avatar

Análisis de 'Mortal Shell' para Xbox One, llena el cascarón
REVIEW

Análisis de 'Mortal Shell' para Xbox One, llena el cascarón

Por Fco Javier Castro
PC XOne PS4
Categoría: Analisis
17 de Agosto 2020 | 17:00

La dificultad como mecánica es algo que se lleva haciendo en los videojuegos desde el inicio. Muchos son los jugadores que buscan un reto consigo mismos, y no cabe duda que las experiencias audiovisuales son un buen conducto para este tipo de experiencias. Para los más veteranos, esto no es un novedad. No obstante, los neófitos sin duda recordarán a la saga 'Dark Souls' (con permiso de 'Demon's Souls', por supuesto) como uno de los momentos claves que marcó el devenir del medio, puesto que trajo consigo la vuelta de una dificultad que, aún sintiéndose incluso a veces desmesurada, sabía medir perfectamente entre riesgo, paciencia y recompensa. Es de recibo mencionar dicha saga, puesto que el juego que tenemos entre manos está completamente inspirado en ella, dicho por sus propios desarrolladores. Hoy nos sumergimos en una experiencia audiovisual retante, que exige sacrificios, exige paciencia, y ofrece recompensa por partes iguales.

Antes de profundizar en las mecánicas y la propuesta de 'Mortal Shell', quiero hacer un alto en el camino para matizar un poco cómo ha sido desarrollado este título, que pertenece al género de los ARPG y más concretamente al subgénero Soulslike. El equipo tras su desarrollo se llama Cold Symmetry, y es un estudio independiente formado por veteranos de la industria de solo 15 personas. Es importante remarcar este punto en concreto, porque el título puede llevar a pensar que detrás de él hay un equipo grande, tanto por su aspecto gráfico como por su manufactura. Pero nada más lejos de la realidad; estamos ante un Indie con un pequeño grupo de desarrolladores detrás, escasamente pequeño, con un desarrollo de poco más de dos años. Bien, después de este inciso, podemos dar inicio al análisis.

Mortal Shell

Ubicándose dentro de un género

'Mortal Shell' pertenece al género ARPG y más concretamente al subgénero Soulslike, y por lo tanto hereda muchas de las mecánicas de dicho subgénero. Pero eso no significa que no estemos ante una propuesta con sus propias tablas. En cualquier caso, aunque la inspiración esté ahí, -recoge el testimonio tanto de 'Dark Souls' como de 'Bloodborne'- ofrece mecánicas únicas que nos hacen replantear cualquier conocimiento previo en el género y nos hace pasar por el trámite del aprendizaje.

La historia nos lleva a encarnar a un ser -o un alma- que aterriza en un mundo decadente asolado por la codicia del hombre, donde, de algún modo, los grandes señores se han hecho con el poder ancestral que permitiría ascender a los seres con cierta divinidad. Nuestra tarea, desde el principio, será recuperar esos apéndices, y hasta aquí puedo desvelar para no realizar spoilers de la trama. Como es habitual en este tipo de experiencias, la historia se encuentra oculta bajo un manto de misticismo, y será voluntad, o no, del jugador, desentramarla para poder desglosar la historia que los desarrolladores quieren explicar.

Mortal Shell

Somos muchos, pero mi voluntad es la predominante

Nuestro personaje es un ser no corpóreo, y nuestro primer objetivo será conseguir un cuerpo, un cascarón, que debemos habitar para poder movernos por el mundo. Una vez conseguido -esto ocurre al principio de la aventura- el juego nos suelta de la mano, y entonces empieza la aventura de verdad. Una de las primeras cosas que aprendemos en esta aventura es que los cascarones -esos cuerpos humanos vacíos-, fueron personas antaño. Así que, en lugar de subir niveles con la experiencia, lo que desbloqueamos son recuerdos, que nos ofrecen la oportunidad de aprender técnicas (ya sean activas o pasivas) únicas de cada cascarón. De ese modo, no solo averiguamos quiénes fueron los cuerpos que habitamos durante la aventura, también conseguimos valiosas habilidades únicas de cada uno de ellos. Cabe la pena destacar que hay un total de 4, que se encuentran diseminados por el mundo central, un área que converge en muchas direcciones y que conecta las distintas mazmorras.

Los 4 cascarones cuentan además con sus propias armas, 4 en total, con sus pros y sus contras. Y aunque podemos manejar dichas armas con cualquiera de ellos, vale la pena experimentar con sus capacidades y con sus habilidades para poder sacarle el máximo partido. No obstante aquí empiezan algunos de los claro oscuros de este título, y es que se antojan demasiado pocas, y tampoco son tan diferentes entre sí, por lo que pueden suponer un problema si como jugadores estamos buscando algo más variedad. Lo mismo podría aplicarse a los cascarones, ya que los mismos, aunque ofrecen diversidad, no alcanzan la suficiente profundidad. A modo de resumen, vamos a enumerar a los 4 tipos de cascarones: Harros es un guerrero equilibrado con compensación en la vida y en la estamina; Solomon es un erudito capaz de acceder a un aprendizaje acelerado; Eredrim es el guerrero pesado por excelencia con poca estamina, mucha vida y con mejoras al daño, y finalmente tenemos a Tiel, con perfil de asesino; poca vida y mucha estamina, muy veloz y capaz de fusionarse con las sombras. Sus armas, por supuesto, les representan, y tenemos la espada clásica, el espadón, una gran maza y un pico que se combina con una daga, cada una con su set de movimientos. Y por supuesto, las podemos ir mejorando, algo esencial para avanzar en el juego.

'Mortal Shell' se caracteriza por un detalle en concreto que lo hace único y que da una estrategia al combate, cuanto menos, novedosa. A la hora de las batallas, tenemos los movimientos clásicos del subgénero Soulslike como son el golpe flojo y fuerte, la voltereta para evadir los ataques enemigos (fundamental en este juego), el parry, y finalmente el volvernos piedra. A diferencia de otros juegos del género, aquí no tenemos un método tradicional de detener los golpes, ni con las armas ni con un escudo. En su defecto, tenemos la opción de endurecer nuestro cuerpo y convertirlo en piedra, de forma momentánea, lo que nos permite obviar muchos de los ataques del enemigo. Esta mecánica, que en principio parece simple, es más compleja de lo que parece, ya que no podemos acceder a ella de continuo, ya que una vez la utilizamos, deberemos esperar unos cuantos segundos hasta que se recargue antes de tenerla de nuevo a nuestra disposición. Lo interesante, es que la podemos utilizar en cualquier momento, incluso en pleno ataque, por lo que podemos sorprender al enemigo de sobremanera, y encadenar varios ataques al tiempo que evadimos el del enemigo. Lo difícil sin duda es cogerle los tiempos, pero os podemos asegurar que se vuelve tremendamente satisfactorio. A todo lo mencionado hay que sumarle la mecánica de la determinación, unos segmentos que podemos rellenar encadenando ataques y que sirven, a su vez, para realizar los parrys o bien los ataques especiales y únicos de cada arma.

Mortal Shell

Siente el peso de la espada, siente la contundencia de mi mazo

El combate en sí mismo se siente muy, pero que muy bien. El juego no tiene contemplaciones; os adelantamos que vais a morir muchas veces, y como suele ocurrir en otros juegos del género, el conocimiento es poder, y por lo tanto, memorizar los patrones enemigos es fundamental. La movilidad del personaje se siente algo más pesada de lo habitual, pero personalmente nos encanta por la contundencia; los golpes se sienten muy bien representados, tanto los que damos como los que encajamos, y se vuelve muy visceral y divertido. Conocer el terreno que nos rodea es de vital importancia, y según vayamos desentrañando los secretos de 'Mortal Shell', se irá tornando poco a poco en algo más factible, pero sin dejar de lado que estamos ante enemigos capaces de barrernos la vida de unos pocos golpes. Además, la muerte tiene un precio, como suele ser habitual en los Soulslike, ya que perdemos la experiencia ganada al caer muertos y queda tendida allí sobre el terreno. Para recuperarla, como no puede ser de otro modo, debemos volver a la zona de la muerte y recogerla. Y también, como es obvio, si morimos antes de lograrlo, la perdemos toda.

Por delante nos espera un mundo sin misericordia, lleno de secretos, inhóspito hasta decir basta, en donde deberemos aprender a sobrevivir. Y un detalle que no se puede pasar por alto, es que existen muchos consumibles, pero no disponemos de ningún ítem de curación que se vaya recuperando tras descansar en una zona segura, lo que lo vuelve todo bastante más complicado. La curación está presente en 'Mortal Shell', pero requiere de un riesgo en el mejor de los casos. Podemos acceder a una serie de habilidades que nos permiten curarnos al realizar ciertas acciones, como por ejemplo, el parry. Por lo tanto, debemos cuidar muy bien nuestros pasos, tanto para no recibir daño como para recuperar esa vida perdida. Por otra parte, perder toda la vida no siempre desemboca en una muerte, puesto que la primera vez que ocurre eso, somos arrancados del cascarón que habitamos, y tenemos un breve periodo de tiempo para regresar a él, lo que nos permite reconstituir toda la vida. Cabe la pena señalar que esto solo lo podemos hacer una vez por vida, aunque existen otros métodos e ítems para reiniciar ese proceso.

Por el mundo además encontraremos ciertos consumibles que nos ofrecen diferentes ventajas, como curarnos, recuperar determinación y una suerte de acciones beneficiosas. Aquí de nuevo entra en juego una nueva mecánica, que es la del aprendizaje; cuanto más utilizamos esos objetos, mejor es nuestro conocimiento sobre ellos y mejor es su efectividad. Muchos de los consumibles volverán a estar disponibles para recoger pasado un tiempo, por lo que siempre merece la pena darse una vuelta por ciertas zonas.

Mortal Shell

La decadencia humana, la pérdida de la misericordia

'Mortal Shell' presenta un mundo dividido por cuatro zonas principales; una gran área central que hace a su vez de nexo, bastante amplia, llena de secretos y recovecos por explorar, y 3 mazmorras divididas en 3 secciones. Eso sí, cada mazmorra y cada sección ofrecen enemigos únicos con sus propios patrones de ataque, y os aseguramos que más os vale memorizar bien sus movimientos. A su vez el mundo central ofrece también una buena variedad de enemigos. Y hablando del mundo de 'Mortal Shell', es sin duda su punto más flojo, no porque esté poco trabajado, si no por su escaso contenido. Hay que comprender que el estudio no es un equipo grande, y que el presupuesto seguramente sea bastante ajustado, y eso queda reflejado en el contenido que ofrece. No estamos ante un título excesivamente grande, y desgraciadamente se siente pequeño para pertenecer al género que pertenece. La experiencia, no obstante, es muy intensa, pero estamos convencidos que estos chicos, de contar con más personal y un presupuesto más amplio, habrían ofrecido un juego capaz de mirarse de tú a tú con los referentes del género.

Y queriéndole dedicar una líneas a otro apartado que pensamos que flojea, tampoco cuenta con muchos jefes finales. Aquí podríamos sumar a los mini jefes para hacer la lista algo más extensa, pero ciertamente estos tampoco son muy numerosos, y además se reciclan. Así pues hemos contado un total de 4 jefes finales, y unos 6 mini jefes. Los jefes finales sin duda son el gran desafío del juego, aún cuando los enemigos comunes nos lo harán pasar bastante mal, cabe decir.

A nosotros nos ha llevado completar la primera vuelta aproximadamente unas 10 horas, y somos conscientes de que nos hemos dejado secretos por descubrir (este tipo de juegos suelen ocultar sus secretos de forma muy críptica), pero también podemos aseguraros que hemos investigado cada rincón del mapa a fondo. Después de la primera run, el juego ofrece la oportunidad de empezar un NG+, en el que podemos seguir ascendiendo las armas y a los cascarones, y volver experimentar toda la aventura con un plus de dificultad donde los enemigos son más duros y pegan más fuertes.

Mortal Shell

Apartado audiovisual

'Mortal Shell' utiliza el Unreal Engine 4, y luce muy bien. Es este punto el que puede llegar a confundir a los usuarios, porque estamos ante un título que bien podría pasar por un triple A en su apartado audiovisual. Los modelados, tanto de los 4 cascarones como de los enemigos o los jefes, son excelentes. Los escenarios están muy bien diseñados, tanto por sus biomas como por la atmósfera que trasmiten. La ambientación del juego es fantástica, y pocas veces os habréis sentido tan solos como en el mundo de 'Mortal Shell'. El nivel de texturizado es muy alto, y todo está muy bien trabajado. El apartado gráfico está, sin duda, a un gran nivel.

En cuanto al apartado sonoro, los temas musicales que hacen aparición en los combates finales son bastante buenos, y los efectos sonoros sencillamente le acompañan. Los gorgoteos de los enemigos, el sonido de las armas al golpear y en general todos los efectos sonoros son una buena comparsa y un buen envoltorio.

Mortal Shell

Conclusiones

'Mortal Shell' es sin duda un juego realizado por y para los amantes de los retos, un juego del género ARPG y Soulslike desarrollado para los usuarios que saben disfrutar de este tipo de experiencias. Aquellos jugadores insaciables que quieran más juegos del género sin duda sabrán ver en él una propuesta a tener en cuenta. Tremendamente disfrutable en su combate, desafiante, con los componentes suficientes para saciar a aquellos que buscan más experiencias del tipo Soulslike. No obstante hay que tener en cuenta que estamos ante un juego menor, producido por un equipo pequeño con sus limitaciones, y es por ello que se siente escaso de contenido. Los amantes de los Soulslike no deberían dejar pasar la ocasión ya que no lamentarán invertir su tiempo y su dinero en él.

Este análisis ha sido realizado gracias a un código de Xbox One facilitado por Cold Symmetry

8,0

Lo mejor:

- Es despiadado, sin contemplaciones, y muy retante.

- El combate se siente muy visceral y contundente.

- Tiene muchos secretos por descubrir.

- La exploración en el mundo central.

- La mecánica de endurecer nuestro cuerpo se siente muy original.

- Hay mucha diversidad de enemigos comunes.

- El apartado audiovisual es muy bueno.

Lo peor:

- Escaso contenido respecto a zonas y jefes.

- Se hubiera agradecido un arsenal mayor.

- Poca personalización en general con los cascarones.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.