avatar

Análisis de 'Cyberpunk 2077' para Xbox One X, disonancia creativa
EL JUEGO DE LA POLÉMICA

Análisis de 'Cyberpunk 2077' para Xbox One X, disonancia creativa

Por Fco Javier Castro
XOne
Categoría: Analisis
16 de Diciembre 2020 | 18:45

Este análisis es susceptible a futuros cambios. El análisis conservará la etiqueta de "en construcción" a la espera de ver si se resuelven los problemas relacionados con los fallos y bugs del juego.

Advertencia: Queremos advertir que la versión o la copia utilizada de 'Cyberpunk 2077' para realizar este análisis es el de la versión Xbox One. No obstante, el juego ha sido jugado y reproducido en una Xbox Series X. La experiencia recogida con el fin de de otorgarle una valoración esta sujeta única y exclusivamente a dicha plataforma. No podemos dar una valoración del resto de versiones y tampoco valorar el rendimiento de otras plataformas, como es el caso de Xbox One base o PS4 y PS4 Pro. Xbox Series X es retrocompatible, y la versión analizada sigue sujeta a las capacidades de Xbox One X.

Una espera interminable

'Cyberpunk 2077' fue presentado por primera vez en el año 2012. La compañía encargada de su desarrollo, CD Projekt RED, consiguió hacerse con los derechos de publicación de la propiedad intelectual de 'Cyberpunk 2020', un juego de rol de mesa que consiguió cosechar un gran éxito en la década de los 90 del siglo pasado. Para muchos usuarios, esta noticia fue cuanto menos un evento que celebrar; 'Cyberpunk 2020' fue uno de los mejores juegos de rol que dio ese sector, y ver ese universo plasmado en un videojuego era, cuanto menos, un sueño hecho realidad. A esto había que sumarle que CD Projekt era una compañía que entendía muy bien de la importancia de una buena narración y el buen hacer de un guion en los videojuegos.

Poco después, y ya con una nueva generación de por medio, publicaron 'The Witcher 3', la tercera entrega de una serie de juegos basados en la franquicia literaria protagonizada por Geralt de Ribia, el Lobo blanco. El juego resultó ser una de las adaptaciones mejor realizadas hasta la fecha, y con ello, la popularidad del estudio se disparó y las ganas por ver en acción a 'Cyberpunk 2077' aumentaron aún más, si es que eso era posible. Y ahora, justo en los estertores de un año 2020 que ha sido bastante caótico para el mundo, llega a las tiendas el esperado y ansiado juego basado en el universo distópico de 'Cyberpunk'.

Cyberpunk 2077

Bandas, Corpos, riqueza y pobreza

'Cyberpunk 2077' transcurre en la ciudad de Night City, una metrópolis ubicada al norte de California en un futuro distópico. El universo del juego está basado en su totalidad en 'Cyberpunk 2020', el juego de rol de mesa. Así pues, toda la biografía acontecida hasta el 2020 está representada en el juego, a lo que hay que sumarle 57 años de nueva historia donde se han alzado y caído diversas corporaciones, bandas criminales, guerras políticas y un sin fin de eventos. Night City no es un simple complemento, o un mapeado más; es parte primordial del juego, de la historia y de los personajes. Cada mínimo detalle, cada distrito, cada club o cada edificio se alinea con esta idea, y es de suma importancia mencionar esto porque el juego se sostiene por completo en estos pilares.

Muchos jugadores llegarán al juego sin conocer los pormenores del universo 'Cyberpunk', y por suerte el título está lleno de información que detalla hasta el más mínimo detalle de la historia de Night City. El recurso más habitual es el de recoger un "pincho", una tarjeta de memoria, que podemos acoplar a nuestro puerto neuronal, donde encontraremos largos extractos en forma de texto que explican la historia reciente de la ciudad. Este recurso, que puede parecer algo tedioso, es necesario para entender toda la historia y los detalles del universo. Al fin y al cabo, 'Cyberpunk 2020' fue un juego de rol de mesa, donde todos estos detalles estaban explicados a través de los libros, extensos tomos de lectura con muchas ediciones. En cualquier caso, los usuarios pueden ignorar este hecho y disfrutar de la historia de 'Cyberpunk 2077' y de Night City sin prestar atención a estos detalles. Pero nosotros no podemos ignorar el colosal trabajo que tiene detrás el título, y es algo a valorar. CD Projekt ha hecho una de las mejores adaptaciones hasta la fecha para un videojuego, y como conocedores de dicho universo, hemos quedado profundamente complacidos e impresionados.

Cyberpunk 2077

La búsqueda de una personalidad propia

Pero, ¿a qué genero pertenece el juego? 'Cyberpunk 2077' está inspirado en un juego de rol, en una de los de verdad, en uno clásico. ¿Lo convierte eso en un juego de RPG? Estamos convencidos que ese era el propósito primordial del estudio, y es por ello que, efectivamente, tiene muchos componentes que podrían ser considerados del género de rol, como puede ser la creación de un alter ego y personalización absoluta del mismo, elección de una clase (dentro del juego solo podemos acceder a 3 de las muchas que contaba 'Cyberpunk 2020'), subidas de nivel, distribución de puntos de experiencia, subida automática por realizar ciertas acciones como puede ser correr, disputar peleas a melee y otras vertientes relacionadas. Por otro lado, debemos tomar elecciones que determinarán el provenir del futuro de la historia, más relacionadas con los personajes que con los acontecimientos. Sí, tiene componentes del género de rol, pero al mismo tiempo intenta buscar un equilibrio entre estos y el propio gameplay.

El juego se sostiene en varias mecánicas jugables que van mucho más allá de las opciones mencionadas. Lo cierto es que difícilmente podremos salir airosos de una situación o conflicto sin utilizar la fuerza bruta, ya sea a tiro limpio, a mamporrors a melee o utilizando el sigilo (algo de lo que hablaremos a continuación). 'Cyberpunk 2077' es un juego de acción en primera persona, y al mismo tiempo, un juego con una gran carga narrativa en la historia. Por el medio, encontramos muchos de estos elementos que hemos mencionado, pero no deja de ser, en esencia, un shooter.

En este punto nos gustaría mencionar un dicho popular que lo resume bastante bien: aprendiz de todo, maestro de nada. Vamos a empezar por el elemento con más presencia: el gunplay, o dicho de otro modo, el sistema de apuntado con las armas. A lo largo del juego tendremos acceso a un gran arsenal de armas de fuego, tales como pistolas, escopetas, rifles de asalto, subfusiles, fusiles francotirador etc. El sistema utilizado para clasificar las armas es el archiconocido e impuesto por la franquicia 'Diablo' y que encontramos de forma tan habitual en la gran mayoría de looter shooters; clasificación por colores, que va desde blanco, el más básico, hasta el naranja, considerado legendario. Por supuesto esto supone encontrar armas únicas con características especiales. El problema con el gunplay es que se siente lento e impreciso.

Ciertamente es un elemento que podríamos pasar por alto si tenemos en cuenta la naturaleza del juego, pero el gunplay es el recurso jugable por excelencia, y nos pasaremos gran parte del juego disparando nuestras armas. Es un problema de base, y algo que nos vemos obligados a señalar. Otro de los elementos que tampoco nos ha acabado de convencer es el de las peleas a melee. No podemos negar que en apariencia parecen funcionar mejor que el gunplay, pero siguen pecando de hosquedad. Aún así, se hace más llevadero y divertido, por lo que es una buena opción de cara a afrontar las innumerables horas de duración de la que hace gala el juego.

Finalmente tenemos el sigilo, y este elemento, que bien ejecutado da para muchísimo juego, esta desequilibrado por varias razones. Lo primero que hay que destacar es que a lo largo de la trama principal y de las misiones opcionales de peso, nos veremos obligados a pelear a cara descubierta por exigencias del guion, por lo que enfocar un personaje al sigilo se antoja desaprovechado y nos hace sentir desventaja en estas situaciones. Después, hay que mencionar que no funciona del todo bien y en ocasiones no responde como debería, aún cuando tenemos innumerables herramientas para este fin, como silenciadores, malware dedicado que incluso nos permite dejar ciegos o sordos a los enemigos y más cosas por el estilo. Aún así, sentimos que a veces falla, ya sea a la hora de realizar ejecuciones silenciosas o de pasar desapercibidos. Pero lo que de verdad hace esta mecánica inaccesible es la inteligencia artificial de los enemigos. No queremos extendernos demasiado con esto, porque es algo de lo que hablaremos más adelante. En resumidas cuentas, y hablando en exclusiva del sistema de sigilo, los enemigos por momentos son del todo ciegos y sordos y de un momento a otro se vuelven águilas de presa capaces de vernos desde cualquier distancia, o de oírnos cual sea el sonido que produzcamos.

Cyberpunk

Quema la ciudad, elige tu mejor implante

Una de las cosas más representativas del universo de 'Cyberpunk' es el del los ciber implantes, algo que se ha trasladado a este título, como no podía ser de otro modo. La sociedad de este mundo distópico está habituada a realizar todo tipo de cambios en sus cuerpos que les permite potenciar sus limitaciones humanas, y eso es algo que nosotros podemos hacer con nuestro personaje. Por poner unos cuantos ejemplos, podemos sustituir nuestros ojos por unos que nos permitan analizar el entorno y a las personas que nos rodean, o podemos sustituir nuestros pulmones por válvulas que nos permitan tener una mayor resistencia a la hora de realizar esfuerzos físicos como correr. Lo cierto es que aquí CD Projekt RED ha realizado un gran trabajo, y las opciones son muy amplias y satisfactorias. Estamos seguramente ante el apartado del gameplay más enriquecedor del juego, y es gracias a los ciber implantes que encontramos una gran variedad de situaciones.

Todo esto nos conduce indudablemente hacia la clase más original del juego. Gracias a estos implantes, podemos incorporar a nuestro puerto neuronal una GPU que al mismo tiempo admite malware. ¿Y esto qué significa? Este malware actuará directamente con los elementos que nos rodean, y eso incluye los ciber implantes de los enemigos. En resumidas cuentas; podemos encender los aparatos electrónicos para distraer a los enemigos, abrir puertas que de otro modo se encontrarían cerradas de forma permanente, y lo más divertido de todo, interactuar con los ciber implantes de los enemigos, y con ello, obligarlos a realizar ciertas acciones, como suicidarse, obligarlos a inmolarse con su propia granada, dejarlos ciegos y sordos, reiniciar todo el sistema para que queden indefensos ante nuestro ciber ataques y un buen abanico de opciones. Para ello, contaremos con cierto grado de potencia de nuestra GPU; cuan mejor sea esta, más acciones podremos realizar.

Ya hemos mencionado que a lo largo del juego seremos premiados con puntos de experiencia. Cada vez que subamos un nivel, seremos recompensados con un punto de habilidad. Este punto lo podemos distribuir en uno de los apartados de habilidades. El sistema de habilidades se distribuye por varias ramificaciones, que van desde el estado físico, nuestra pericia con las armas, nuestra capacidad comunicativa, o la maestría con las diversas tecnologías, algo que será de gran ayuda a la hora de utilizar malware o incluso para abrir ciertas cerraduras o manipular computadoras. Todo lo mencionado hasta el momento, sobre el papel, tiene una pinta estupenda, pero llevado a la práctica nos encontramos con un árbol de habilidades demasiado básico, donde la mayoría de opciones están enfocadas en reforzar el daño que podemos hacer o en potenciar ciertas aptitudes de una forma muy superflua. A modo de ejemplo, podemos potenciar el daño de las armas o del daño crítico un 3%, o el de las granadas, o podemos aumentar la vida 100 puntos, etc. Todo está enfocado de ese modo, y queda el regusto de que estas opciones podrían haberse enfocado de un modo distinto, u ofrecer otro tipo de especializaciones. No es algo, en esencia, negativo, y es bastante subjetivo, pero de cara a enfocarlo como un elemento RPG queda bastante descafeinado visto lo que ofrecen otros títulos del género.

Una de las cosas interesantes es el sistema de creación o de crafteo, así como el sistema de economía en que se sustenta el juego. Por supuesto, podemos recoger todas las armas y mucho del equipo de los enemigos (no todo, solo algunos componentes, algo que no acabamos de entender). Esto repercute en el equipo que portamos de forma directa. El juego ofrece la opción de desmontar todo lo que encontramos, y con ello, se nos abre un gran abanico de posibilidades y la especialización del crafteo, lo que nos permite crear armas y equipamiento mejor (siempre que nos especialicemos en esto) que el que encontramos. Al mismo tiempo, gracias a esto se nos abren las opciones del comercio para revender estos productos. La economía del juego es algo que, en lo personal, tiene una gran importancia dentro del género RPG, porque gracias a la misma, accedes a un buen número de posibilidades, y si está bien construido, es un elemento a tener muy en cuanta. 'Cyberpunk 2077' contiene un sistema de comercio muy bien construido, ya que gracias a los Edis (así se llama la moneda del juego), podemos acceder a los mejores malware y a los mejores implantes, lo que a su vez nos permite ampliar las posibilidades jugables. De hecho, podríamos afirmar que el sistema de economía circula alrededor de este propósito, porque es el producto más caro y el recursos más difícil de conseguir. A su vez, el dinero nos permite adquirir nuevos vehículos con los que circular por Night City.

Cyberpunk 2077

Nigth City, la ciudad de los sueños

'Cyberpuk 2077' es un juego de mundo abierto. Queda patente que el título no podía haberse realizado de ninguna otra manera, ya que está completamente basado en el juego de rol, y como tal, transcurre en la protagonista de este universo; Night City. ¿Esto qué supone exactamente? Cabe la pena señalar que el desarrollo del juego ha durado la inestimable cifra de 8 años. Estamos convencidos de que gran parte de la culpa ha sido la recreación de dicha ciudad. En nuestra opinión, es uno de los juegos, si no el que más, más ambiciosos de toda la historia de los videojuegos. Desgraciadamente, esa ambición ha sido bastante desmedida, y nos encontramos, a todas luces, ante una montaña rusa que sube y baja en cuanto a calidad del mundo creado. Ante todo, queremos señalar que el trabajo detrás del escenario es monstruoso en varios aspectos; recreación de la ciudad, tamaño, detalles, población, diversificación de los ciudadanos y vehículos... es una locura pocas veces vista, a la alcance de muy pocos. Y a continuación viene el "pero", y es un "pero" muy grande. La ciudad está viva, y al mismo tiempo, muerta. No es momento de comentar los innumerables fallos, ni los bugs del juego; eso es algo que llevaremos a término unos párrafos más abajo. Queremos centrarnos en ciertos aspectos de la misma recreación de la ciudad.

Para empezar, tenemos total libertad para movernos por la ciudad y sus inmediaciones, es decir, las afueras, donde además residen la mayoría de nómadas de la urbe. Por momentos, hemos llegado a contemplar a cientos, diríamos que incluso en algún punto en concreto, a un millar de NPC al mismo tiempo. A esto hay que sumarle multitud de vehículos, muchos, más de los que habíamos visto nunca en ningún otro juego. La ciudad está llena de comercios, carteleras con anuncios, basura por las esquinas, inmundicia volando por los aires. Nunca antes habíamos visto tal cantidad de detalles en un escenario, y es algo que sorprende hasta el más escéptico.

Pero por otro lado, todos esos NPC cumplen una función estética, y tienen un comportamiento del todo errático y sin vida. No podemos hablar con ninguno de ellos, ni interactuar más allá de darles un puñetazo o agredirlos, lo cual provoca una reacción extraña en la mayoría de la población, con comportamientos inverosímiles. Es una sensación muy extraña que roza el nombrado efecto del "valle inquietante", la impresión de que estamos ante algo irreal y superficial.

La ciudad además incumple una de las promesas realizadas por CD Projekt RED, y esta era que podríamos explorar la mayoría de edificios de la ciudad, o los comercios, cosa que no sucede. Ocasionalmente podemos acceder a algún interior en algún comercio, o en algún edificio porque el guion lo considera oportuno, pero más allá de eso, hay poco que explorar. ¿Es injusto pedirle al juego estos elementos? Sí, en cierto modo, pero no podemos olvidar que no estamos ante las aspiraciones de los usuarios; es algo que prometió la propia desarrolladora.

La ciudad ofrece innumerables eventos relacionados con el crimen, donde podemos participar, en la detención o eliminación de los criminales, y a cada poco seremos testigos de incontables eventos, algo bastante común en este tipo de juegos. Aquí no hay nada que destacar; más allá de las misiones opcionales relacionadas con los encargos especiales, que realizamos en su mayoría para los Fixer de la ciudad, comerciantes de información que nos pagarán con Edis al terminar dichas misiones. Antes de terminar con esta sección del análisis queremos mencionar la conducción de los vehículos, ya que también nos pasaremos gran parte a sus mandos. La conducción es extraña debido a las físicas del juego (algo de lo que hablaremos también más adelante), y los vehículos se comportan de una forma surrealista en muchas ocasiones. No es que sea difícil conducir, si no que puede considerarse surrealista muchas veces.

Cyberpunk 2077

Depravación, humanidad, inquietudes y crueldad

Ahora vamos a adentrarnos en el apartado más interesante de 'Cyberpunk 2077', y ese la historia, o más bien las historias, en plural. Ante todo, debemos quitarnos el sombrero, porque si algo sabe hacer CD Porjekt es narrarnos una historia que sepa llegar al usuario, en muchos aspectos, hacernos sentir empatía, felicidad, tristeza, rabia, frustración, pena... Una de las cosas más reseñables del universo 'Cyberpunk 2020' es su crítica a la sociedad, a la nuestra, del nuestro día a día, y esto es algo que el estudio ha sabido trasladar muy bien al videojuego, tanto en la trama principal, como en la ambientación del juego.

Sin entrar en spoilers, nos encontramos ante una de las historias más bien narradas (en lo personal, y con permiso de otros estudios de renombre, la mejor de todas) de cuantas puedan haber. La trama principal se va deshilando a través de un cúmulo de historias que se van cruzando, con personajes tan bien escritos que incluso sería extraño no cogerles cariño. La palabra más acertada para definirlos es humanidad. Estos se sienten vivos, con motivaciones propias, con ideales y principios. Incluso el protagonista del juego, nuestro alter ego llamado V, cuenta con una personalidad embriagadora.

Como decimos, no queremos comentar matices de la historia para no entrar en spoilers, pero algo que sí podemos mencionar es que merece mucho la pena explorar las misiones opciones importantes, porque tal y como ocurriera con 'The Witcher 3', estas acaban entrelazándose con la principal. A lo largo del juego seremos testigos de una evolución de los personajes raramente vista hasta el momento. El juego cuenta con varios finales, y a nosotros nos ha durado 60 horas aproximadamente. Por supuesto nos han quedado cosas por hacer que creemos no tienen importancia con respecto a la trama principal, por lo que hemos sido testigos de 6 de esos finales. Curiosamente, todos los finales tienen un premio en forma de logro o trofeo, dependiendo de la plataforma, pero uno en concreto no lo tiene, y es por una razón muy concreta. No queremos hablar de ello para no estropear la sorpresa a nadie, pero os podemos garantizar que el mensaje que trasmite ese final es demoledor hasta un punto que no podéis imaginar.

Algo que lleva a rajatabla 'Cyberpunk 2077', tal y como hacía el juego de rol original, es el tema de la política, las acciones de la humanidad, la corrupción, el reclamo de las grandes empresas, la pobreza de la ciudadanía, los problemas cotidianos en los bajos fondos y un largo etc. El juego de rol era toda una crítica a todo lo mencionado, y utilizaba la sobre exclamación o la exageración para trasportarla de forma natural. Esto es algo que se ha llevado al juego, y por lo tanto, veremos cosas de una entonación muy acentuada, como la explotación sexual, la cual es todo un reclamo dentro de la sociedad distópica de este universo, o la corrupción política y el poder de las grandes corporaciones, o incluso temas tan delicados como el suicidio o el cambio de sexo. Night City es una representación de estas ideas, así como sus habitantes y las historias que los rodean. Debemos añadir entonces que es un juego que puede herir algunas sensibilidades. En nuestra opinión, es algo muy acertado y creemos que los estudios deben tener total libertad para expresar sus ideas y sus principios, y aplaudimos la valentía con la que CD Projekt ha afrontado este frente. En cualquier caso, el juego original ya era así, y suavizarlo solo hubiera mostrado cobardía.

Cyberpunk 2077

La ambición tiene un precio

Y ahora toca afrontar la cruda realidad; 'Cyberpunk 2077' es un juego a medio cocer en muchos aspectos. De nuevo, queremos señalar que la versión analizada es la de Xbox One corriendo en una Xbox Series X, por lo que la experiencia debería ser muy cercana a la conseguida en una Xbox One X, y no podemos hablar de cómo se encuentra actualmente la versión de Xbox One base o de PS4 y PS 4 Pro. Hablando concretamente del aspecto gráfico, nos encontramos ante un título que destaca muchísimo en algunos aspectos mientras que en otro falla por completo. Vamos a poner unos ejemplos para ilustrar; en lo que se refiere a la resolución, no sabemos con garantía cuál es esta, pero podemos decir que por momentos la imagen se adivina muy borrosa mientras que cuando nos acercamos a los elementos del escenario estos están perfectamente definidos. Los NPC, por mencionar algo, están muy bien representados y cada uno de ellos cuenta con un conjunto de ropa y apariencia única. De cerca, se ven excelentes; podemos ver los poros de la piel, las hiladas de la ropa, las texturas de ciertos materiales como el cuero. Pero si nos alejamos, estos pierden por completo la definición hasta tal punto que parecen modelados de la pasada generación.

Por otro lado, Night City cuenta con una de las mejores ambientaciones que hemos tenido el placer de disfrutar, recargada hasta el extremo, con cientos de ciudadanos y personajes, y vehículos por doquier, así como detalles para aburrir, por no mencionar la gran recreación de la ciudad, directamente trasportada del libro de rol. Pero la distancia de dibujado deja mucho que desear, las texturas en su conjunto son de una calidad muy baja y se intuye una resolución bastante inestable. Es como si mirásemos la ciudad a través de unos ojos que padecen de miopía, y por momentos desluce demasiado. Aún así, uno de los puntos positivos es la iluminación, que sin ser nada del otro mundo, mantiene el tipo y se encuentra muy presente, desde los carteles de neón publicitarios hasta en las ropas de los NPC. En Xbox One X cuenta con dos modos gráficos, el Calidad, en el que funciona a 30 FPS, y el rendimiento, que oscila hasta alcanzar los 60 cuadros por segundo. Desgraciadamente ambos modos sufren de caídas de frames, sin llegar a ser alarmante, pero sí notorias.

Por supuesto no podemos dejar de lado la multitud de fallos y bugs. Durante las 60 horas que nos ha durado, hemos sido testigos de cientos de bugs que estropeaban la experiencia. La gran ambientación conseguida se veía del todo mermada en el momento que veíamos, por poner algunos ejemplos, a los NPC traspasar el escenario, superponerse unos encima de otros, personajes o inmobiliario volando, coches que salían disparados al cielo, deformidades en todos los elementos representados en pantalla, comportamientos erráticos que llevaban a los ciudadanos a estrellarse contra la pared y quedarse atorados ahí... y físicas rotas, lo más común de todo. Esto es uno de los apartados que más nos sacaba de contexto, las físicas de cartón piedra, completamente rotas, y en gran medida culpables de los bugs. Incluso después de abatir a un enemigo este se quedaba en pie, e incluso gritaba y soltaba improperios.

También queremos detenernos para hablar de la inteligencia artificial. Nos encontramos ante una de las IA más ineficientes del mercado. Por momentos, los enemigos se quedaban completamente quietos, sin realizar acción alguno, como de pronto se volvían auténticas máquinas de matar capaces de cruzar el escenario y destrozarnos. O la IA de los NPC, sin rutina alguna, siendo simples monigotes sin alma que no reaccionaban a absolutamente nada de lo que sucedía en las inmediaciones. 'Cyberpunk 2077' es un juego inacabado y deficiente en muchos aspectos, y desgraciadamente en el momento de escribir este análisis no se encuentra del todo ejecutable en esta versión.

Harina de otro costal es el apartado sonoro. En Night City es común la diversificación de culturas y razas, y es por ello que es bastante normal encontrarse a gente de habla hispana, ya sea de aquí de España o de cualquier país Latinoamericano. Esto también supone encontrarnos a personas que hablan en japonés u otros idiomas. El doblaje de 'Cyberpunk 2077' es de los más impresionantes que hemos escuchado jamás. La localización es increíble y de una calidad incuestionable. En cuanto a los temas musicales, estos no podrían ser de mejor calidad, y además de la música ambiental, podemos escuchar temas de muchos grupos míticos de rock, metal, pop, dance y un largo etc. El apartado sonoro es sobresaliente en todos sus aspectos.

Cyberpunk 2077

Conclusiones

Después de incontables horas a los mandos, de haber vivido una de las experiencias más enriquecedoras hasta la fecha en un videojuego a nivel narrativo, sensitivo, y mil cosas más, y al mismo tiempo, después de haber sido testigo de cómo uno de los trabajos más ambiciosos y con más merito hasta la fecha se iba al traste por sus miles de fallos, hemos de decir que las conclusiones finales son agridulces hasta un extremo imposible de valorar. 'Cyberpunk 2077' es, en estos momentos, una de las mejores experiencias que puede aportar el sector de los videojuegos, y al mismo tiempo, una de las peores. Es constante la sensación de que estamos ante algo sin precedentes, en el buen sentido, y una catástrofe monumental, en el malo. En cierto modo, los usuarios van a sentir que se encuentran ante algo con un desarrollo interminable, con mecánicas que empezaron a desarrollarse hace bastante tiempo, pero con una determinación y ambición nunca antes vista. Y aún así, no podemos dejar de decir que durante estas 60 horas, no hemos podido dejar de jugar, de disfrutar de su ambientación, y de una de las historias más emblemáticas que hemos tenido el placer de disfrutar, con personajes inolvidables, con los que hemos compartido momentos increíbles y con los que nos hemos encariñado. 'Cyberpunk 2077' es un título que merece muchísimo la pena jugar, uno de los mejores juegos del año y de la generación, pero por otra parte, también uno de los peores lanzamientos de la historia de los videojuegos. Es tan difícil otorgarle una valoración... Lo único que podemos añadir al respecto, es que depende del usuario y de sus tragaderas, pero estamos convencidos de que es un juego inolvidable del que se hablará largo tiempo, y esperamos que con el pasar de los meses y los parches, en el buen sentido.

Este análisis ha sido realizado gracias a un código proporcionado por Bandai Namco para Xbox One

6,0

Lo mejor:

-La recreación de la ciudad.

-La historia y sus personajes.

-La adaptación del universo Cyberpunk.

-Largo y extenso.

-El doblaje es de los mejores que hemos escuchado jamás.

-La banda sonora es de quitarse el sombrero.

-Una de las mejores ambientaciones jamás creadas.

-Gráficamente tiene detalles increíbles...

Lo peor:

-...completamente opacados por otros horribles.

-El sistema de gunplay y melee no convencen.

-Poco inspirado en las opciones RPG.

-Bugs, bugs por todas partes.

-IA inestable e ineficiente.

-La exploración por la ciudad no merece la pena.

-Rendimiento inestable.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.