avatar

Violencia, sexo y videojuegos: Los títulos más polémicos de la industria - Reportaje
LA HISTORIA DE LA POLÉMICA

Violencia, sexo y videojuegos: Los títulos más polémicos de la industria - Reportaje

Por Rocío Pastoriza
PC
Categoría: Reportaje
26 de Julio 2015 | 11:14

Recuerdo mi más tierna infancia, cuando jugaba con mi hermano a la PlayStation. En realidad no es que fuera muy tierna, pues en algunas tardes ocupábamos nuestro tiempo libre en jugar a 'Loaded', un shoot'em up bastante bruto, o al menos debería serlo para los niños que éramos. Nos hubiera insensibilizado la televisión o no, a quien no le hizo mucha gracia ver el juego y toda aquella sangre desparramada fue a mi madre el día que entró al salón y nos vio con las manos en la masa. O en el mando, mejor dicho.

La pesadilla de nuestras madres

Que una madre se escandalice, te castigue y te confisque un juego es normal. Que todas las madres del mundo quieran confiscar el mismo juego para siempre, no tanto. Pero casos tenemos y es el momento de hacer una pequeña lista cronológica con los más "memorables".

1976 - 'Death Race', el padre de 'Carmageddon'

Basado en la película Death Race 2000, protagonizada por Sylvester Stallone, David Carradine y Simone Griffeth, 'Death Race' es el antepasado directo de 'Carmageddon', un título arcade de la extinta Exidy. Lo que sí lo diferenciaba del juego de Stainless era que no se atropellaban personas, sino una especie de "gremlins" (que eran personas, vamos, pero había que evitar la censura de alguna manera). Fue retirado de los salones de recreativas ante las numerosas críticas que recibía por parte de los medios de comunicación.

1982 - 'Beat'em & Eat'em', nada más que añadir

No todo va de atropellar gente en esta vida. También los juegos con contenido pornográfico han sido protagonistas de polémicas varias. Y si hay que hablar de títulos de este tipo, no queda más remedio que hablar de Mystique. Se trata de una de las muchas compañías que no sobrevivieron a la recesión de 1983, y sus derechos acabaron en manos de Playaround, que siguió el mismo camino.

La pesadilla de nuestras madres

Por suerte o por desgracia, antes de su desaparición, Mystique nos dejó dos regalitos: 'Custer's Revenge' y 'Beat'Em & Eat'Em'. En el primero de éstos, manejábamos a Custer, un vaquero que iba en pelotas por la vida. El objetivo: esquivar las flechas que venían desde arriba y llegar a nuestro... eh... destino. Y sí, el destino era una mujer desnuda. Lo bueno de los píxeles en Atari es que no hay demasiados detalles que apreciar. En cuanto a la segunda "obra maestra" de la compañía sueca, 'Beat'em & Eat'em', seguía más o menos los mismos parámetros. En esta ocasión, los jugadores manejaban a dos mujeres desnudas que tenían que atrapar con la boca las "gotas" que dejaba caer desde la parte de arriba de la pantalla un hombre desnudo. Cuando la compañía desapareció, Playaround se encargó de hacer el juego alternativo: Una mujer dejaba caer estas "gotas" y eran dos hombres los que se encargaban de recogerlas.

Ante las numerosas denuncias que llovieron sobre ambos juegos y sobre la propia Atari, ésta intentó eliminarlos del mercado, aunque no tuvo demasiado éxito. De todas formas, no es que Mystique consiguiera vender demasiado, debido a la baja calidad y la escasa distribución de los juegos.

1986 - 'Chiller', la aberración en píxeles

'Chiller' es la violencia gratuita hecha juego. Ahora esto podemos verlo hasta normal, somos muy abiertos de mente, la gran mayoría, y son muchos los juegos absurdamente violentos que vemos en el mercado. Pero que en 1986 a alguien se le ocurra hacer un juego de disparos donde tienes que disparar a personas en una sala de torturas, tiene delito. ¿Y de qué enfermiza mente salió este juego? Efectivamente, Exidy strikes again.

La pesadilla de nuestras madres

El título fue muy popular, pero condenado al exilio en Estados Unidos ante la negación de los propietarios de recreativas a comprarlo, y tuvo que emigrar a Europa. Aquí se convirtió en todo un clásico, por cierto.

1986 - '177', la japonesada de turno

En el mismo año que Chiller se publicaba en el País del Sol Naciente '177'. De por sí, ya el título del juego debía decirnos más o menos de qué iba la cosa, pues el párrafo 177 de la ley nipona hace referencia a la prohibición de la violación. Pues sí, en este juego, un aparentemente sencillo arcade de scroll horizontal, debemos esquivar los obstáculos que aparecen mientras perseguimos a una chica. Una vez que la alcanzamos, llegamos a la segunda parte del juego: Violarla y, por supuesto, satisfacerla sexualmente.

La japonesada: si nos sale mal la cosa, seremos detenidos. Si conseguimos que la chica disfrute, se casará con nosotros. Para que os hagáis una idea, a pesar de lo permisivo que es el país en cuestiones de perversión en la ficción, la polémica generada por este título llegó hasta el Senado japonés. El juego no consiguió vender demasiado, para desgracia de Macadamia soft., así que la cosa tampoco fue a más.

1992 - 'Mortal Kombat', creando una saga

Como no podía ser de otra forma, si hablamos de juegos polémicos no podemos obviarlo. Por aquel entonces, 'Street Fighter II' dominaba el mercado de los juegos de lucha, así que había que crear algo que llamara la atención del público, cosa que Midway consiguió a la perfección. Como juego de lucha, 'Mortal Kombat' no era más que un título mediocre. Pero el éxito le vino por los pequeños grandes detalles: los luchadores de imagen real y los fatalities.

Con la imagen de aquel entonces de "los videojuegos son para niños" (pensamiento que algunos todavía esgrimen para censurar y culpar a según qué juegos), fueron muchos los que denunciaron el título de Midway. Las asociaciones de padres y algunos políticos americanos lo atacaban como buenamente podían, pero 'Mortal Kombat' fue un éxito rotundo tanto en las máquinas recreativas como en su versión doméstica.

La pesadilla de nuestras madres

Al llegar a Super Nintendo, la compañía nipona se encargó de censurar la sangre y hasta los fatalities, cosa a la que ya nos tenía acostumbrados con juegos anteriores, como 'Wolfenstein 3D'. Por suerte para todos nosotros, Mega Drive se encargó se llevar la verdadera versión no censurada a nuestras casas.

1993 - 'Doom', el enemigo de las iglesias

Ya que he mencionado a 'Wolfenstein 3D', no puedo dejar de lado el título que consolidó el género: 'Doom'. El juego desarrollado por id Software es una obra maestra en muchos sentidos. Perfeccionó todos los fallos de sus antecesores en lo que a juegos de disparos en primera persona se refiere, además de permitirle al jugador crear sus propias pantallas.

A las asociaciones religiosas, no obstante, no les gustó tanto. Apelaban al contenido satánico del juego (por la aparición de demonios y criaturas del infierno) para exigir su retirada. En Alemania llegó a estar prohibido hasta el pasado año 2010.

La pesadilla de nuestras madres

Lamentablemente, la polémica con 'Doom' no queda como algo anecdótico, como la simple queja de religiosos y familias por su violencia. Y es que este título fue marcado como la mayor influencia de Eric Harris y Dylan Klebold, autores de la matanza de Columbine en 1999. El Senador Lieberman, que ya llevaba unos años de campaña en contra de los videojuegos, aprovechó la ocasión para intentar erradicar este título. Pero el éxito de 'Doom' fue enorme y no pudieron evitar su distribución.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.