avatar

El presente y futuro de PlayStation al margen del E3 2019
REPORTAJE

El presente y futuro de PlayStation al margen del E3 2019

Por Roberto Pineda
Categoría: Reportaje
17 de Junio 2019 | 16:00

Sony en la era de los servicios

Estamos en la era de las suscripciones, no cabe duda. Actualmente, Microsoft es una de las empresas que más hincapié están haciendo en este sentido, ya que Xbox Game Pass es un gran aliciente para hacerse con su consola y recientemente han apostado por fusionarlo con su membresía Xbox Live Gold, dando lugar a una versión Ultimate que se antoja muy pero que muy atractiva. Ubisoft también se ha subido al carro con el anuncio de uPlay+, mientras que Electronic Arts ya lleva tiempo apostando por EA Access —que además llega a PlayStation 4 próximamente—. Tampoco podemos perder de vista los futuros lanzamientos de Google Stadia y Project xCloud por parte de los de Redmond.

PlayStation Now

En este sentido, Sony tiene claro que PlayStation Now es el camino a seguir, pero, ciertamente, el servicio todavía está verde y tiene mucho margen de mejora tanto a nivel de prestaciones, como de catálogo. Hoy por hoy, la oferta del servicio se sitúa lejos de lo que podemos encontrar en Xbox Game Pass (lanzamientos el día 1, títulos de la Xbox original, juegos triple A relativamente recientes...) y Sony debe ser consciente de eso, y de que otras compañías comienzan a ofrecer condiciones muy atractivas en sus propuestas.

PlayStation Now tiene que crecer mucho todavía, lo suficiente hasta convertirse en una alternativa seria y asentarse en cualquier hogar en el que haya una PlayStation 4. Y es que el servicio de streaming todavía no es del todo solvente comparado con lo que prometen otros como Google y Microsoft. Sony debe valorar la posibilidad de añadir muchos más clásicos de PlayStation 2 y, si quisiera, de PlayStation y PlayStation 3. La pelota está en su tejado y en su haber figuran decenas y decenas de nombres que, en caso de salir a la palestra, harían de su servicio algo impresionante.

PS VR

PlayStation 5: VR y la transición dulce

Todos tenemos claro que en poco más de un año tendremos en nuestras manos las consolas de nueva generación. Microsoft hará lo propio a finales de 2020 y, salvo sorpresa, Sony hará prácticamente lo mismo. Curiosamente, los japoneses fueron los primeros en hablar oficialmente de PlayStation 5, a pesar de que todavía no ha sido revelada formalmente y no sabemos cuándo llegará el momento, aunque no debería demorarse mucho más, ¿tal vez en la PlayStation Experience? Si es que este año celebran el evento, claro.

La principal novedad, algo que deja muy claro el buen trabajo realizado por Microsoft en lo referente a la retrocompatibilidad, es que si de algo se ha asegurado Sony de que todos sepamos, es que podremos disfrutar de todos los juegos de la actual consola en PlayStation 5. Desconocemos hasta dónde llegará la retrocompatibilidad (¿tal vez entrarán en valor los títulos de generaciones pasadas?) pero, al menos, sabemos que no habrá motivo alguno para comprar una remasterización de títulos inminentes como 'Death Stranding' o 'MediEvil', entre otros que están por llegar; los podremos jugar en ambas consolas.

PlayStation 5

Cada vez que acontecemos al anuncio de nuevas plataformas, surgen las mismas preguntas, ¿cómo será su hardware? ¿cuándo costará el día de su lanzamiento? Son factores trascendentales, especialmente el segundo, porque ya sabemos lo que puede pasar cuando una empresa ofrece un precio menor que otra, y cuando un producto se percibe como demasiado caro entre las masas. Sony no puede cometer el error de lanzar su consola a un precio prohibitivo, aunque se antoja complicado —y muy interesante— valorar el coste de las futuras consolas debido a que, en principio, podemos dar por hecho que serán mucho más potentes que las actuales.

En cuanto a músculo técnico, PlayStation apostará por la tecnología SSD, un recurso que asegura una mejora sustancial en elementos tan importantes como los tiempos de carga y la gestión de datos. En las demostraciones realizadas por Sony, hemos podido ver cómo una pantalla de carga de casi quince segundos reduce su duración a prácticamente un instante. Además, ya son varios los desarrolladores que se han mostrado entusiasmados ante la potencia de la máquina. Sea como fuere, confiamos en que en los próximos meses tengamos información veraz acerca del hardware empleado por la nueva iteración de Sony.

Por último, tampoco podemos dejar de lado a la realidad virtual, una nueva manera de entender el videojuego por la que los japoneses han decidido apostar. En este apartado, Microsoft todavía no se ha pronunciado al respecto, mientras que Oculus Rift y HTC Vive no han logrado asentarse de la manera que presumiblemente esperaban. Sony ha lanzado varios títulos de calidad como 'Astro Bot: Rescue Mission' o 'Blood & Truth', entre otros. Sony tiene claro que PlayStation VR cuenta con las condiciones para lograr que sea un estándar en su próxima consola y la mejor manera de demostrarlo es invirtiendo en desarrollos de calidad. Ya lo están haciendo.

Índice de contenidos
  1. - Primera parte
  2. - Segunda parte

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.