avatar

'Ducktales Remastered', un gran ejercicio de nostalgia y actualidad
PATOBURGO

'Ducktales Remastered', un gran ejercicio de nostalgia y actualidad

Por Benjamín Rosa Fernández
PS3
Categoría: Analisis
14 de Agosto 2013 | 16:51

Cuando Capcom y Disney Interactive Studios anunciaron que tenían entre manos un remake del clásico juego oficial de la serie PatoAventuras que salió en NES, muchos sabíamos que no era un trabajo precisamente fácil. El juego original de hace más de veinte años supuso en su día unos estándares de calidad en cuanto a diseño de niveles, gráficos, música, jugabilidad y muchos más elementos que hicieron de él toda una gran obra que aún a día de hoy se tiene como referente a la hora de hacer juegos de plataformas.

El Amazonas de Ducktales Remastered

Pero hay que tener en cuenta que gran parte de las mecánicas del juego original se han quedado anticuadas y que no siempre fueron de agradecer, como el límite de tiempo en un escenario con exploración abierta o tener que visitar tres veces Transylvania de forma que lo intercalemos con otros viajes para poder conseguir el tesoro que oculta. Gran parte del encanto de esta nueva entrega es que corrige los fallos de diseño que tuvo el juego para tratar de adaptarse a los estándares actuales.

De los ochenta al siglo XXI

Pero hay que entender que no siempre todo tiempo pasado fue mejor, y hay veces en que los clásicos tienen que saber adaptarse a las nuevas posibilidades que ofrece la tecnología, y que eso no representa siempre la pérdida de la esencia o de su encanto, y es que "adaptarse a los nuevos tiempos" no significa que deba convertirse en un juego de disparos de mundo abierto y con elementos de juego de rol. A veces lo único que le hace falta es un lavado de cara, minimizar errores y modificar lo existente para hacer que un juego resurja de la nostalgia y pueda sorprender a jugadores actuales. Para poder analizar correctamente 'Ducktales Remastered', tenemos que coger cada uno de los puntos clave del juego original y mostrar cómo se ha adaptado para captar a los nuevos jugadores que en su vida habrán visto PatoAventuras, y ver si convence también a los jugadores de más de veinte años.

El Amazonas de Ducktales Remastered

Empecemos por el diseño de niveles, el cual no siempre fue perfecto pues hace años teníamos siempre que encontrar objetos en otras partes del mundo y volver sobre nuestros pasos para encontrar los tesoros que ocultan. En esta versión, ahora es posible y obligatorio terminar los niveles de una sentada debido a un leve rediseño. En cada nivel antes de acceder a la zona del jefe final, hay que encontrar varios objetos repartidos por un mapa con ciertas reminiscencias de 'Metroid', antes de poder enfrentarnos al guardián de un tesoro. Hay quien puede pensar que esto quita parte del encanto original, pero nada más lejos de la realidad puesto que hace que la acción no se interrumpa y la ambientación de las fases se mantenga firme durante toda la aventura. Los niveles siguen teniendo un diseño inteligente que aprovecha bien sus posibilidades y desprenden un encanto especial, con lo que los más puristas pueden estar tranquilos, y estamos seguros de que estarán contentos de poder superar fases que en su día no pudieron.

Pero la mecánica del juego original se ha mantenido intacta. Muchos recordarán el famoso bastón saltador de Tío Gilito con el que superar las zonas de pinchos de la Luna y el Amazonas, y que en el Himalaya te hundía en la nieve, o que servía para golpear rocas y usarlas como armas. Pues está tal y como era en su día. La única diferencia con respecto a la versión vieja, es que ya no es necesario pulsar el botón de abajo en el pad direccional para usarlo, pues ahora solo hace falta pulsar el botón del bastón en pleno salto para que no sea tan costoso, pero quienes lo quieran de la forma clásica no lo van a perder. Obviamente, casi todo el juego se basa alrededor del palo saltador, y es una mecánica que pese a tener más de veinte años, sigue siendo endiabladamente adictiva, original, y con muchas posibilidades que el juego consigue explotar de buena manera.

Transylvania de Ducktales Remastered

Un punto a su favor es que incluye dos nuevos niveles, uno que actúa como un tutorial del juego y un segundo que junta todas las mecánicas jugables con el bastón y demás que están presentes en los niveles anteriores. Esto se hace para dar algo de historia al juego más allá de buscar los cinco tesoros gracias a unas sencillas pero bien logradas cinemáticas. Y le sienta de tan buena manera, que esperamos que el resto de remakes de juegos de hace varios años sigan por esta senda.

Sin embargo, algo de lo que podemos quejarnos es de su duración y de su dificultad. La primera de ellas es fruto de que hablamos de un juego que originalmente dura una hora al que se le han añadido dos niveles y escenas de vídeo. Por suerte tiene su componente de rejugabilidad que anima a los jugadores a conseguir todos los desbloqueables y a superar los niveles de dificultad más altos. Sobre la dificultad, gran parte de la dificultad original se debe a que el juego tenía cosas como un límite de tiempo y te hacía revisitar áreas, ya hora que eso ha sido rediseñado, junto a la inclusión de un sistema de autoguardado, puede parecer que estamos ante uno de los juegos más fáciles que existen pero si perdemos todas las vidas, tendremos que empezar desde cero un nivel. Por suerte para los más puristas, pueden desbloquear el nivel de dificultad extrema, que reduce la cantidad de vidas que hay, las expansiones de salud, elimina el autoguardado y si pierdes todas las vidas tienes que empezar todo de nuevo.

Jugando a la serie de animación

Ante todo, no hay que olvidar que estamos hablando de un juego basado en la clásica serie de animación PatoAventuras, y como tal, tiene que ser fiel a su estilo. El juego original era más bien una aventura con los personajes de Disney usados como excusa, pero ahora ya sí que se nota que es todo un juego de la serie. El estilo gráfico que mezcla animación realizada a mano con alto detalle y escenarios poligonales puede parecer extraña al principio, pero una vez se ve en movimiento es difícil pensar en un estilo gráfico distinto. Resulta abrumador la cantidad de detalle que se ha puesto para reflejar el estilo de animación detallista de Disney en el tema de expresiones y de diseño de personajes. Llegamos a pensar que los gráficos han sido encargados a un estudio de animación de la propia Disney.

Transylvania de Ducktales Remastered

La música también cumple de sobras con su cometido. Antaño era importante que la música fuera casi tan protagonista como las mecánicas del juego, y WayForward ha mantenido la esencia de las canciones del juego original. Las nuevas versiones no desmerecen en nada y realmente son obras dignas de salir en un disco comercial. Y ahora respondemos la pregunta más importante para lso melómanos de la NES: el tema de la Luna suena de forma maravillosa y cautivadora. Pero como saben que igual hay gente a la que no le gusta, ha puesto la opción de escuchar las canciones en su versión original, aunque para esto haya que superar el juego al menos una vez.

Por último no menos importante, se ha optado por que el juego tenga a los actores de doblaje de la serie original, eso sí, en inglés. Hay que entender que el doblaje fiel al español sería imposible dada la muerte de Carlos Revilla, que le puso tan entrañable voz a Gilito McPato. Eso sí, las voces en inglés siguen con el carisma de antaño, y eso que el actor que hace de Tïo Gilito tiene ya más de noventa años. El resultado está tan bien logrado que sienta como si estuviésemos jugando a una serie de episodios perdida en el tiempo.

Conclusiones

Realmente se nota que esta versión de un clásico tan viejo es de lejos la más cuidada hasta la fecha: nuevos contenidos, rediseño de errores, un apartado técnico que quita el hipo... Es todo un regalo para los más nostálgicos. El principal problema del atractivo del juego es que aparte de los nostálgicos, pocos jugadores de las nuevas generaciones conocerán la maravillosa serie en la que está basado y se echarán atrás por ser un juego con personajes de Disney sin ser 'Kingdom Hearts'. Pero si por algún casual eres menor de edad y quieres saber cómo eran más o menos los juegos de antaño a los que jugaban tus padres, esta posiblemente sea la mejor opción posible. Echa mucho para atrás su precio por un juego que en base nos durará dos horas, pero quizás encontrarlo rebajado ayudará mucho.

8,3

Lo mejor:

Aún conserva el carisma y buen hacer de los juegos de antaño, pero adaptado a las posibilidades de hoy.

Lo peor:

Aún conserva la duración de los juegos de antaño y la dificultad se ha resentido mucho si no nos aventuramos en los modos mas altos.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.