avatar

Garfield en el mundo de los videojuegos: de rascar tu sofá a conducir karts
DÍA INTERNACIONAL DEL GATO

Garfield en el mundo de los videojuegos: de rascar tu sofá a conducir karts

Categoría: Reportaje
8 de Agosto 2019 | 19:30

En el momento de publicación de este artículo es el Día Internacional del Gato. Hay mucha confusión sobre cuándo es exactamente la fecha correcta de esta celebración, pero oficialmente os aseguramos que es el 8 de agosto. Algunos compañeros de redacción ya lo están celebrando a su curiosa manera. Pero los que seguimos aquí en primera línea nos hemos detenido a pensar: ¿qué sería de este día si no fuese por la intervención del personaje más famoso de su correspondiente raza?

Bueno, la respuesta sería nada, porque si se trata de Garfield no va a mover una sola pata por nosotros. El felino más famoso del mundo creado por Jim Davis es todo un modelo al que apreciar por su humor, su capacidad de adaptación a diferentes medios y por repetir de forma infame muchos de sus chistes durante su larga vida. Así que nos hemos planteado: si ha hecho tanto por los de su raza y el mundo del cómic, ¿qué ha hecho él por nosotros, por los videojuegos?

Acompañadnos en este viaje por la historia del personaje para averiguarlo, desde los lejanos ochenta hasta el mismísimo futuro. Hay mucho que explorar: ¡no hagáis el vago y comed una buena lasaña mientras pasamos por cada uno de estos juegos!

Big, Fat, Hairy Deal

Primeros pasos felinos

Las aventuras de nuestro gato favorito no comenzaron con buen pie. Sería un mal lunes el momento en el que su primer videojuego, desarrollado para la Atari 2600, fuese cancelado y jamás saliese a la venta de cara al público. 'Garfield' (1983) se podía considerar básicamente un producto completado, pero debido al crash que sufrió la industria en el mismo año los editores no encontraron el valor de sacarlo al mercado dada la situación.

Tras este primer paso fallido no parecía que el amante de la lasaña tuviese mucho lugar en el sector. Pero aquí es donde muchos podríais sorprenderos, pues durante un par de años el felino encontró un lugar en el que acomodarse y atraer a un público interesante: los videojuegos educacionales. Entre 1985 y 1986 puso su nombre a tres títulos dentro del género: 'Garfield, Eat your words' (1985), 'Garfield Double Dares' (1985) y 'Create with Garfield' (1986), publicados para Commodore 64, Amiga y otros ordenadores. Casi nada. Fueron, en cierta manera, una manera de conectar con los niños.

Pero al llegar a los siguientes años el buen gato no se conformó con enseñar a los niños la importancia de las palabras o la creatividad. En su lugar volvió a las mencionadas plataformas con dos nuevos juegos que apostaban por un nuevo mundo de posibilidades: 'Garfield: Big, Fat, Hairy Deal' (1987), una especie de aventura gráfica en la que los jugadores debían equilibrar su progreso con que la barra de sueño y de hambre de nuestro protagonista no se vaciara. Por otro lado, estuvo 'Garfield: Winter's Tail' (1989), una simple aventura en la que nos adentrábamos a disfrutar de las habilidades de esquí del gato. Aquí es donde podríamos decir que el personaje de Garfield comenzó a fallar, pues no es un personaje que esté dedicado al deporte... Pero hay videojuegos que vender.

Caught in the Act

Invasión de los hogares

Tras cinco juegos en ordenadores llegaba el momento de que la marca se adentrara en el territorio donde de verdad estaba el dinero: las videoconsolas domésticas. Sí, aquel intento en la Atari no terminó de funcionar y jamás llegó a realizarse, pero esta vez sería diferente. 'A Week of Garfield' (1989) marcó una nueva etapa para nuestro protagonista, un plataformas que nada tenía que envidiar de otros videojuegos licenciados que también salieron para la Famicom. Eso sí, por algún motivo no se publicó fuera de Japón.

Extraño sería el siguiente juego, que sufrió una modificación absolutamente contraria: 'Garfield's Labyrinth' (1993). Esta aventura de Game Boy era un plataformas con toques de puzles que sólo vio la luz en Europa, pero ¿cómo era posible? Porque se trataba de un reskin de cabo a rabo de otra aventura absolutamente diferente, 'Mickey Mouse IV: Maho no Labyrinth'. ¡Tan extremo sería el caso que el caso se repetiría en territorio americano, donde tomó la licencia de los Cazafantasmas con otro reskin diferente!

El juego que de verdad cambiaría todo y adoptaría la identidad de Garfield en toda su gloria tardaría en llegar. 'Garfield: Caught in the Act' (1995) fue publicado para Mega Drive con gráficos como ninguna de las anteriores aventuras habían visto, con una presentación gráfica sencillamente espectacular y niveles bien diseñados con diferentes temáticas de terror. Es un plataformas que merece la pena revisitar y muy posiblemente el título mejor valorado de la larga vida de la creación de Jim Davis, considerado por muchos una de las gemas ocultas de Sega que merecen ser descubiertas por más gente.

Índice de contenidos
  1. - INTRODUCCIÓN
  2. - GARFIELD CRECE

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.