avatar

Análisis 'The Vanishing of Ethan Carter' para PS4
REVIEW

Análisis 'The Vanishing of Ethan Carter' para PS4

Por Álex Pareja
PS4
Categoría: Analisis
21 de Julio 2015 | 18:44

Las aventuras narrativas han encontrado un nuevo hueco en el mercado durante estos últimos años. Experiencias pausadas, de poco ritmo y que incluso requieren de un esfuerzo del propio jugador para poder disfrutarlas del todo abarcan ahora una oferta importante. 'The Vanishing of Ethan Carter' pertenece, sin duda, a esa parte del pastel. Sus buenos resultados en PC han llevado al juego a llegar también a PlayStation 4.

Pero no se trata de un simple port, eso sí. El trabajo de The Astronauts ha recibido mejoras en el apartado técnico, ya que el título corre en la consola de sobremesa de Sony bajo Unreal Engine 4, la versión posterior a la que vimos mover el título original. ¿Se nota la diferencia? En general, no demasiado, aunque bien es cierto que ciertas estampas y detalles ahora muestran algo más de detalle. Eso sí, si disfrutaste del juego en su día en un PC muy potente que te permitió estrujar al máximo el título, no te pierdes nada en esta versión, que incluso sufre a veces ciertos bajones de frame rate -menos mal que poco importantes-.

¿Aventura narrativa o aventura de puzles?

Centrándonos ya en el juego en sí, 'The Vanishing of Ethan Carter' deja claro desde el principio que no nos vamos a encontrar con el típico juego. Nos encontraremos totalmente solos en un escenario enorme que podremos recorrer con libertad al principio del juego, sin saber absolutamente nada sobre el argumento, los controles, ni nuestra finalidad. Poco a poco el juego se encargará de que aprendamos las mecánicas de manera implícita, sintiéndonos cada vez más cómodos en el escenario que tendremos que recorrer.

The Vanishing of Ethan Carter

Interactuando con diversas zonas del escenario iremos descubriendo poco a poco todo lo que rodea al juego, que resulta más intrigante, misterioso y sobrenatural de lo que podíamos imaginar. Lo mismo ocurre a nivel jugable, ya que enseguida iremos controlando y disfrutando los pasos a seguir para ir descubriendo los diversos puzles que nos iremos encontrando por el camino.

Porque aunque el juego llegue con la intención de ser una "aventura narrativa" (de hecho así es como se define a sí mismo al inicio del título) no deja de ser una obra muy centrada en la resolución de los puzles, más que en la historia en sí. Ahí posiblemente, en el momento en que descubramos que vamos a enfrentarnos a un juego que no narra una historia demasiado interesante en sí mismo sino que se centra sobre todo en ofrecernos diversos puzles muy bien diseñados, será cuando algunos jugadores puedan sentirse algo decepcionados.

Quizás la decepción sea una palabra que quede demasiado grande en este caso -porque el juego es muy bueno- pero sí que es cierto que no llega a ser exactamente aquello que parece. No hay que juzgar por las apariencias, pero si el propio juego te dice una cosa y luego es otra... 'The Vanishing of Ethan Carter' aporta una narrativa típica, muy escondida que va descubriéndose al jugador según va superando desafíos, pero ni mucho menos resulta una historia escandalosamente buena.

The Vanishing of Ethan Carter

Por ello, aquellos jugadores que se acerquen al juego buscando una experiencia distinta que sepa aportarles una historia mientras disfrutan de una jugabilidad pausada y relajada, no encontrarán exactamente lo que por una parte el propio título promete. Así que, entended el juego como lo que es: una sucesión de puzles muy bien realizados en un contexto y escenario estupendo, pero no hay una historia excelente que descubrir.

Mapa abierto y libertad de movimiento

El título nos situará desde el principio en un gran escenario, que podremos recorrer con libertad. Poco a poco iremos conectando los distintos segmentos del mapa (como si de un 'Dark Souls' o 'Bloodborne' se tratara) y por el camino nos iremos encontrando con estos puzles. Podremos hacer dos cosas: resolverlo o seguir avanzando, ya que el juego no obliga en ningún momento a superar los retos para llegar hasta el final, o al menos no al principio.

En un punto de la aventura (cuando podamos desplazarnos por todos los rincones del mapa) necesitaremos haber resuelto todos los puzles para avanzar y descubrir el final. De esta manera, aquellos desafíos que nos hayamos saltado o que no hayamos realizado en su momento se convertirán automáticamente en nuestro objetivo. En ese punto es cuando más notaremos que nos encontramos frente a un título de puzles en primera persona y no con una experiencia narrativa.

The Vanishing of Ethan Carter

Estos puzles se resolverán de diferentes maneras. La más interesante será aquella en la que deberemos investigar los escenarios en busca de pistas para reconstruir la escena que allí se ha producido. Una vez resuelto, asistiremos a una revelación que aportará nuevos datos relevantes para la historia, que iremos conociendo de esta forma poco a poco. El protagonista también actuará como narrador ambientando las largas caminatas o aportando información en momentos concretos.

Otros puzles serán más típicos y complicados. Ordenar algunas piezas, recordar la disposición de las habitaciones... estos serán los retos más alejados de la experiencia narrativa en sí y que, sin duda, frustrarán a los jugadores que esperaban otro tipo de juego. No resultan demasiado complicados pero sí que requieren de tiempo y mucha paciencia para poder llegar al resultado final. También cabe destacar las sorpresas que nos iremos encontrando en algunos momentos y puntos del escenario, donde un servidor tuvo una experiencia bastante extraña y satisfactoria como jugador -aunque ahorraré comentarla por los más que evidentes spoilers-.

'The Vanishing of Ethan Carter' empieza siendo una aventura de descubrimiento constante, en la que el enorme tamaño del mapa y la falta de marcadores o indicadores harán que el jugador tenga que aprender a adaptarse por sí mismo, pero termina siendo un juego de resolución de puzles. La historia ambienta, es misteriosa y siempre querremos saber más, pero como ya se ha comentado no llega a ser tan importante como nos hubiese gustado a título personal.

The Vanishing of Ethan Carter

La extensión del mapa también provocará que nos perdamos en ocasiones, y tendremos que regresar varias veces a distintos puntos hasta adivinar cuál es la zona hacia la que debemos dirigirnos a continuación. Evidentemente, esto resulta como una consecuencia de lo comentado anteriormente: lanzarnos solos en un escenario sin más ayuda, pero también te saca bastante de la experiencia cuando te ves a ti mismo correteando de un lado para otro sin saber demasiado bien qué hacer.

La belleza y el cuidado de todos los escenarios es extraordinario y dará gusto realizar cada uno de los paseos. Cómo se conectan las diferentes zonas y cómo están escondidas algunas rutas no vale para nada más que para aplaudir a los diseñadores que han creado un escenario enorme que aún así no resulta vacío en ningún momento. Una lástima que algunos aspectos hayan alejado al título de ser una auténtica maravilla.

Si te gustan las experiencias distintas, te llama la atención y no tienes miedo de enfrentarte a distintos puzles, puedes perdonar que la historia no sea excelente y tienes tiempo para adaptarte y disfrutar de los escenarios, 'The Vanishing of Ethan Carter' resulta una experiencia increíble. Si buscabas una "aventura narrativa" donde la historia y las maneras de narrárnosla resulten excelentes, no es ni mucho menos lo esperable y hay muchas opciones mejores.

7,0

Lo mejor:

- La puesta en escena. - Ausencia de tutoriales. - Escenarios enormes repletos de detalles. - Experiencia muy distinta a lo habitual.

Lo peor:

- La historia no es tan buena como debería. - Los puzles pueden echar para atrás a más de uno. - Perderse y desconectar de la experiencia, más habitual de lo debido.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.