avatar

20º Aniversario de 'Silent Hill': Otra forma de entender el miedo
ESA CIUDAD...

20º Aniversario de 'Silent Hill': Otra forma de entender el miedo

Por Roberto Pineda
Categoría: Reportaje
31 de Enero 2019 | 11:00
Silent Hill 2

La joya de la corona

No es fácil aterrizar en una generación en la que el género quedó marcado para siempre por nombres propios como Leon S. Kennedy, Claire Redfield, Jill Valentine o Chris Redfiel y, lejos de quedar relegado a un segundo plano, llegar a trascender como un auténtico referente de una temática tan manida... y menos aún que lo sería concebir una secuela capaz de ocupar los puestos más elevados del ránking de favoritos de cualquier amante del terror. Eso es justo lo que logró James Sunderland durante la búsqueda de su esposa Mary en la generación de PlayStation 2. Y es que —para muchos— 'Silent Hill 2' es uno de las mejores obras de terror que se han hecho jamás. Esta segunda entrega llegó al mercado poco más de dos años después que su antecesor y fue capaz de aprovechar lo mejor del mismo y retorcerlo aún más. Buena muestra de ello es la inclusión de Pyramid Head, la inconfundible entidad concebida para exponer —y martirizar por ello— el sentimiento de culpabilidad extrema.

La saga continuó creciendo: pronto llegaron 'Silent Hill 3' y 'Silent Hill 4: The Room', El primero, una entrega completamente conservadora y el segundo, un título controvertido que no logró convencer a todos, pero cargado de buenas ideas, especialmente si nos centramos en la apuesta por transmitirnos la agonía de estar atrapados en un piso de apenas cincuente metros cuadrados, viendo como el día a día de la ciudad se sucede con normalidad en las calles... pero temiendo que llegue la noche por lo que nos espera entre las cuatro paredes del domicilio. Para bien o para mal, una entrega original e interesante que suponía una vuelta de tuerca a todo lo que habíamos visto hasta entonces.

Silent Hill

Creando monstruos...

Aunque resulta innegable que era imposible superar lo visto en las dos primeras entregas y —a su manera— tanto la tercera como la cuerta eran títulos fantásticos, la franquicia siguió un camino que, si bien logró dejarnos algún que otro capítulo digno de mención, también desembocó en una pérdida de identidad cuya recta final ya sabemos cómo acabó. Si hablamos de 'Silent Hill: Origins' o 'Silent Hill: Homeconing' hablamos de dos entregas de corte clásico, posiblemente menos inspiradas de lo que cualquier seguidor esperaba pero, en cualquier caso, dos juegos de terror capaces de convencer a cualquier amante del género consciente de que para disfrutarlos plenamente, estaba obligado a rebajar sus cotas de exigencia.

Posteriormente, con el Team Silent fuera de la ecuación recibimos dos entregas más: 'Silent Hill: Shattered Memories' y 'Silent Hill: Downpour'. El primero, con una propuesta diferente pero atractiva gracias a la decisión de apostar tanto por mecánicas de persecución —posiblemente, el elemento más flojo del título— como por el uso del teléfono móvil para identificar fantasmas y ahondar en sus historias. A pesar de que el juego no situarse cerca de las mejores entregas, la realidad es que cosechó críticas positivas y a día de hoy es considerado un survival horror más que digno. El segundo sí que podría entrar en ese grupo de títulos a los que los fans comienzan a cuestionar hasta el punto de renegar de ellos, a pesar de que la historia de Murphy Pendleton, un hombre condenado a pasar el resto de su vida entre rejas, nos brindó una experiencia de lo más aprovechable a lo largo y ancho de las calles de una ciudad que ya conocíamos, aunque nunca la habíamos visto —ni explorado— de la misma forma que en el título que llegó a PlayStation 3 y Xbox 360.

Silent Hill

Por suerte, el miedo es eterno

Resulta difícil pensar que cualquiera que esté leyendo estas líneas no acabe reflexionando amargamente no solo sobre el estado actual de la franquicia, sino en su futuro en las manos de una compañía que ni está, ni se la espera. Ya sabemos qué sucedió con la legendaria Konami, especialmente aquellos seguidores de la saga que hace algo más de cuatro años comenzaron a ilusionarse con 'P.T.' o 'Silent Hills', el ambicioso —y malogrado— proyecto a cargo de Hideo Kojima y Guillermo del Toro que nos prometía una experiencia completamente renovada pero que, lamentablemente, nunca llegará a ver la luz.

Sea como fuere, a todos nos llega un momento en el que nos toca asumir una pérdida, pero eso no quita que tengamos la oportunidad de conservar un recuerdo bonito... Básicamente porque eso es lo único que queda. Aunque se antoja más que probable que nunca volvamos a ver un nuevo capítulo, pero los que un día lograron aterrorizarnos siempre estarán ahí; son eternos.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.