avatar

Revelio Harry Potter: Todas las criaturas mágicas (primera parte)
2
REVELIO HARRY POTTER

Revelio Harry Potter: Todas las criaturas mágicas (primera parte)

Categoría: Reportaje
30 de Abril 2018 | 10:54

Criaturas Mágicas

Antes de comenzar a leer: aquí tenéis una lista de reproducción de Spotify que hará de vuestra lectura un placer aún mayor.

J. K. Rowling no solo dio vida a algunos de los jóvenes magos más famosos del planeta, sino que también debe tener el reconocimiento de haber creado un mundo totalmente a la altura de estos personajes. Introdujo dentro del mundo real un submundo mágico que perfectamente podía ser creíble; es decir, que dotó a su creación de credibilidad, algo que no todos los escritores son capaces de hacer.

Tanto es así que no se limitó con crear los contextos físicos, sino que creo también una inmensa colección de personas, mitos, tradiciones y criaturas mágicas capaces de dejar con la boca abierta a todos los lectores. En cuanto a las criaturas, muchas de ellas pertenecen al folclore tradicional, con lo cual ya las conocíamos antes de leer la saga de 'Harry Potter' o ver las películas; sin embargo, la autora supo darle un enfoque diferente, supo revestirlas de la magia de Hogwarts. Este es, sin duda, el mayor logro de Rowling: todo, absolutamente todo lo que escribió, pertenece al mismo universo. Creó un mundo nuevo dentro del nuestro.

En nuestra sección de 'Revelio Harry Potter' hablamos el mes pasado de uno de los misterios más conocidos de Hogwarts, su biblioteca. Hoy hemos decidido cambiar el tercio, y vamos a hablar en profundidad de esas pequeñas criaturas que acompañan a Harry, Ron y Hermione a lo largo de las distintas películas; sí, esas criaturas mágicas que nosotros conoceríamos como animales de no ser por sus cualidades, bastante alejadas de los animales con los que nos relacionamos en nuestro día a día. ¡Viajemos al mundo mágico de nuevo! En esta ocasión, tendremos que hacer más de un viaje para conocer en profundidad a todas las criaturas mágicas. ¡Son demasiadas!

Las Criaturas Mágicas

El Ministerio de Magia realizó en su momento una clasificación de estas criaturas para que todo el mundo supiera a qué debía atenerse cuando entraba en contacto directo con ellas. Es una clasificación bastante sencilla, pero que merece la pena tener en cuenta antes de adentrarnos en el mundo de las criaturas en sí:

  • XXXXX: son criaturas totalmente capaces de matar a los humanos, y a las que es imposible entrenar o domesticar.
  • XXXX: pese a que son muy peligrosas, y requieren conocimientos especiales a la hora de ser tratadas, pueden llegar a ser controladas por magos cualificados.
  • XXX: cualquier mago que se considere competente puede tratarlas sin ningún tipo de problema.
  • XX: incapaces de hacer daño, fáciles de entrenar.
  • X: aburridas.

Hay criaturas muy conocidas

Solo hay dos criaturas que puedan obtener la clasificación de aburridas: el gusarajo y el horklump. Hablemos primero del gusarajo: en 'El prisionero de Azakban', Draco acusa a Hagrid de permitir que un gusarajo muerda a su compañero Crabbe. No obstante, esto es imposible teniendo en cuenta las características de esta criatura: es un gusano pequeño, sin dientes y que se alimenta exclusivamente de lechuga. Los dos extremos del animal son exactamente iguales, y lo único que le hace diferente es que es de los pocos seres vivos que pueden ser convocados por el encantamiento convocador. Como veis, ningún gusarajo mordió a Crabbe... porque no podría haberlo hecho, por mucho que quisiera.

Los horklump, por su parte, son una especie de plantas; unos hongos que disponen de púas, y que no hacen absolutamente nada más allá de comer lombrices de tierra. Eso sí, son bastante útiles en pociones.

Algunas criaturas XX

A lo largo de las ocho películas, hemos visto una gran variedad de criaturas con la clasificación XX. Pese a que algunas puedan llegar a ser bastante molestas, lo cierto es que no son para nada problemáticas, por mucho que Ron Weasley se quejara de los Gnomos. Y es que estas criaturas, también conocidas como enanos de jardín, pueden llegar a ser consideradas una plaga, mas una plaga que no hace ningún daño real a los magos con los que se cruzan (aunque sí a sus jardines, como vimos en 'La Cámara Secreta'). Los Gnomos viven en madrigueras subterráneas, comen raíces de planta y son pequeños y marrones; es decir, son como los topos de nuestro mundo.

Por otra parte están los bowtruckle, que son criaturas que no miden más de veinte centímetros, están hechos de corteza y ramas, y comen insectos. Estos sí que tienen una labor bastante clara: sirven como guardianes de aquellos árboles que se usan para fabricar varitas mágicas. Pese a que son inofensivos, si alguien amenaza a su árbol (o a ellos mismos) pueden llegar a sacarle los ojos con sus dedos en forma de rama.

Los augurey son otra de estas criaturas que se consideran inofensivos, y son conocidos también como los fénix de Irlanda. Son pequeños, muy parecidos a los buitres, con un aspecto muy delgado; solo vuela cuando llueve, y canta de una forma muy característica. Son importantes dentro de la tradición mágica puesto que se creía que presagiaban la muerte de aquel que los viera.

Hay una criatura mágica que está considerada también de esta clasificación, pero con algunas reticencias: los caballos alados. Y es que aunque hay caballos alados que sí que tienen una clasificación XX, hay otros que llegan a tener tal temperamento que acaban siendo considerados XXXX. Hay cuatro razas de caballos alados: abraxan, aethonan, granian y los más conocidos, los thestral. Los abraxan son gigantescos, muy poderosos, y beben única y exclusivamente whisky de malta; los aethonan son populares especialmente en Gran Bretaña e Irlanda, y son de color marrón; los granian, por su parte, se caracterizan por ser extremadamente rápidos, delgados y muy fuertes.

Los thestral son, como hemos dicho, los más conocidos, puesto que Hagrid cría a algunos de ellos en Hogwarts. Son especialmente famosos porque solo pueden ser vistos por aquellos que han observado cómo muere una persona; es por esto que se les señala como una señal de mal augurio, cuando nada más lejos de la realidad. Estos sí que tienen la clasificación XXXX, aunque hay quien dice que es más por supersticiones que por peligrosidad real.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.