avatar

Última hora El universo del Batman de Robert Pattinson se expandirá con una serie de HBO
8 grandes JRPGs a los que jugar después de 'Persona 5'
7 6
ROL JAPONÉS

8 grandes JRPGs a los que jugar después de 'Persona 5'

Por Jonathan León
PC PS4 PS3
Categoría: Reportaje
13 de Abril 2017 | 21:23

'Earthbound'

Earthbound

Uno de los rasgos que más definen a 'Persona' es que se atreve a ser un RPG ambientado en la época real contemporánea. De hecho, esa es la principal baza de su jugabilidad basada en el calendario y las relaciones sociales. Sin embargo, no son ni mucho menos los primeros juegos que se atreven a hacerlo. La saga 'Mother' llegó primero.

Aunque en occidente la conocemos como 'Earthbound', que al fin y al cabo no es más que el título de la segunda entrega de una trilogía cuya primera y tercera parte no se dignan a salir de Japón. Es por ello que esta ha sido la que más ha trascendido, pero eso no la aleja de ser una serie de culto seguida por unos pocos fans que conocen realmente sus virtudes. El resto quizás la conozcan porque sus personajes salen en 'Smash Bros.'

El humor tonto y absurdo, unido al brutal cambio con respecto a la tendencia habitual de los mundos fantásticos en los JRPGs de la época, y a presentar un subtexto mucho más meditativo y oscuro de lo que pueda parecer a simple vista, lo convierten en toda una joya única en su campo.

De hecho, hoy día se nota mucho más su influencia gracias a la proliferación de indies que beben directamente de él de una forma u otra, como pueden ser 'LISA' y 'Undertale'.

'Lost Odyssey'

Lost Odyssey

Uno de los herederos de 'Final Fantasy'. El padre de esta última, Hironobu Sakaguchi, dejó Square Enix después de la décima entrega y acabó fundando su propio estudio, llamado Mistwalker. En la época en la que Xbox 360 reinaba el mercado, Microsoft aprovechó para poblarla de RPGs japoneses y así evitar la escasez que tuvo su anterior consola, y Mistwalker fue uno de los culpables de llevar aquello a buen puerto, sacando un par de títulos en el sistema.

De todos ellos, el que mejor salió fue sin duda 'Lost Odyssey'. Este se acoge al concepto de JRPG más clásico que existe, el que caracterizaba a 'Final Fantasy' en su época dorada y a 'Dragon Quest' en... bueno, en toda su historia. Algún que otro añadido tenía para hacerlo distinto, pero los combates por turnos basados en menú de comandos no eran ya terra ignota para nadie.

La fuerza del juego, sin embargo, radica en la genial premisa que plantea. Controlamos a Kaim Argonar, un hombre cuyo castigo es el de ser inmortal y que ya ha vivido más de 1000 años. Sin embargo, no recuerda nada. A lo largo de la historia iremos descubriendo sus recuerdos al tiempo que se nos relata la tristeza de tener que ver como nuestros seres queridos van y vienen mientras nosotros ni siquiera sabemos qué rumbo tomará nuestra vida eterna.

Por lo general una historia llena de momentos memorables y con un sentimiento de lo más sincero que recuerda e incluso es capaz de superar en ocasiones a los mejores tiempos de la saga de la que es deudor, que es 'Final Fantasy'.

'Persona 3' y 'Persona 4'

Persona

Y por supuesto, si después de haber jugado a 'Persona 5' tienes ganas de más, la opción más obvia pasa por jugar las excelentísimas anteriores entregas que han sido las que han alzado la expectación por esta última. Preferiblemente la tercera y la cuarta porque son las que añaden ese giro tan característico que desmarca a 'Persona' de cualquier otra saga de JRPGs.

Estamos hablando, como no podía ser de otra forma, del aspecto de simulación de vida social. No sólo tenemos combates por turnos genialmente planteados, una trama que atrapa y te incita a reflexionar, y elencos de personajes a los que acabas queriendo como si fueran tus propios hijos. Además de eso, se nos permite vivir una vida diaria como estudiante en el Japón actual, con nuestros estudios, trabajos a tiempo parcial, actividades extraescolares, amoríos y salidas con los amigos, etc...

"Persona" es como se le llama al poder de tu yo interior que eres capaz de manifestar abiertamente para afrontar las adversidades de la vida; es la faceta real de tu ser. En el juego, esto se representa a través de entes que nos dan la fuerza necesaria para pelear, y estos a su vez se fortalecen gracias a los lazos que establecemos con los demás. En otras palabras, nos enseña a valorar a quienes nos rodean y a atesorar cada momento que vivimos con ellos, ya que eso es lo que nos hacer ser lo que somos y nos da fuerzas para seguir adelante.

Un mensaje así de bonito y bien hilado entre trama y mecánicas jugables sólo podía venir de una saga magnífica que merece que juegues a todos los títulos suyos que hagan falta.

Índice de contenidos
  1. - Introducción
  2. - Página I
  3. - Página II
  4. - Página III

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.