avatar

Análisis de 'Ys Origin' para Nintendo Switch, demonios, música y mucha acción
ACCIÓN

Análisis de 'Ys Origin' para Nintendo Switch, demonios, música y mucha acción

Por Manu Mora
SWITCH
Categoría: Analisis
3 de Octubre 2020 | 20:30

Hay juegos que envejecen realmente mal. Y, por desgracia para nosotros, muchos de ellos suelen ser títulos de acción o RPG enfocados en un combate en tiempo real más que en los turnos. Sin embargo, por suerte, tenemos honrosas excepciones como la saga 'The Legend of Zelda' y, si me permitís el atrevimiento, esta de 'Ys'.

Y es que pese a ser un juego que tiene más de diez años a sus espaldas, la jugabilidad que nos trae Falcom con 'Ys Origin' es realmente divertida. No aburre, es directa, tiene su dificultad modulable y va a la parte que importa: la acción.

Sí que es cierto que los gráficos no son su punto fuerte. Pero es que los títulos de Falcom no van a ser los más punteros en este sentido. Pero la verdad es que cumplen, funcionan bien y nos dan un punto de apoyo a la historia más que aceptable.

Si a eso le sumamos que en Nintendo Switch la cosa funciona realmente bien ya tenemos una verdadera joyita para los amantes de los ARPG.

De diosas y demonios

Vamos a llamar las cosas por su nombre y, por ello, no veréis en este análisis palabras bonitas hacia la trama o el argumento de 'Ys Origin'. Realmente estamos ante algo que no va a innovar en absoluto porque se trata de una precuela que ocurre 700 años del primer juego de la saga.

Un reino pacífico, Ys, es atacado por demonios que vete tú a saber de dónde han salido. Para evitar ser invadidos por ellos, las dos diosas protectoras se llevan el país entero al cielo pero, una vez allí, desaparecen y aparentemente entran en una Torre Demoníaca infestada de estos demonios que intentan alcanzar Ys.

Nuestro reto será el de encontrar a las diosas, saber qué están haciendo y por qué han desaparecido. Y ya que estamos, eliminar a todos los demonios que se nos presenten por el camino.

Conforme avancemos esta historia se irá desarrollando y, curiosamente, según elijamos a un personaje o a otro (y más adelante al secreto), tendremos un desarrollo y un punto de vista de la trama diferente.

Ys 1

Esto hace que, aunque no estemos en el argumento más profundo de todos los RPG habidos y por haber, no se nos hace repetitivo y nos ayuda a entender un poco el lore de esta saga que, por cierto, no es necesario conocer para jugar al título.

Rápido, directo y diferente

Lo bueno de 'Ys Origin' es que nos vamos a encontrar con un juego que va directo a la acción. Tras ver una introducción en los primeros minutos, pasaremos directamente a invadir la Torre Demoníaca y a enfrentarnos a los demonios que allí nos encontremos.

Para ello tendremos, inicialmente, la posibilidad de elegir entre dos protagonistas (sí, esta vez no es Adol). El primero de ellos es un mago y la segunda una guerrera. Podría parecer que esto es más estético que otra cosa pero lo cierto y verdad es que estamos ante jugabilidades radicalmente distintas entre ellas.

Hugo, el mago, usa ataques a distancia. Podríamos decir que convierte el juego en el típico juego de "navecitas" pero con un mago lanzando rayitos a diestro y siniestro.

Por su parte, Yunica es más tradicional y usa un estilo de combate cuerpo a cuerpo. Podríamos asemejarlo con el que vemos en Adol, el protagonista de la mayoría de los juegos de 'Ys', pero eso sería hacerle poca justicia al muchacho. Sí que la veremos pelear y hacer combos rápidos, pero realmente estamos en una versión muy inicial de lo que es el combate de la saga.

Hay, además, un personaje que se desbloquea más adelante y que incorpora nuevas mecánicas diferentes a las de estos dos protagonistas. Pero no os haremos spoilers sobre ello.

Ys jugabilidad

Conforme avancemos en la torre iremos encontrando potenciadores y mejoras de equipo que nos permitirán hacer más combos, más técnicas y más habilidades. Algunas servirán incluso fuera de combate, permitiéndonos alcanzar zonas o caminos que de otra forma no podríamos.

Por desgracia, conforme vayamos consiguiendo más y más artefactos solo podremos llevar equipado uno de cada tipo. Cambiar entre ellos es una tarea que debería de ser fácil y ágil. Sin embargo, 'Ys' (la saga entera) no lo permite y tenemos que abrir el menú y seleccionar los elementos que queremos usar y los que no.

Esto hace que los combates contra los jefes tengamos que planteárnoslos muy pero que muy bien. Más que nada porque durante estos no podremos acceder al menú y eso implica que no tendremos acceso a objetos de curación ni cambios de equipamiento.

Así que, ya sabéis. Antes de un jefe, aseguráos de que tenéis todo lo que necesitáis a mano y equipado. Si no, os espera la muerte.

¿Rejugabilidad? Sí, sí y sí

Hemos dicho que hay dos (o tres) protagonistas y sistemas de juego. Sin embargo, la gracia de jugar con ellos no está solo en ver cómo funcionan y cómo se manejan. Hay algo más interesante en todo esto.

Cada uno de ellos nos llevará por un camino distinto y, en algunas ocasiones, veremos pasajes, enemigos y hasta jefes finales diferentes. Esto implica que también veremos personajes que cambian según nuestra elección y partes de la historia se verán solo del lado de cada uno de ellos.

En este sentido, permitidme que haga una comparación un tanto extraña, pero podríamos decir que se parece en el planteamiento a 'Kingdom Hearts: Birth by Sleep'. Cada uno de los protagonistas lleva una parte de la trama y toda la historia la conoceremos cuando la hayamos completado con todos ellos.

Por suerte (o por desgracia, según se mire), la Torre Demoníaca no es precisamente larga. Podremos acabarla en relativamente poco tiempo (a mi me costó unas 11 horas y poco). El segundo intento es más corto y cuando hagamos un tercero posiblemente iremos directos a lo que queremos.

Ys 4

Esto hace que, aunque lo repitamos varias veces, no se haga repetitivo en absoluto. Además, seguramente encontraremos cosas que en las primeras vueltas no vimos y más objetos y caminos secretos.

Elementos interesantes

Como buena remasterización, 'Ys Origin' llega con contenido para entretener bastante y aunque la historia principal sea cortita, podemos alargar la vida del juego con varios modos alternativos.

Para empezar, la dificultad es algo que podremos cambiar como queramos. Inicialmente tenemos tres modos (fácil, normal y difícil). Si queremos realmente un reto en alguna de las partidas que hagamos, solo tenemos que subir un peldaño... y sufrir como nunca porque, os lo advierto, 'Ys Origin' en niveles de dificultad alto es complicado.

También veremos modos de contrarreloj o combates contra jefes. Realmente son estos enemigos los que ponen a prueba todas nuestras habilidades. Son gigantescos y, como os he comentado antes, no permiten el acceso al menú por lo que no podremos ni curarnos ni cambiar de equipación.

Esto hace que tengamos que exprimir al máximo todas nuestras armas. Tanto las ofensivas como, sobre todo, las defensivas. Y hay algo que 'Ys Origin' nos enseña: a tener paciencia.

La mayoría de los grandes enemigos que nos enfrentemos tendrán mecánicas complicadas y que solo nos darán un momento de apertura. Hay que esperar pacientemente porque ir a lo loco es, seguramente, lo último que hagamos con los personajes.

Un entorno 'Ys

Si hay una cosa que no cambia para nada en la saga 'Ys' es su ambientación y su estilo propio. Evidentemente, este 'Ys Origin' no tiene nada que ver gráficamente con 'Ys VIII: Lacrimosa of Dana', pero sí que es cierto que comparte muchos elementos en común con ella.

Para empezar, quizás lo más característico de todo es su banda sonora. En eso, por suerte, la saga no ha cambiado. Los temas que nos traen los chicos de Falcom son cañeros, muy rápidos y con un sonido que reconoceremos nada más empezar a subir la Torre Demoníaca.

Ys Boss

En cuanto a gráficos, como he dicho antes, no estamos ante la panacea de los juegos de rol. Pasa lo mismo con la saga 'The Legend of Heroes' con la que va al mismo ritmo. No tenemos más que ver los juegos de 'Trails of the Sky' y compararlos con este 'Ys Origin'.

Aún así, el trabajo de remasterización que han hecho lo deja en muy buen estado. Los diseños son muy nítidos y las texturas consiguen un resultado bastante bueno. Quizás lo que más se resiente en este sentido es el tema de las animaciones ya que no veremos tanta variedad de movimientos como en los títulos más actuales.

Conclusiones del análisis de 'Ys Origin'

'Ys Origin' es una precuela de toda la saga 'Ys'. Su argumento, como hemos dicho, ocurre muchos años antes del primer juego oficial de la franquicia (de allá por 1988). Precisamente por eso, no hace falta que conozcamos nada del lore porque él mismo se va a encargar de ir dándonoslo poco a poco.

Esta ambientación hace que, por primera vez, Adol no sea el protagonista. Pero esto no lo hace menos 'Ys'. Al contrario. Nos deja experimentar con jugabilidades distintas y un sistema de desarrollo de "trama" diferente y fresco.

Para más cosas a su favor, hay que recalcar que este juego llega en castellano. Una grata sorpresa que hará que los que tienen problemas con el inglés no tengan ahora excusas para no probar una de las sagas de rol más antiguas que hay aunque, por desgracia, no tan conocida.

El conjunto de este 'Ys Origin' es muy satisfactorio. Jugabilidad, aventuras, acción, banda sonora y novedades. No es un título que requiera más gráficos de los que tiene pero sí que puede chocar con la jugabilidad que tenemos con los más actuales. Al fin y al cabo salió en Japón allá por 2006.

Esto hace que jugarlo en Nintendo Switch sea una delicia, tanto en modo portátil como en modo sobremesa. El juego va perfecto en todos los sentidos y no cae en ningún momento. Por lo tanto, si te gusta la saga 'Ys' o quieres embarcarte en ella, este es un juego rápido que te dará unas cuantas horas de diversión.

7,9

Lo mejor:

- en castellano

- acción directa

- diferente a los 'Ys' tradicionales

Lo peor:

- gráficamente puede quedarse un poco por detrás

- es "cortito"

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.