avatar

Reportaje: Un año de PS4 y Xbox One, promesas cumplidas y cuentas pendientes
2
PLAYSTATION 4 Y XBOX ONE

Reportaje: Un año de PS4 y Xbox One, promesas cumplidas y cuentas pendientes

XOne PS4
Categoría: Reportaje
3 de Diciembre 2014 | 17:25

Hace aproximadamente un año que tenemos las nuevas consolas entre nosotros, PlayStation 4 y Xbox One, y realmente es muchísimo lo que han dado que hablar, por desgracia, no siempre para bien. Sin embargo, me vais a permitir que, para variar, escriba desde un punto de vista optimista, y es que si nos dejamos guiar por la corriente más negativa, parece que tanto Sony como Microsoft nos la han metido doblada con ambas máquinas.

1 Año de Next-Gen

Al principio se decía que tanto una como la otra nacían con un hardware ya obsoleto sí se compara con el, en constante evolución, mundo del PC, algo que es evidente y que ha pasado en absolutamente todas las generaciones. Nada nuevo, por tanto. Ahora son las polémicas con los fallos del juego online en títulos como 'DriveClub' o 'Halo: The Master Chief Collection', las resoluciones capadas, los juegos a medio terminar, etc... Todo ello asuntos heredados también del PC gaming, donde llevan tiempo conviviendo con estos temas. Pero no es objetivo de este artículo enfrentar a peceros y consoleros, nada más lejos de mi intención, sino reivindicar las posibilidades de unas consolas que solo llevan doce meses en el mercado y algunos agoreros ya quieren dar por muertas, además, por supuesto, de aportar un toque crítico.

En definitiva, creo que si nos hemos gastado 500 o 400 euros en una consola es para disfrutarla, no para coger una lupa y buscar defectos por todos lados. De todas formas, recordad, si estáis descontentos con vuestra PlayStation 4 o Xbox One, seguro que alguien está dispuesto a quitárosla de encima por un módico precio. No vale la pena amargarse. Sí, como consumidores tenemos derecho a quejarnos, pero los videojuegos están hechos para disfrutarlos y divertirse, y últimamente veo poco de eso en la red.

A continuación, toca hacer una recopilación, tras este primer año, de todo lo que prometía esta nueva generación y repasar lo que se ha cumplido y lo que no. Esperemos que ambas tomen nota.

Promesas cumplidas

- Interactuación y conexión

PlayStation 4 ha sido la que más énfasis ha puesto en este tema, conviertiendo PSN en prácticamente una red social con la que interactuar con nuestros amigos, ver sus logros, sus capturas y vídeos subidos... El botón Share es un gran descubrimiento que a veces no se aprovecha más por la falta de consciencia de que está presente, y funciones como el Share Play son muy bienvenidas (aunque algunos juegos lo capen o limiten), además de las ofertas cooperativas de algunos títulos específicos, como 'Far Cry 4'.

Share Play

Xbox One por su parte, va un poco más limitada en este sentido, pero desde Microsoft han asegurado potenciar este aspecto en el futuro. Teniendo en cuenta que las actualizaciones para esta consola llegan con una cadencia mensual, es de esperar que así sea.

- Mundos más grandes y llenos de vida

'Assassin's Creed Unity' ha sido el primer (aunque fallido) primer paso en la verdadera evolución que veremos en esta generación. No meramente gráfica o visual, sino con la presencia de entornos enormes, detallados, con eventos aleatorios ocurriendo a nuestro alrededor... Realmente la última entrega de la franquicia de los asesinos es un juego que podría haber aparecido en la pasada generación de no ser por esa magnífica ciudad de París, detalladísima y llena de personajes haciendo todo tipo de cosas.

The Witcher 3

A esto se suma 'Dragon Age Inquisition' y algunos que están por llegar, como 'The Witcher 3', 'Just Cause 3' o 'The Division'. Este es el motivo por el que este que escribe desea un nuevo 'The Elder Scrolls' con todas sus ganas.

- Dos sistemas en constante evolución

El haber incorporado conexión a internet a nuestras consolas domésticas ha traído algunas cosas negativas (DLC, parches...) pero también otras tantas positivas, y tanto Sony como Microsoft se comprometieron, y están cumpliendo, a actualizar permanentemente sus respectivas máquinas.

Así, PlayStation 4 ha ido incorporando funcionalidades como el mencionado Share Play, la posibilidad de subir vídeos directamente a Youtube sin pasar por un USB, o la de reproducir MP3. Xbox One se pone al día cada mes, y en este último mes de noviembre, por ejemplo, ha recibido una actualización más que interesante que además de opciones menores como poder poner fondos personalizados o funciones relacionadas con la televisión, a partir de ahora también permite twittear los videoclips grabados.

Cuentas pendientes

- Lanzar juegos terminados y testeados hasta la saciedad

Si 'Assassin's Creed Unity' ha sido ejemplo para lo bueno, también lo es para lo malo, y es que su lanzamiento vino acompañado de bugs, graves caídas en la tasa de frames y otros errores, más o menos importantes. Da la sensación de que mientras las cosas se puedan arreglar a base de parches, todo vale, y no. Nos hemos dejado nuestros buenos dineros, no solo en las consolas, sino también los 60 euros (mínimo) que cuesta cada juego para tener el derecho de exigir productos de la máxima calidad.

Watch Dogs

El downgrade de 'Watch Dogs', los problemas con el online de los juegos mencionados antes (y de multiplataformas como 'Battlefield 4') han sido una constante desde el día uno de PlayStation 4 y Xbox One, y es de esperar que esto mejore.

- Nuevas IP y experiencias diferentes

De momento, Microsoft es la que ha demostrado estar más comprometida con la creación de nuevas propiedades intelectuales: 'Titanfall', 'Sunset Overdrive', 'Ryse: Son of Rome'... a los que se sumarán en el futuro 'Scalebound' o 'Quantum Break'. En PlayStation 4 están por ver 'Bloodborne' o 'The Order: 1886', pero la sensación general es que estamos jugando a lo mismo que en la generación pasada: shooters, sandbox, etc... En definitiva, propuestas jugables distintas e innovadoras, más bien pocas. Por no decir ninguna.

- Juego y servicios online estables

En cuanto a la red de cada una de las plataformas, Xbox Live está ofreciendo una estabilidad que da poco pie a la polémica, cosa que no se puede decir de PS Network, con caídas frecuentes y periodos de mantenimiento. Es comprensible que pase a ser un servicio de pago, pero ojo, también que se convierta en algo de mayor calidad, y por el momento, no es el caso.

Battlefield 4

Luego están los servidores concretos de cada juego, que nos dan no pocos disgustos. Y no conviene olvidar algo muy importante: la regla general en esta generación parece orientada al juego en permanente conexión, y si eso falla... ¿qué te queda? En casos como 'DriveClub' o 'Battlefield 4', prácticamente nada. Algo verdaderamente urgente de ser corregido.

Índice de contenidos
  1. - 1 Año de Next-Gen
  2. - PlayStation 4
  3. - Xbox One

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.