avatar

Las compañías de videojuegos son los malos y los buenos son la prensa - La Zona
14
LA ZONA

Las compañías de videojuegos son los malos y los buenos son la prensa - La Zona

Por Jonathan León
Categoría: Opinión
28 de Octubre 2016 | 18:41

En un reciente artículo de la revista Presura sobre la prensa de videojuegos, Alberto Venegas distingue dos corrientes. Por un lado tenemos a la prensa centrada sobre todo en los análisis de juegos, la prensa tradicional que podríamos llamarla, que actúa como una guía de consumo para los jugadores, que a través de los susodichos análisis pueden saber si el juego les merece la pena o no. Por otro, Venegas habla de una prensa más minoritaria, pero también más crítica y reflexiva que evita estas preconcepciones.

A esta última la dejaremos aparcada. El caso es que, como ya sabrá todo el mundo, Bethesda ha decidido no enviar más copias de prensa antes del lanzamiento. Algunos representantes de la prensa tradicional se han pronunciado al respecto para cargar contra la compañía y decirles a los usuarios que no compren ni reserven nada sin ver antes un análisis en la página de rigor que te diga si es bueno o no. Personalmente, el modelo "guía de compra" de la crítica de videojuegos es algo que siempre me ha echado para atrás, pero eso da para otro tema. Estoy de acuerdo con mi compañero Pedro Herrero en que es necesaria, eso sí; no mola nada eso de no tener ninguna referencia para comprar un determinado título y que al final salga rana habiéndote dejado tus buenos 60 pavos.

Pero pongámonos en el caso de 'Dishonored 2', ¿hace falta guiarse por el análisis definitivo para saber si te merece la pena comprarlo? Quiero decir, hemos tenido mil y un tráilers, cinemáticos e incluso con gameplay sin cortar en el que podemos ver cómo es en todo su esplendor, amén de avances e impresiones de todo tipo. Vivimos en una época en la que es casi imposible no saber nada de la mayoría de juegos grandes antes de que salgan. Ya sabemos que a ese título le van a llover los nueves. Porque tiene buenos gráficos, una jugabilidad variada, una buena historia, una ambientación, un doblaje excelente, y además contará con bastantes horas de contenido. Basta con ver esos tráilers y con conocer de sobra cómo actúa la crítica tradicional de videojuegos para saber qué dirán desde por lo menos el pasado E3. La razón por la que la gente suele esperar a las reviews suele ser sobre todo la nota; oh la sagrada nota, ilumíneme con su sabiduría. Si acaso, te podrás encontrar con alguna sorpresa como que haya demasiados bugs, pero seamos francos, ¿cuándo se le ha dado mala nota a un juego de Bethesda por esto?

Sobre crítica y máscaras

Dishonored 2

La propia prensa tradicional se erige como el baluarte del saber, de tener la potestad de decir si un juego merece la pena o no. No pasa nada por eso, se lo doy, pero otra cosa es que digan a los consumidores qué hacer con su propio dinero. Lo de "no compréis hasta que nosotros os lo digamos" me parece de creerse en una posición más alta de la que realmente ostentan. Todos entendemos la prensa como ese cuarto poder regulador y justiciero que vela por el bien de la ciudadanía, algo que suena genial sobre el papel, pero que en la práctica se da poco. La prensa está manchada por la necesidad de tener ingresos, y para ello se recurre a la oficialidad. En el caso de los videojuegos, los grandes medios tienen privilegios, y recibir copias de prensa gratuitas antes del lanzamiento es solo uno de ellos. Y luego está todo lo de la inmediatez y la actualidad, tener el análisis antes que nadie para generar visitas.

Sí, puedes criticar lo de Bethesda por varias vertientes. No está de más saber si algo me va a rentar antes de comprarlo, y esta decisión es sospechosa precisamente porque parece como si en la compañía supieran que les van a dar malas notas y prefieren aprovecharse de las ventas de los primeros días en los que los consumidores compran "a ciegas" (aunque esto también lo hicieron con 'DOOM' y resultó que el juego era increíble).

A lo que quiero llegar es que nuestro concepto general de crítica de videojuegos está muy lejos de obedecer a esos propósitos de servir al consumidor de los que se vanagloria la prensa tradicional. Es una crítica moldeada por los privilegios derivados de la publicidad, las invitaciones a eventos, las ediciones especiales de prensa, etc... Lo decía Alberto Venegas en el artículo anteriormente mencionado: queda muy mal que una compañía hable bien de su juego, prefieren hacerlo por otro canal aparentemente ajeno a ellos. Pero a ese canal hay que contentarlo, y cuando dejas de hacerlo, parece que lo primero que hace es lloriquear por haber dejado de recibir sus juguetes (que los maletines son un mito, pero esta manipulación se da de otras formas), disfrazándolo con esa falsa máscara de justicia y bienquedismo, de "hacednos caso a nosotros, que somos quienes tenemos la verdad".

Don't believe his lies

Estos medios son los que deberían desde un principio saber ejercer una crítica y un periodismo dignos, y no usar esto de pretexto cuando les viene en gana. Tal vez Bethesda haya querido cortar por lo sano porque realmente no quiere mala prensa de su juego antes de las ventas, o quizás es que esta relación entre empresas de videojuegos y medios chirría demasiado, y se han dado cuenta de que lo mejor es no contribuir a que se perpetúe este sistema (que lo dudo, pero es bonito soñar). O puede que sea cualquier otra cosa, sus motivos desde luego tendrán.

Al final, el que está en medio de todo es el consumidor, que es quien decide si le conviene comprar ese juego en base a lo que ha visto en diversos análisis, o en el caso de que no los haya a tiempo, si esperarse o comprarlo según lo que ha podido observar en las previews. Pero quien lo decide es ese consumidor, no la compañía o la publicación de turno, que solo están ahí como productor y como mera guía (una vez más, función que no me gusta mucho, pero entiendo que necesaria), respectivamente.

Aunque total, ¿para qué? Si todos sabemos que van a haber ochos, ochos y medio, o nueves y nueves y medio a cascoporro. Y si resulta que no, oh vaya, está lleno de bugs o nos han mentido, cómo han podido hacer eso con nuestros corazoncitos. De alguna manera siempre nos las apañamos para echarle la culpa a las malvadas empresas.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.