avatar

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow
MUNDO BLANCO

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

Por Benjamín Rosa Fernández
PS3
Categoría: Analisis
25 de Febrero 2013 | 14:33

Empecemos por hablar de That Game Company, un grupo de desarrolladores atrevidos que han hecho tres grandes juegos para PlayStation 3 con la ayuda de Sony Computer Entertainment: 'flOw', 'Flower' y 'Journey'. Este grupo de juegos fue el encargado de demostrar que gracias a la distribución digital y a los menores riesgos que conlleva, es posible traer experiencias de juego distintas a los habituales 'God of War', 'Resistance' y 'Killzone'. Los tres juegos que crearon thatgamecompany se convirtieron en todo un referente, y como el contrato de colaboración con Sony pedía tal cantidad de títulos, ya pueden ir por libre. Ahora le toca el turno de seguir esta senda de ayuda a los desarroladores indepentes a los de Giant Sparrow.

El primer título de este grupo es 'The Unfinished Swan', una versión comercial de una demostración técnica mostrada en el año 2008. Los de Sony vieron potencial y pensaron que ese prototipo podría convertirse en un juego exclusivo para su servicio de descargas y lo produjeron además de hacer que algunos de los chicos de su estudio en Santa Monica les ayudasen a convertir la idea en algo divertido y al que se le pueda llamar "juego".

Un cuento digital

Desde un principio, el juego se nos muestra como si fuese un cuento infantil con un estilo muy minimalista. Nos ponemos en la piel de un joven niño llamado Monroe que tenía una madre a la que le encantaba pintar, pero nunca terminaba ningún cuadro. Al fallecer la madre, nuestro pequeño protagonista es enviado a un orfanato junto con un pincel de plata de su madre y un cuadro inacabado de un cisne (de ahí viene el nombre del juego). Una noche cualquiera, Monroe descubre que el cisne inacabado ha huido por una puerta misteriosa y acude a su rescate, pero esto le lleva a un misterioso mundo inhóspito gobernado por un rey extravagante.

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

En todo momento el juego mantiene su esencia de cuento infantil, con momentos tiernos, surrealistas y algunos peligros implícitos que darán miedo a los más pequeños. La historia cuenta lo esencial para entender la aventura de Monroe con cinemáticas en las que reina la sencillez y con un estilo ciertamente parecido al de la obra maestra El Principito, pero hay algunos detalles ocultos de la historia del rey del reino que debe ser descubierta y que nos demuestra la relación entre Monroe y el cisne inacabado con el reino. Una forma interesante y a la vez efectiva de trasladar la forma de contar cuentos de estilo clásico a los videojuegos.

Experimentos con esferas

Casi toda la experiencia de juego nos trata de mostrar distintas formas de resolver puzzles con el pincel de plata de Monroe según la etapa en la que nos encontramos, como en su día fue la pistola de portales y los elementos de Aperture Science en el aclamado 'Portal', y es que The Unfinished Swan bebe bastante (no sabemos si de forma intencionada) de la obra de Valve y lo pasa por un filtro para que niños de ocho años puedan jugarlo.

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

La primera etapa que nos encontramos es la que hizo que Sony se aventurase a producir esta aventura: lanzamos bolas de pintura para pintar de negro un lienzo en blanco tridimensional que es el escenario y así descubrir todo lo que nos rodea. Esta etapa se centra mucho en la exploración e investigación lógica del camino indicado, que normalmente suele ser aquel sitio que nos queda por pintar. Sin ninguna duda es lo más original del juego y funciona de manera que se hace entretenido ver cómo es el mundo enteramente blanco que nos propone Giant Sparrow. Su problema es que se alarga mucho y llegado a cerca del final de esta etapa nos habremos cansado de ametrallar el botón de lanzar esferas para ver por dónde vamos.

Terminado esto, llegamos a la segunda sección del juego, que deja las bolas de pintura negra por bolas de agua. Su uso se divide en dos: mover mecanismos y hacer crecer unas enredaderas por las paredes del reino. El tema de mover mecanismos con palancas resulta muy poco sorprendente y es hasta previsible. No tiene tanta emoción ni factor sorpresa como las bolas de pintura negra, y los desafíos que propone no son un reto. Como en la serie 'Portal', los problemas que nos presenta el juego se solucionan con algo de lógica y fijándose en los pequeños detalles, y al finalizar nos hacen sentir listos; pero no sucede en 'The Unfinished Swan' porque nunca suponen un auténtico reto. Si eso puede ser algo ingenioso el envolver el reino de color blanco en enredaderas, pero llegado a un punto acabamos volviendo a la idea de desvelar el escenario como con las bolas de pintura negras, y ahí pierde toda la novedad que nos presentaban las bolas de agua.

Tercera etapa, ahora las bolas de pintura negra nos sirven para mover esferas de luz que nos iluminan un camino lleno de arañas sanguinarias como la mítica tarántula asesina de 'Limbo', solo que estas temen la luz. Esta vez el camino está totalmente marcado y la sensación de exploración se reduce bastante y queda reducida a seguir la luz para evitar morir por los peligros ocultos. Luego llega una interesante sección en la que las esferas que lanzamos crean plataformas y es un buen soplo de aire fresco, pero esto se reduce a ser usado durante pocas ocasiones en una única escena y su potencial no termina de explotarse como debería.

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

Luego, la última sección del juego es una escena en la que se nos recuerda el camino de una forma en la que el juego rompe la cuarta para mostrarnos los créditos del juego de una forma inteligente. Una vez acabado el juego no nos sentimos mucho mejores ni más realizados por haberlo superado. Su dificultad está constantemente brillando por su ausencia y está muy pensado para los niños pequeños. Un adulto puede disfrutarlo igualmente, pero no disfrutará mucho de él más allá del interesante experimento que resulta.

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

El juego es bastante corto, y a no ser que seamos muy malos, no superará las cuatro horas de juego de aventura principal, con lo que nos deja con ganas de más. Trata de dar unas cuantas horas más con el añadido de unos globos secretos que nos desbloquean mejoras, pero no pasan de ser detalles menores y poco prácticos una vez superado el juego. Resultado: nos deja con ganas de más y de no haber explotado todo el potencial como si fuese, irónicamente, un juego inacabado.

Un juego bello

No lo vamos a negar, y es que este juego es bello artísticamente. No tendrá todo el potencial gráfico de un 'Killzone' o un 'God of War', pero a nivel artístico llega al sobresaliente. Esos colores vivos y ese estilo simplista llegan a cautivar cuando uno lo ve en movimiento, sobre todo cuando descubrimos el camino con la tinta negra o con las enredaderas. Nunca deja de lado el ser bonito y es algo que se agradece cuando uno lleva varias semanas con juegos en los que impera la paleta de colores marrón.

'The Unfinished Swan', el inacabado cuento interactivo de Giant Sparrow

La música está casi ausente en el juego y no la vamos a escuchar mucho. Sin embargo, el doblaje al español protagonizado por únicamente tres voces destaca. No son voces conocidas, pero su labor es sobresaliente y aciertan a la perfección con el tono de cuentacuentos que el juego pide.

Cisne Inacabado

'The Unfinished Swan' es un proyecto interesante, pero no termina de despegar en el apartado más importante: la jugabilidad. Sus ideas son muy originales y sorprenden, pero más de uno de esos conceptos no da la sensación de estar todo lo aprovechado que debería. Además, la dificultad casi inexistente y la escasa duración del juego hacen que quienes de veras puedan disfrutar del juego sean los más pequeños de la casa o los adultos con un fuerte niño interior.

Lo mejor:

Original de principio a fin, tanto a nivel de juego como visual y de presentación.

Lo peor:

Muy fácil y muy corto que nos da la sensación de no estar del todo aprovechado.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.