avatar

Análisis 'Deathtrap', el híbrido entre los tower defense y los action-rpg
ANÁLISIS

Análisis 'Deathtrap', el híbrido entre los tower defense y los action-rpg

Por Álex Pareja
PC MAC XOne PS4
Categoría: Analisis
19 de Febrero 2015 | 09:06

Los tower defense quedaron instaurados como subgénero de los videojuegos de estrategia en tiempo real gracias al título 'Rampart', primer ejemplo de obra que allá por 1990 ya abrazaba las mecánicas típicas de este tipo de juegos, donde el jugador debía instalar a lo largo de un escenario distintas trampas, armas o artilugios para tratar de detener a oleadas de enemigos que tomaban como único objetivo el de cruzar el escenario al completo para acabar con nosotros. 'Master of Defense', unos cuantos años después, tuvo el privilegio de convertirse en el primer gran éxito dentro del mundo de los videojuegos con unas mecánicas puras de lo que concebimos dentro de los cánones de este género (o subgénero) de juego.

Deathtrap

'Deathtrap' llega a nuestras manos con unos propósitos algo distintos a los juegos antes mencionados. No en el sentido comercial, sino en el sentido del género en el que se sitúa. Con evidentes trazas de tower defense puro, pero con otro tipo de control y mecánicas más habituales de ver en títulos como 'Diablo' o 'Orcs Must Die', el estudio Neocore nos presenta una obra que bien podría considerarse un híbrido entre tower defense y aventura de acción rpg. Y la verdad es que funciona.

¿Qué pasaría si uniéramos lo visto en el clásico 'Master of Defense' junto a un control y habilidades de los personajes protagonistas muy inspirado en títulos como 'Diablo'? Esa misma unión será la primera que trazarán aquellos jugadores que se acerquen a 'Deathtrap' y que hayan tenido oportunidad de jugar a los títulos mencionados o a cualquier otro que siga sus pasos. Y la verdad es que la originalidad se agradece en cuanto comenzamos a jugar y, aunque pueda parecer lo contrario, termina siendo muy fácil de entender y de disfrutar desde prácticamente el primer minuto de juego.

Deathtrap

Personajes

Lo primero que deberemos hacer en 'Deathtrap' será crear a nuestro personaje. Aunque el verbo "crear" quizás se quede demasiado grande en este caso concreto. El título nos permitirá elegir y poner nombre (eso sería más correcto) al personaje que queramos controlar durante la partida, a elegir entre tres tipos: hechicera, mercenario y tirador. Los tres tendrán sus propias habilidades y estadísticas, junto a sus propios puntos fuertes y débiles. La hechicera y el tirador se centrarán más en un estilo de ataque a distancia, mientras que el mercenario deberá atacar cuerpo a cuerpo a los enemigos en favor de una mayor resistencia y vitalidad que sus otros compañeros. Ninguno podrá ser editado estéticamente.

Una vez elegida la clase y el nombre, podremos utilizar a ese personaje para lanzarnos directamente a la acción. Aunque esta opción no será inamovible y podremos crear en cualquier momento otro personaje de otra clase distinta y elegir en cualquier momento a cualquiera de nuestros personajes. Todos ellos aumentarán de nivel de manera individual y podremos mejorar sus habilidades, equipamientos y trampas.

Deathtrap

Como hemos comentado antes, el juego, a pesar de tratarse de un tower defense, cuenta con un componente rpg muy marcado, y todos los personajes controlables podrán ser mejorados gracias a ciertos puntos de experiencia que ganaremos cuando consigamos vencer en las distintas fases del título. De esta manera podremos mejorar las habilidades de que dispongamos, tanto las más "habituales" que se realizarán con los dos clics del ratón como también las especiales, que estarán situadas en los distintos números de nuestro teclado (en la versión de PC).

Pero una parte fundamental dentro de los tower defense son las trampas y distintos artefactos que podremos colocar en el escenario para ayudarnos a acabar con los enemigos. Estas trampas también podrán ser mejoradas, y también podremos hacer que nuestro personaje pueda mejorarlas una vez colocadas en el escenario (por supuesto, tendremos unos movimientos limitados por turno).

Este hecho conforma un componente estratégico fundamental en 'Deathtrap', ya que no sólo tendremos que estar pendientes de las habilidades y estadísticas de nuestro personaje para mejorarlas, sino que la importancia absoluta que tendrán las trampas también deberán ser gestionadas con inteligencia. Pero antes de entrar en pleno campo de batalla pasemos a explicar un poco el contexto del que dispone el título.

Deathtrap

Bestias de tinta

El mundo que habitaremos y que dará cobijo a 'Deathtrap' estará dividido en bastiones, los cuales contarán con varias zonas que serán atacadas por las llamadas bestias de tinta. Estas criaturas aparecerán y querrán cruzar la puerta de cada escenario para conseguir llegar al mundo de los vivos. Obviamente, nosotros nos encargaremos de acabar con todas estas bestias para evitar que crucen la puerta. Y la mejor manera de detenerlas será repartir trampas y artilugios por cada una de las zonas y utilizar nuestras habilidades ofensivas para acabar con los enemigos. Una vez acaben las oleadas, el ataque cesará, y será momento de pasar a una nueva zona. Cuando el bastión quede libre de ataques podremos dirigirnos al siguiente y volver a hacer lo mismo.

El título permitirá realizar cada una de estas zonas bajo distintas posibles dificultades y también modos de juego. De esta manera nos encontraremos con el modo Campaña, que hace avanzar la historia y desbloquea nuevas zonas y bastiones cuando las completamos; Escenario, donde podremos jugar a esa misma zona con una mayor personalización por parte del jugador; y el modo Infinito, donde las oleadas serán ilimitadas y seguiremos combatiendo hasta que las bestias acaben con nosotros. Una surtida gama de opciones que sin duda aumentan la duración del título hasta que nos cansemos para todo aquel jugador que sepa y quiera disfrutar de ellas.

El número de bastiones será bastante alto, al igual que el de las distintas misiones y escenarios, cada uno con su propio estilo artístico y distintos caminos por los que atacarán las hordas. Esto añade dinamismo y atractivo al título, pues ninguna zona será exactamente igual que otra, lo que hará que tengamos que adaptarnos a cada una de ellas y adoptar diferentes estrategias dependiendo de cada situación.

Deathtrap

Mejor acompañado

s

'Deathtrap' ofrece y además invita al jugador a disfrutar de la experiencia en compañía, que resulta enormemente satisfactoria y mucho más agradable que la experiencia singleplayer. Los tres tipos de personajes que podremos crear se complementan a las mil maravillas y será un gozada compartir junto a amigos las partidas, que aumentarán su dificultad y número de enemigos para adaptarse al número de jugadores. La cooperación entre los jugadores deberá abarcar varios frentes, tanto en la fase de colocación de trampas como en la de combate, donde deberán colaborar para que ninguno de los pasillos por los que avanzarán los enemigos quede descuidado o a la mínima las bestias conseguirán atravesar la puerta, haciéndonos fracasar.

Porque 'Deathtrap' resulta una experiencia muy enriquecedora y sobre todo divertida, aunque quizás a los más puristas del género o a los amantes de otros estilos no llegue a convencer del todo. Y es que el mayor problema del título de Neocore es que al combinar dos géneros distintos no consigue profundizar en demasía en cada uno de ellos de manera individual. De esta manera, los amantes de los tower defense no encontrarán un título que cumpla quizás sus expectativas o que supere a otros referentes del género, al igual que ocurre lo mismo en su vertiente de acción-rpg.

Deathtrap

Otras propuestas de género como las mencionadas al principio del texto superan ampliamente a 'Deathtrap' en todos los aspectos que toma prestados y, además, no cuenta con un estilo artístico ni con una ambientación ni mucho menos excelente. Sin embargo, el aspecto más positivo de 'Deathtrap' es que no hay juego que se le parezca ni que ofrezca una mezcla de estos géneros, lo que le aporta de una seña de identidad muy importante. Quizás no sea demasiado para crear un producto que supere a otras propuestas similares que también se apoyan en la vertiente multijugador, pero todos los jugadores que quieran darle una oportunidad de verdad encontrarán una obra muy cuidada y que les proporcionará sin duda muchas horas de diversión. Desde luego, si la idea de mezclar los tower defense con los action-rpg que propone 'Deathtrap' te atrae, deberías dar una oportunidad al título de Neocore de manera obligatoria.

7,0

Lo mejor:

- Fácil de entender y de disfrutar desde el primer momento. - La experiencia cooperativa con otros jugadores. - Muchos bastiones y opciones que prometen horas de diversión. - Propuesta original y novedosa.

Lo peor:

- La mezcla de géneros hace que no destaque en ninguno de ellos de forma individual. - La nula personalización estética de los personajes. - Poca personalidad en su ambientación y estilo artísticos. - La interfaz en los menús es muy mejorable.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.