avatar

La Columna - Cuando el jugador se convierte en actor
AVATAR Y PERSONAJE

La Columna - Cuando el jugador se convierte en actor

Por Álex Pareja
Categoría: Reportaje
18 de Octubre 2015 | 09:40

Sí que es cierto que incluso creando un avatar, el jugador interpreta un papel. Puedes ser lo que quieras y puedes montar tu propia manera de ser -que no tiene por qué concordar con tu manera de ser de forma personal-, pero tenemos la libertad de elegir. Sin embargo, cuando ese personaje que controlamos tiene nombre, pasado, historia, personalidad, habilidades de sobra conocidas, etc, pero aún así se nos permite tomar decisiones por él, el jugador pasa a interpretar un papel. El jugador, pasa a ser ese mismo personaje, que no ha sido creado por él desde cero.

El ejemplo más claro y reciente lo tenemos en la última obra de CD Projekt RED, 'The Witcher 3: Wild Hunt', en la que el jugador debe ponerse en la piel de Geralt de Rivia. Las mecánicas ideadas para la ocasión nos permiten controlar al brujo con total libertad de movimientos, e incluso podemos tomar diferentes decisiones morales por él. Todas las conversaciones, básicamente, requieren de nuestra interacción como jugadores. Nosotros decidimos qué va a decir Geralt a continuación, hacia dónde se va a dirigir y cómo va a afrontar las diferentes situaciones que se va encontrando a lo largo de toda la obra.

Nosotros no somos Geralt de Rivia, obviamente, pero sin embargo se nos permite serlo. El Brujo es un personaje bien definido, que conocemos por dos entregas de la saga anteriores y que además ya fue creado por el escritor Andrzej Sapkowski en la serie de novelas en las que se basa la saga de videojuegos. Es un personaje que muchos ya conocían de sobra antes de embarcarse en esta aventura, con su propia personalidad, su apariencia, su manera de afrontar los problemas... pero aún así, se le brinda la oportunidad al jugador de decidir cómo va a comportarse.

The Witcher 3

Como veis, en este caso sí que nos encontramos con un jugador que se convierte en actor, ya que Geralt de Rivia no es, ni mucho menos, un avatar. No lo hemos creado nosotros mismos. Y, si os dais cuenta, tampoco contamos con una libertad tan grande a la hora de tomar las diferentes decisiones. Sí que las tomamos continuamente y sí que varían el devenir de los hechos conforme avanzamos en el juego, pero todas las decisiones son propias del propio Geralt. Nosotros, además, nos ponemos en su piel y pensamos "¿qué haría Geralt en esta situación? ¿qué diría él realmente?". No intentamos proyectar nuestra propia imagen, o nuestra manera de ser, dentro del propio Geralt, sino que intentamos interpretarle de la mejor manera posible. Tomamos el rol del brujo.

Si os dais cuenta, Geralt sigue actuando con libertad a pesar de que nosotros podemos actuar como, digamos, su "consciencia". Podemos tomar una decisión en una conversación y decidir si el brujo responde una cosa u otra, pero él toma las riendas a partir de ese momento y responde de la manera que a él le parece más correcta, manteniendo su personalidad. No hacemos que Geralt sea más o menos carismático, más o menos animado o hacemos que pierda ese sarcasmo tan característico. Él lo sigue manteniendo a pesar de que nosotros tenemos control sobre sus actos.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.