avatar

Análisis de 'Rocket Arena' para PlayStation 4, explosiones para todos los públicos
HERO SHOOTER

Análisis de 'Rocket Arena' para PlayStation 4, explosiones para todos los públicos

PS4
Categoría: Analisis
31 de Julio 2020 | 18:15

En una carrera, siempre hay alguien que ocupa la primera posición y el resto van a su rebufo. Lo mismo ocurre dentro de los videojuegos, más concretamente dentro de cada uno de sus géneros y subgéneros. Cuando uno consigue triunfar, aparecen decenas intentando alcanzar ese mismo éxito, o al menos arañar algún beneficio aprovechando la moda. En ocasiones esto funciona, en otras ocurren fracasos estrepitosos. En este caso, estamos hablando concretamente del subgénero de los "hero shooters", en el que tenemos a 'Overwatch' y 'Apex Legends' en lo más alto, mientras 'Battleborn' o 'LawBreakers' cayeron en el pozo más profundo.

'Rocket Arena' de Final Strike Games no tiene ni la intención de caer tan bajo ni tampoco la ambición de llegar a lo más alto. Su propuesta es ligera y despreocupada, al igual que su dirección artística, y sencilla y accesible, al igual que su apartado jugable. Quizás los que busquen algo más serio y enfocado a la competición no encuentren lo que busquen aquí, pero aquellos que no quieran complicaciones son más que bienvenidos. A veces, la diversión radica en la sencillez y no buscar demasiados problemas.

Rocket Arena

Probablemente, a los más veteranos del lugar les suene de algo el nombre del juego. 'Rocket Arena' es un famoso mod, y uno de los primeros, de 'Quake', y el título de Final Strike toma una inspiración evidente del clásico, actualizando elementos y mecánicas y adaptándolos a este tipo de shooters más modernos. No en vano, la primera vez que se mostró tenía una perspectiva en primera persona.

Por muy poca ambición que se tenga a la hora de crear, siempre hay que ofrecer algo nuevo, algo que resulte refrescante y sea un motivo para comprar otro juego y no quedarnos con todos los que ya tenemos. En el caso de 'Rocket Arena', los personajes funcionan con una barra de resistencia. Cuando está llena, podrás lanzar al enemigo por los aires, al más puro estilo 'Super Smash Bros'. En realidad, nadie en 'Rocket Arena' muere, sino que sale volando fuera del escenario y luego vuelve a entrar.

Rocket Arena

Puede parecer que esta modificación sobre la fórmula clásica es algo meramente estético, una vuelta de tuerca que no tiene un impacto real sobre el desarrollo de las partidas, pero en realidad sí que ofrece un pequeño detalle interesante. Desde las alturas, se nos permite ver dónde se encuentran posicionados cada uno de los jugadores y qué están haciendo desde un punto de vista ventajoso. Los más expertos serán capaces de sacar provecho de estos pocos segundos, un tiempo tradicionalmente muerto en otros juegos multijugador.

Las partidas de 'Rocket Arena' son 3v3, en escenarios pequeños, por los que su duración es escasa, especialmente comparado con otras como 'Overwatch'. En tres minutos se puede acabar fácilmente. Como decíamos, es un entretenimiento rápido y sencillo, más similar a la fast food, lo cual también implica una serie de carencias. Por ejemplo, no hay ningún tipo de habilidad definitiva que sea capaz de dar la vuelta a la tortilla. Por supuesto, cada personaje tiene dos habilidades específicas, como un tornado que lanza al enemigo por los aires (la verticalidad, otro elemento importante que luego comentaremos) o barriles explosivos. Los tiempos de recarga son breves, así que pierden un poco su característica de habilidades "especiales".

Rocket Arena

Después de comprobar su jugabilidad rápida y fresca, lo más importante es saber qué modos de juego trae 'Rocket Arena', posiblemente uno de sus mayores inconvenientes por la falta de variedad. En total, contamos con cuatro modos PvP (más uno PvE en el que hay que sobrevivir a hordas de enemigos) con un total de diez personajes. 'Knockout' es el modo más simple y clásico de todos, gana quien más puntos consiga sacando del escenario al resto de jugadores. Si algo funciona, no lo cambies. 'Rocketball' es la versión de Final Strike del fútbol, con una pelota y dos equipos rivales intentando marcar gol. 'Busca el tesoro' se divide en dos fases: en la primera hay que mantener el cofre por todos los medios, mientras que en la segunda hay que recoger las monedas que aparezcan. Por último, 'Mega Rocket' es capturar y defender un territorio, nada nuevo bajo el sol. Aún así, en este tipo de juegos es difícil de juzgarlos en su momento de lanzamiento, ya que continuará llegando nuevo contenido en los próximos meses de forma gratuita. Además, la temporada de partidas rankeadas está a punto de comenzar.

'Rocket Arena' cuenta con una estética muy juvenil, quizás casi incluso infantil, más aún potenciada por el hecho de que nadie muere en las partidas. Esto realmente no dice nada positivo ni negativo sobre este aspecto. La estética le sienta muy bien a su propuesta. Sin embargo, el diseño de sus personajes se nos antoja un tanto faltos de imaginación y carisma. No hay ninguno que resalte por encima de los demás, ni que te den ganas de jugar inmediatamente con él.

Rocket Arena

Conclusiones

En definitiva, 'Rocket Arena' es una propuesta interesante al subgénero del hero shooter, que intenta ofrecer algo medianamente nuevo y fresco. No pretende convertirse en la nueva sensación y copar los primeros puestos de Twitch, simplemente hacerte pasar un buen rato durante un par de partidas rápidas. Sí es verdad que le falta algo de variedad en sus modos de juego (al menos de lanzamiento) y en el propio desarrollo de las partidas en sí, y el diseño de los personajes se antoja genérico y falto de personalidad. Aun así, es una experiencia entretenida y sencilla, que además nos llega a un precio reducido.

6,5

Lo mejor:

- Sencillo de jugar.

- Pequeños cambios a la fórmula general.

- Fresco y divertido, perfecto para el verano.

Lo peor:

- Diseños de personajes carentes de personalidad.

- Falta variedad tanto en modos de juego como en las partidas.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.