avatar

'Harry Potter': Hermione Granger, un auténtico icono feminista
3 8
ICONO DEL FEMINISMO

'Harry Potter': Hermione Granger, un auténtico icono feminista

Categoría: Reportaje
8 de Marzo 2018 | 11:10

Su mayor objetivo no es ser hermosa, sino inteligente

En un mundo en el que nos han enseñado que el principal valor de una mujer debe ser siempre su atractivo físico, Hermione decide que ese no va a ser su objetivo en la vida. A lo largo de los siete libros y las ocho películas, ella jamás antepone su belleza a su inteligencia. Sabe cuál es su punto fuerte y, sobre todo, sabe qué es lo que quiere conseguir de la vida. Quiere llegar lejos y ser conocida por ser una gran bruja, independientemente de su apariencia. Y, seamos realistas: pese a que Emma Watson es innegablemente atractiva, la protagonista de los libros no lo era durante toda su adolescencia. Hermione no se preocupaba por su pelo, ni por su vestimenta; es una de las quejas que más se le ha puesto a Emma Watson, y es que ella es mucho más hermosa de lo que pudiéramos haber esperado leyendo los libros. No obstante, su gran capacidad interpretativa la hace más que digna de ese papel, por supuesto.

Una chica independiente

Aunque, sin duda, lo mejor de Hermione es que no es perfecta. Todos aquellos que hayáis leído la saga completa recordaréis su momento de celos hacia Ron, cómo desquitó toda su frustración haciendo uso de su magia. Se dejó llevar por un sentimiento tan poco práctico y tan tóxico como son los celos, y es precisamente esto lo que la hace un ejemplo a seguir. Porque ella es humana y, como tal, comete errores de los que posteriormente puede aprender.

No es el único fallo que comete, ni mucho menos. Hermione también llega a dudar de sí misma por no sentirse lo suficientemente buena a nivel físico, ¡y no podemos culparla por ello! Es víctima de una sociedad que la empuja a cumplir con los roles de género y con las imposiciones sociales para sentirse válida. Es algo que prácticamente todas las mujeres han sentido en sus carnes en un momento u otro, algo que se han visto obligadas a superar. Hermione se siente insegura, y es por eso que busca mejorar su físico (recordemos que hace un hechizo para encoger sus incisivos, por ejemplo). Mas tarda poco en comprender que realmente nada de eso le da valor, puesto que todo aquello que la hace ella se encuentra en el interior.

Unos ideales claros

Algo que dice mucho de una persona es su capacidad de sacrificio por las causas que cree justas, y en eso Hermione es especialista. En 'Las Reliquias de la Muerte' no duda ni un segundo a la hora de borrarle la memoria a sus padres para protegerles de las posibles consecuencias de su lucha contra el mal. Antepone su seguridad al amor que siente hacia ellos, y prefiere apartarse de su vida hasta poder estar convencida de que estarán bien.

Tampoco duda en ponerse en peligro por sus mejores amigos siempre que sea necesario. Lucha con uñas y dientes por defender a las personas de su entorno, pero también lo hace por defender a todos los demás, incluso a esos a los que no les debe nada. Y es que al acabar con Voldemort no solo ayuda a sus amigos, sino a toda la comunidad mágica.

Hermione es un icono feminista

Mas lo que más dice de ella es su famosa Plataforma Élfica de Defensa de los Derechos Obreros. En un mundo en el que los elfos son considerados meros criados, obligados a servir a los humanos, ella los ve como lo que realmente son: seres vivos que deben tener la capacidad de elegir qué hacer con sus vidas. Y comienza una lucha sin cuartel en la que tendrá que hacer frente a las críticas de absolutamente todos los magos que creen que los elfos son inferiores, y que su labor no es más que la de servir. Entre esos magos se encuentran sus mejores amigos, todos aquellos que les son cercanos, pero aún así ella no ceja en su empeño. Porque sabe que toda lucha puede acabar teniendo recompensa y, en caso contrario, también sabe que merecerá la pena luchar por lo que cree justo.

Es ella la que inicia el Ejército de Dumbledore, es ella la que guía a sus amigos hacia la victoria contra Voldemort; ella es la cabecilla del grupo, el cerebro, la que se encarga de todas las misiones complicadas. Es el ejemplo a seguir que todas las niñas deberían tener en su cabeza, puesto que se convierte en lo que todas aspiran a ser algún día: una mujer fuerte, independiente, capaz, inteligente y, sobre todo, luchadora. Hermione Granger es uno de los iconos feministas de nuestra generación, uno que no debemos olvidar jamás.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.