avatar

Revelio Harry Potter: Todas las criaturas mágicas (segunda parte)
2
REVELIO HARRY POTTER

Revelio Harry Potter: Todas las criaturas mágicas (segunda parte)

Categoría: Reportaje
3 de Octubre 2018 | 20:00

Antes de comenzar a leer: aquí tenéis una lista de reproducción de Spotify que hará de vuestra lectura un placer aún mayor.

En la última edición de nuestro especial 'Revelio Harry Potter', estuvimos ahondando en las diferentes criaturas mágicas que conforman el universo de Harry Potter, creado por la inestimable escritora J. K. Rowling. Mas la extensión de este universo y, en particular, del catálogo de criaturas mágicas es tal que sería imposible abarcarlo de una sola sentada. Y es por eso que hoy regresamos de nuevo a hablar de estas criaturas que, en ocasiones, los fans querrían tener en su día a día.

A modo únicamente de recordatorio, sería positivo señalar que el Ministerio de Magia hizo ya una clasificación de todas estas criaturas mágicas, dividiéndolas en cinco tipos. Cada tipo hace referencia al peligro que supone entrar en contacto directo con estas criaturas, y van desde X (aburridas) hasta XXXXX (criaturas que debes evitar a toda costa). La clasificación es la siguiente:

  • XXXXX: son criaturas totalmente capaces de matar a los humanos, y a las que es imposible entrenar o domesticar.
  • XXXX: pese a que son muy peligrosas, y requieren conocimientos especiales a la hora de ser tratadas, pueden llegar a ser controladas por magos cualificados.
  • XXX: cualquier mago que se considere competente puede tratarlas sin ningún tipo de problema.
  • XX: incapaces de hacer daño, fáciles de entrenar.
  • X: aburridas.

Unicornios, criaturas XXXX

En nuestro último recorrido por el mundo de las criaturas mágicas, ya explicamos que con la clasificación X solamente se encuentran dos animales: el gusarajo y el horklump. Más allá de eso, todas las criaturas tienen algo más de interés y, con ello, algo más de riesgo. Por mucho que queramos negárnoslo a nosotros mismos, no podemos evitar sentir, como humanos que somos, un mayor atractivo hacia todas esas criaturas peligrosas e indomables con las que ni siquiera deberíamos soñar... Pero que nos encantaría tener como mascotas. Si no, ¿cómo iba a existir un contrabando de dragones tan potente? ¿Cómo iba Hagrid a arriesgarse a tener un dragón, o una acromántula, sabiendo el peligro que eso conlleva? ¡A todos nos gusta el riesgo!

Dicho esto, continuemos con nuestro viaje por las profundidades de las criaturas mágicas, y comencemos directamente por todas aquellas que tienen una clasificación XX, es decir, las incapaces de hacer daño.

Clasificación XX: fáciles de entrenar

¿Habéis oído hablar alguna vez de los diablillos, o 'Imp'? Se encuentran exclusivamente en Gran Bretaña y en Irlanda, y son muy parecidos a los Pixie (o duendecillos de Cornualles, cuya clasificación es XXX y de los que ya hablamos en el pasado) físicamente, puesto que miden entre seis y ocho pulgadas. No obstante, los diablillos no pueden volar, ni tiene colores tan llamativos; su color es más bien apagado para tratar de camuflarse en las regiones pantanosas, de las que han hecho su hogar, y donde se entretienen molestando a todos aquellos que pasan por allí. Mas no son peligrosos, puesto que se alimentan exclusivamente de insectos.

Así son los Imp

Los ghoul son, como señaló Newt Scamander en 'Animales fantásticos y dónde encontrarlos', mascotas para algunas familias de magos, pese a su apariencia. Son como ogros, pero con muchos dientes y muy babosos; pese a lo feos que son, suelen ganarse a los magos por su gusto por comer insectos y otras plagas domésticas, así como por lo inofensivos que son. Eso sí: gruñen, comen mucho y arrojan objetos. Hay incluso una Fuerza Operativa Antighouls dentro del Ministerio de Magia que se dedica a eliminar todos aquellos que en lugar de vivir en casas de magos, viven en casas de muggles. Seguramente os resulte familiar, puesto que los Weasley tenían un ghoul en su sótano al que hicieron pasar por Ron cuando él se fue a buscar los horrocruxes con Harry y Hermione.

No podíamos obviar, en esta clasificación, al Ramora, que es una criatura acuática que vive en el océano índico. Es uno de los peces mágicos más poderosos, y se le considera el guardián de la gente del mar. Está totalmente prohibido cazarlo, puesto que la Confederación Internacional de Magos lo dictó de esta forma para evitar su extinción. Lo que más llama la atención de estos peces es que tienen una gran aleta dorsal modificada que forma un disco de succión, que ellos usan para engancharse a animales acuáticos más grandes (¡e incluso humanos!). Hay supersticiones que señalan que si hacen eso en un barco, o en un buque, son incluso capaces de ralentizar su proceso, de ahí su nombre. Es más: hay quien culpa al Ramora de la muerte de Marco Antonio en la batlla de Actium. Mas esto no son más que historias y leyendas, que difícilmente podríamos separar de la realidad.

Te puede interesar

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.