avatar

Reportaje: Los mejores momentos de 'Final Fantasy X'
4
RECORDANDO

Reportaje: Los mejores momentos de 'Final Fantasy X'

PS4 PS3 PS2 PSV RETRO
Categoría: Reportaje
14 de Mayo 2015 | 09:00

10. La danza de la tristeza

A lo largo de toda la aventura, 'Final Fantasy X', nos propone momentos que buscan trasmitirnos esa sensación de tristeza, desesperación y miedo que sufre Spira, debido a la enorme cruz que deben cargar sobre sus hombros todos los habitantes cada vez que aparece de nuevo Sinh para acabar con la calma. En todo momento nos muestran una Spira frágil, en la que todo se tambalea y se hace añicos en un suspiro, uno de estos momentos viene justamente cuando nos dirigimos hacia Luca en un ferri y de repente nos vemos sorprendidos por Sinh. Libramos una batalla (que nada tiene que ver con las grandes batallas del título), y el monstruo decide arrasar la ciudad de Kilika. La verdad que no podemos hacer nada para evitarlo, y nos encontramos con una ciudad destruida y plagada de muertos. Aquí es donde entra en acción Yuna, y es que todo invocador tiene la obligación de realizar el envió de las almas/espíritus de los muertos, para evitar que estos se conviertan en monstruos, ella por su puesto no rehúye su responsabilidad y cumple con su cometido. Este momento da paso a una CG en la que Yuna realiza una danza especial con su bastón, que luce de forma espectacular y que está acompañada por una musiquilla de tono triste que encaja de forma perfecta con el duro momento que vive la invocadora, y que busca la empatía del que está al otro lado de la pantalla. Una de las escenas más bellas del juego sin ninguna duda.

11. Yuna & Seymour el opio del pueblo

Durante el transcurso del juego llega un punto en donde Lord Seymour le propone matrimonio a Yuna, con el fin de proporcionarle al pueblo una alegría y de esta forma alejar los temores y la eterna preocupación de la gente de Spira. Vamos una cortina de humo en toda regla. En un primer momento Yuna después de pensárselo acepta la propuesta con la condición de que este le permita seguir con su peregrinaje. Después suceden una serie de trifulcas con Seymour (y su posterior muerte en un combate contra él) cae en saco roto. Más avanzada la historia de golpe y porrazo nos encontramos con una Yuna vestida de novia a punto de casarse con Seymour, en lo que acaba siendo un intento de engaño por parte de la invocadora para poder enviarlo al etéreo y acabar el trabajo que empezó. Pero obviamente no iban a ser las cosas tan fáciles y esta no sería la última vez que veríamos a líder de los guado, si no que aún se interpondrá alguna que otra vez más en nuestro camino.

El papel de Yuna

12. Una sonrisa perenne

Hay un par de breves momentos que no tiene una gran trascendencia a lo largo del juego, pero que personalmente creo que tienen un trasfondo muy importante. Estoy hablando de dos charlas que comparten Yuna y Tidus, y que nos transmite tanto la difícil situación por la que atraviesan, como el feeling que hay entre ambos. La primera de estos diálogos ocurre a la salida de Luca, cuando en el mirador Tidus enseña a Yuna como silbar, y los dos acaban riéndose a carcajada limpia, para el asombro de todo el resto del grupo. Y la otra charla es cuando nos encontramos la primera casa de viajeros de Rin, durante la puesta de sol, nos encontramos a Yuna sola mirándola, allí por primera vez el juego nos muestra que se esconde detrás de la perenne sonrisa de la invocadora, consciente del futuro que le espera, y explicándonos que la sonrisa es la mejor arma que tiene para hacer que la gente que le rodee este contenta, feliz y confiada de tener un futuro mejor gracias a ella.

13. Vocación familiar

Una de las historias más interesantes que uno descubre con el transcurso de las horas, es aquella que nos cuenta como fue el peregrinaje de Lord Braska, el último invocador que logro derrotar a Sinh, venerado por toda la gente de Spira, y padre de Yuna. Braska completo con éxito su cometido con la ayuda de dos guardianes, Aurón y Jecht, el padre de Tidus. De este último es curioso ver el buen recuerdo que guarda Yuna de él, y el infausto recuerdo que guarda Tidus, que solo recuerda lo mal que se lo hizo pasar y como le dejo tirado junto a su madre. A medida que avanzamos y llegamos a nuevas localidades, encontramos unas esferas de vídeo que nos van explicando cómo les fueron las cosas. Veremos desde discusión y anécdotas, hasta decisiones tan importantes como el momento en el que Jecht se ofrece para convertirse en el Eón supremo. Antes de morir Aurón promete a Braska que cuidará de Yuna, que por aquel entonces era una niña, y él encomendará esta misión a Kimhari, dado que en su mente tiene otros planes, ir a Zanarkand y acabar con Yunalesca, obviamente esto no le sale bien y lo que acabamos presenciando es la muerte de Aurón. Una escena que nos viene a desvelar uno de los grandes secretos del juego, aunque como habéis podido leer unos párrafos antes, el juego ya nos había dado alguna que otra pista.

14. La escena más famosa

No podíamos acabar este repaso obviando la escena del beso entre Yuna y Tidus. Es una cinemática que quien más o quien menos ha visto una vez, y se ha utilizado en la promoción del juego en su versión de PS3, PS4 e incluso PS Vita. La escena no tiene mucho más misterio, el beso que se dan ambos personajes en el lago del bosque Macalania, viene a dejar claro la relación de amor y el sentimiento mutuo que se forja entre ellos a lo largo del duro camino que deben recorrer hasta liberar a Spira del temible Sinh.

El papel de Yuna

Estos son algunas de las grandes situaciones que guarda el título de Square Enix en su interior, aunque sin duda echareis algunas de menos. ¿Cuáles son vuestros momentos favoritos?

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.