás fue incluido en ella. Si lo que queréis es jugar con el cartucho y la consola originales, hacerse con una copia no es muy caro, pero si es relativamente difícil de encontrar. Siempre que busquéis la versión de Mega Drive claro, ya que todas las demás versiones son rarezas terriblemente difíciles de conseguir.

Como veis las cosas no son siempre lo que parecen, y ese inocente pajarito azul de los juegos de Sonic escondía tras de sí mucho más de lo que se podía imaginar. Si sois fans del erizo azul, o de Sega en general, o de los juegos arcade sencillos de principios de los 80. Aquí tenéis un juego altamente recomendable con una curiosa historia a sus espaldas.

Lo mejor:

Su colorido y simpatía. Pura jugabilidad arcade de principios de los 80. La curiosa historia que esconde, ideal para contar como anécdota en reuniones de jugadores.

Lo peor:

Su excesiva sencillez puede echar para atrás a jugadores poco habituados a los viejos arcades ochenteros.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.