avatar

ÚLTIMA HORA Imputan a CaixaBank por blanquear dinero de las mafias chinas
Análisis de 'How to Survive 2', una mezcla de géneros poco afortunada
1
REVIEW

Análisis de 'How to Survive 2', una mezcla de géneros poco afortunada

Por Jonathan León
PC
Categoría: Analisis
25 de Septiembre 2016 | 20:35

Los zombies son hoy en día un chiste. Es así, por mucho que empezaran como un elemento terrorífico de las películas más añejas de George A. Romero, la sobreexplotación de este ser en forma de subgénero de la cultura popular ha derivado en que se haya convertido en una parodia de sí mismo. Ya nadie se toma en serio a los zombies; en los videojuegos de rol con ambientación medieval fantástica suelen ser el enemigo más débil, el que te encuentras al principio; y en otros como 'Plantas contra Zombies' directamente son el ingrediente cómico.

Y eso está bien, al menos saben mirarse su putrefacto ombligo y reconocer que ya no dan miedo. Hacen la de 'Saints Row': si no nos pueden tomar en serio, no seamos serios. 'How to Survive', ya desde su primera entrega, abraza este concepto paródico del muerto viviente. El apocalipsis zombie no tiene ninguna explicación racional, y sus personajes viven en él sin temor alguno, soltando chascarrillos cada dos líneas de diálogo. No echan de menos el mundo pasado ni nada relacionado con él, para qué.

Pero el título que hoy nos ocupa es también un juego de supervivencia, como su propio nombre indica. Otro subgénero que desde que 'Minecraft' lo popularizara también se ha explotado en demasía, y sí, a estas alturas es otra parodia de sí mismo. 'How to Survive 2' mezcla ambos conceptos llevados hasta el absurdo, pero su problema es que se tal vez se toma uno demasiado en serio.

Batiburrillo de cosas

How to Survive 2

Este es uno de esos juegos hechos claramente para la era YouTube. La base del éxito del primero fue esa: que unos cuantos colegas se reúnan en una partida para matar zombies, hacer misiones y que sucedan situaciones jocosas. El propio menú principal es ya una clara declaración de intenciones, con una opción para retransmitir directamente por Twitch. Sin embargo, a pesar de estar enfocado notablemente al multijugador, la diferencia que supone este con respecto a la modalidad individual es nimia, y no va más allá del divertimento que provoca el estar jugando con amigos.

Me explico, 'How to Survive 2' es un juego que mezcla un poco de todo. Tiene supervivencia y crafteo; nos podemos morir de sed o de hambre y construimos cosas. También es un ARPG al más puro estilo 'Diablo', con vista isométrica y combates que se resuelven a base de hacer numerosos clicks a las hordas de enemigos que se nos vienen. Y luego es un poco MMO, pero en el peor sentido del mundo: las misiones de recolectar X objetos o de derrotar a Y enemigos a cambio de puntos de experiencia y más utensilios. Todos estos estilos sugieren multijugador de alguna u otra forma: el primero para cooperar en pos de que podamos sobrevivir, el segundo para idear estrategias conjuntas de combate entre personajes con cierta sinergía y el tercero, bueno, para que sea algo menos tedioso.

Pero lo que pasa aquí es que ni sobrevivir es tan difícil, ni el combate es tan profundo. No hay un interés en jugar al multijugador más allá de hacer las misiones más rápido o pasar un rato haciendo el imbécil con los colegas. Cada vez que subimos 10 niveles nuestro campamento (porque el juego va de construir uno con edificios que sirven para que podamos craftear cosas mejores, fortificarlo y mejorarlo) tenemos que aguantar una horda de zombis durante un tiempo determinado que intentará destrozarlo todo, y en última instancia, matarnos. Esos son los únicos momentos en los que la cooperación entre jugadores tiene más valor que jugar solo, pero tampoco es que sea imposible de esta última manera.

¿Qué es genérico? Me dices mientras clavas en mi pupila tu pupila azul

How to Survive 2

Siguiendo con el tema de la supervivencia, porque por su nombre me da que el juego va de eso, esta me preocupó más bien poco mientras lo jugaba. Entiendo que los zombies sean el punto de partida para un survival por aquello de que el mundo estará devastado, los recursos y las personas escasean, y el peligro de que te devoren acecha a cada esquina. Este tipo de títulos suele ofrecer una curva de progresión para que pasemos de eso a ser un absoluto Dios dentro de ellos, pero siempre con sus buenas horas de juego detrás. En 'How to Survive 2', en cambio, somos una absoluta máquina de matar desde el minuto 1. Los zombies no nos tosen ni siquiera cuando lo único que tenemos es un mísero bate de beisbol, el arma más débil de todas las del juego. Luego vamos subiendo de nivel y los enemigos también suben con nosotros y pueden aparecer algunos bichos nuevos (calcados en su concepto de 'Left 4 Dead', todo sea dicho). ¿Qué sentido tiene eso? Sí bueno, al menos así el juego intenta mantener el interés y no se hace excesivamente fácil con solo subir un par de niveles, ¿pero para qué voy a querer hacerme más fuerte si ya nada más empezar lo soy más que nadie?

Todo esto viene de lo que dije antes, lo de que 'How to Survive 2' también quiere ser un ARPG. En este tipo de títulos uno empieza ya desde el principio masacrando enemigos menores para subir de nivel porque el juego va de reventar a clicks a todo lo que se mueve. Es justo lo contrario de lo que debería ser un survival, y esa conjunción tan rara que hace 'How to Survive 2' entre una cosa y otra es de lo más contraproducente. Lo único que toma del subgénero de la supervivencia es el crafteo de objetos, mediante un sistema de lo más artificial que consiste en darle al icono de fabricar si tenemos los materiales que nos piden en la receta, y la posibilidad de morirnos si no comemos ni bebemos. De esto último al final también acabé pasando tres pueblos; a lo mejor al principio puede preocuparte un poco, pero no tardas mucho en tener recursos suficientes como para que al final solo tengas que consumir el objeto pertinente cuando te salta el indicador de que tienes sed o hambre.

How to Survive 2

Como el lector habrá supuesto, no solo reducir la supervivencia a beber y comer es tomarse este subgénero de una manera excesivamente simplista (hay que tener en cuenta otras cosas como por ejemplo el sueño, pero en este juego pasan los días y las noches y no paramos de movernos cargadísimos de energía), sino que además estos parámetros pierden todo el interés llegados a un determinado punto no muy avanzado, propiciando que la ingesta de alimentos y demás sean un tedio innecesario. Otra cosa importante a tener en cuenta serían las heridas, que tampoco pido que sean localizadas según distintas partes del cuerpo y que otorguen penalizaciones en base a donde las tengamos, pero sí que al menos sean una señal que deba preocuparnos; que estemos con poca vida y en plena tensión por encontrar algo para curarnos antes de morir. Sin embargo, puedo asegurar que nunca jamás me he quedado sin vendajes para sanar mis heridas, ni tampoco me ha llegado a preocupar el que se pudieran acabar. He muerto muy pocas veces en 'How to Survive 2', y las veces que lo he hecho no es que fuera un drama. Te quitan unos pocos puntos de experiencia y vuelves a aparecer justo donde caíste y con todos los objetivos tal y como los dejaste, nada de reiniciar la misión.

¿Y tú me lo preguntas? Genérico... eres tú

Los mapas de 'How to Survive 2' están repletos de cosas. Si no son enemigos, son cantidades ingentes de objetos que recogemos sin saber para qué sirven por si nos pueden ser de utilidad en un futuro. Las calles de una ciudad asolada por un apocalipsis zombie deberían ser un lugar que inspire inseguridad, por mucho tono humorístico que se le quiera dar a lo que sea(a la maravillosa escena de 'Shaun of the Dead' en la que los protagonistas se camuflan con los muertos vivientes me remito). Aquí, en cambio, son un patio de recreo para que grindeemos como si no hubiera mañana. Y es que aunque se le perdonara todo lo comentado anteriormente, el propio desarrollo del título no invita precisamente a seguir jugando. Quiere ser un survival, quiere ser un ARPG, quiere ser un MMO, pero al final solo coge el peor grindeo de cada uno de los tres géneros. Es lo que dije antes: ve allí y recoge tantos objetos de tal, o mata a tantos enemigos, o si no puedes acceder a la misión porque no tienes nivel suficiente ponte a matar enemigos hasta que subas de nivel; o si necesitas materiales para construir algo, ve y búscalos o repite la misión en las que los tuviste que buscar. No creo que eso sea un incentivo para nadie a la hora de avanzar en un juego, es increíblemente aburrido.

En otros títulos el grindeo al menos se ve recompensado, ya sea teniendo nivel suficiente para poder derrotar a un jefe final que se resistía o aprendiendo nuevas e impresionantes habilidades. Aquí no hay nada tan imponente como un jefe (los asedios de las hordas de zombies al campamento es lo más parecido), y las habilidades son insulsas. Son todas pasivas, y los cambios casi ni se notan en la práctica: el indicador de sed se reduce un 10% más lento, haces un 10% más de daño con arcos, etc... Inviertes puntos de experiencia para mejorar un mísero 10% y no será hasta mucho después que puedas aumentarlo otro 10%. Al menos sienta bien ver como cada vez tienes armas mejores y tu campamento va erigiéndose, pero nada más.

How to Survive 2

La palabra que mejor define a 'How to Survive 2', ante todo, es genérico. Zombies genéricos y supervivencia genérica. Y aun así, creo que le estoy haciendo demasiadas concesiones calificándolo como tal. El término alude a que algo es igual al resto de su condición sin aportar nada nuevo, pero al menos cumple. El título de EKO Studios se queda incluso por debajo de eso. Como videojuego quiere ser todo lo que no consigue alcanzar. Quiere que te importe no morirte de una forma u otra, quiere que te importe mejorar a tu personaje y a tu campamento, y quiere que te importe jugar con amigos. Lo de los zombies no se lo toma nada en serio, pero esto ya sí, y eso lo hace un poco más triste.

Al final, la ejecución derivada de ideas que no casan para nada entre sí hace que sea de lo menos inspirado que he jugado en mucho tiempo. No se me ocurre una razón de peso por la que sus desarrolladores quisieran lanzar esta secuela, sobre todo porque llega demasiado tarde, cuando la moda de los survivals con crafteos que vivió su primera parte ya ha pasado. Supongo que al menos con amigos te lo puedes pasar bien haciendo el tonto y retransmitiéndolo por Twitch.

4,0

Lo mejor:

-El tono desenfadado le sienta bien. -Jugando con amigos puede tener su aquel.

Lo peor:

-Hace mal todo lo relativo a la supervivencia y el componente RPG. -El exceso de grindeo lo hace aburrido hasta decir basta. -No hay incentivos para seguir jugando más allá de ver cómo nos hacemos mejores, pero la progresión del jugador y el nivel de desafío también están mal desarrollados. -En definitiva, un survival/ARPG/MMO genérico y mal hecho.

Galería

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.