avatar

La Columna - Por qué sigo jugando a 'Destiny'
2
MI RELACIÓN CON EL JUEGO

La Columna - Por qué sigo jugando a 'Destiny'

Por Álex Pareja
X360 XOne PS4 PS3 RETRO
Categoría: Reportaje
4 de Octubre 2015 | 09:21

Durante meses volvía a 'Destiny' muy de vez en cuando. Quizás algún día me apetecía probar cómo andaban las cosas por allí o echar alguna partida PVP (porque eso sí, el multijugador competitivo del juego es extraordinario) o para hacer alguna que otra misión. Aunque he de reconocer que algo en mi interior seguía buscando esa excusa para conseguir engancharme al juego. Quería encontrar algo a lo que agarrarme para que el título de Bungie fuese ese juego de cabecera al que volver diariamente aunque fuese solo durante un rato. Pero nada, no conseguía engancharme más allá de disfrutar durante algunos momentos de su excelente jugabilidad, su PVP y poco más.

La llegada de la segunda expansión, sin embargo, cambió todo. Tuve que jugar a 'La Casa de los Lobos' por cuestión de trabajo, así que volví a retomar el juego con ganas a ver si Bungie había aprendido de las críticas recibidas hasta el momento, tanto del juego base como de la primera expansión. Y bueno, no puedo decir que me volviera a enamorar o que me encandilara demasiado, pero sí que forzarme un poco a jugar durante muchas horas (de nuevo, repito, por cuestión de trabajo ya que tenía que escribir un análisis) hicieron que fuera comprendiendo más cosas del título. Empezaba a entender el funcionamiento real de lo que había planteado Bungie y comencé a estar más implicado con el juego.

Destiny

Tanto es así que compré la primera expansión, 'La Profunda Oscuridad' por mi cuenta, para poder tener ese 'Destiny' desbloqueado completamente. Volvía a sentir curiosidad por descubrir qué es lo que el juego estaba proporcionando después de casi un año en el mercado y de cómo había cambiado. ¿Por qué tantos aficionados? ¿Por qué tantas comunidades centradas en el juego? ¿Por qué la gente estaba tan enganchada? Y mientras me hacía esas preguntas me di cuenta de que yo mismo estaba jugando una hora diaria a 'Destiny' durante unas cuantas semanas seguidas.

Me di cuenta de que eso mismo es lo que pide 'Destiny' al jugador. Es un juego con el que hay que comprometerse. No puedes esperar que te enganche solo y tratar de que te dé todo él. No, tú tienes que tener una predisposición para tratar de entender su mundo y para tratar de sacar lo bueno que hay en él, que no es poco. Pero, como algunos habréis percibido, volvía a ocurrir exactamente lo mismo que con el juego base: el propio jugador es el que tenía que hacer un esfuerzo para engancharse a 'Destiny' y para encontrar los motivos para volver. Era cuestión de tiempo que volviera a dejarlo en la estantería.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.