avatar

La Columna - La industria se adapta a nuestro entorno
OPINIÓN

La Columna - La industria se adapta a nuestro entorno

Por Álex Pareja
PC
Categoría: Reportaje
10 de Enero 2016 | 10:04

Si sois asiduos a este espacio sabréis de mi particular gusto por la evolución del medio. Sin más, ya os hablé de los videojuegos de 2015 que creía que habían aportado más innovaciones a la industria, junto a lo que os mostré la semana pasada, comentado la proliferación de esos mundos persistentes que parecen haberse asentado en nuestro medio. Al final, podemos llegar a la conclusión de que la industria se adapta a nuestras exigencias y gustos, proporcionándonos aquello que queremos.

La semana pasada lo dejaba bastante claro con el caso de 'The Order 1886', que el año pasado sirvió para que las grandes compañías se dieran cuenta de que, al menos a día de hoy, los usuarios y una buena parte de la prensa especializada rechazan los juegos cortos y que ofrecen pocas opciones. Eso nos llevó a ver esa proliferación de mundos perennes, ya que las grandes compañías han deducido que para que un usuario gaste un buen dinero (70 euros, para ser exactos) debe estar convencido de que ese juego va a servirle como entretenimiento durante bastante tiempo.

The Order 1886

Sin embargo, a veces tenemos la extraña sensación de que nuestro medio no ha evolucionado y seguimos contando con los mismos elementos de hace unas décadas pero con unos gráficos mejores. Es decir, seguimos comprando los mismos regalos con la única diferencia de que esta vez los envoltorios son más bonitos. Podría estar un poco de acuerdo con vosotros, porque está claro que no todos los juegos aportan innovación al medio ni tampoco lo pretenden, pero hay algo que me ha ocurrido recientemente que es lo que quiero contaros y a lo que me prefiero ceñir esta semana que confirma lo contrario.

Ha llegado a Steam un juego clásico que sigue siendo exactamente igual que en su día, salvo por algunos pequeños ajustes que nos permiten disfrutarlo algo mejor gracias a la tecnología de hoy en día. Salvo por esos detalles, el juego sigue siendo el mismo que pudimos disfrutar en 1997. 'Turok Dinosaur Hunter', a día de hoy, demuestra de forma totalmente gráfica cómo ha ido evolucionando el medio a nuestras propias exigencias, a pesar de que su propuesta sigue siendo igual de divertida a día de hoy que lo fue antaño.

Jugar a 'Turok', en 2016, nos da una clase de la historia de los videojuegos tan eficaz que ya quisieran algunos libros. Ya sabéis, más vale una partida que mil palabras.

Índice de contenidos
  1. - La negativa
  2. - La aceptación
  3. - La realidad

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.