avatar

'Mortal Kombat': La saga que puso límites a los videojuegos
28
REPORTAJE

'Mortal Kombat': La saga que puso límites a los videojuegos

PC PS4
Categoría: Reportaje
15 de Abril 2019 | 18:59

El juicio de la cordura

La chispa de la polémica se podría haber encendido bastante antes del lanzamiento en recreativas de 'Mortal Kombat', pero no fue hasta que el jefe de gabinete de un senador de los Estados Unidos conoció el juego de manos de su hijo pequeño, quien había participado de él tras llegar al mercado en 1993. 'Console Wars' (Héroes de Papel, 2017) también recoge en sus páginas parte de la contienda entre Sega y Nintendo que acabó en los juzgados para tratar el tema de la violencia en los videojuegos. En este compendio, Blake J. Harris cuenta cómo gracias a Ben Andersen (su jefe de gabinete), el senador Joseph Lieberman se convirtió en la punta de lanza de un movimiento que quería que el gobierno estuviese más pendiente de los contenidos que estaban llegando a sus hijos a través de la incipiente industria de los videojuegos. Tanto en el libro de Harris, como en el de Kent, se cuenta que desde Sega pensaban que fue Nintendo la promotora de toda la polémica por las escasas ventas que 'Mortal Kombat' había tenido en Super Nintendo, pero el propio Lieberman aseguró en las entrevistas efectuadas que nunca tuvieron contacto con Nintendo antes de la vista judicial (aunque los de Howard Lincoln estaban absolutamente a favor de acabar con los excesos que se habían cometido en la industria y, de paso, fastidiar a los de Tom Kalinske).

Mortal Kombat

Aunque 'Mortal Kombat' fue el desencadenante de una situación sin precedentes en ese momento, fueron muchos otros juegos los que salieron a colación durante las intervenciones del juicio que se celebró debido a esta controversia. Como se cuenta en 'Console Wars', entre los juegos que se pusieron como ejemplo para resaltar la teoría violenta, se encontraban 'Night Trap', 'Streets of Rage' o 'Sewer Shark'. De todos, 'Night Trap' fue el más vapuleado por los expertos debido a su contenido que, además, incluía a personajes reales.

Mortal Kombat

Antes de que se celebrase el juicio, y el senador Lieberman llamase a declarar a psicólogos, profesores y hasta madres de jóvenes jugadores, los principales fabricantes de la industria del videojuego (como Nintendo, Sega, Acclaime o Electronic Arts), se reunieron con el fin de propiciar el nacimiento de una organización que se encargase de regular el contenido de los videojuegos y, de esta forma, mejorar su imagen de cara a la prensa, la cual no había estado muy a favor del ocio electrónico en aquellos días de diciembre de 1993. Tal y como se recoge en Digital Trends, la unión de los principales agentes del videojuego se hizo muy necesaria debido a la poca representación legal que tenían en el momento. Existía una agrupación llamada Software Publishers Association, pero no se hacían mucho cargo de todo lo que ocurriese fuera de las fronteras de los ordenadores personales.

Mortal Kombat

En el mismo medio citado, se cuenta también cómo terminó la ostentosa polémica que rodeó a los videojuegos a finales de ese año, la cual, por suerte, no fue muy desastrosa. El juez instructor del caso dio tres meses a los representantes de la industria del videojuego para crear un sistema de clasificación por edades que ayudase a los padres a conocer de primera mano el contenido de los videojuegos. Aprovechando esta coyuntura, surgieron no solo una, sino dos entidades que se encargarían desde ese momento de velar por los intereses del videojuego, tanto de quienes los desarrollan, como de quienes los disfrutan y así evitar un control regulador por parte del gobierno. La primera fue la ESRB (Entertainment Software Rating Board), el equivalente al PEGI europeo. Son los encargados de etiquetar y clasificar las nuevas producciones en función de sus contenidos y así saber para qué públicos son aptas. Y la segunda fue la Interactive Digital Software Association (IDSA), la cual cambió de nombre en 2003 y es la actual Entertainment Software Association (ESA), encargada de organizar el E3 todos los años en Los Ángeles. Como recoge Wired en una cronología muy completa, Sega quiso imponer su propio sistema de clasificación, que ya había ideado con anterioridad, pero los choques con Nintendo hicieron que se crease uno desde cero.

Después de toda la controversia originada y de que en 1994 comenzasen a funcionar con regularidad la ESRB y la IDSA, Nintendo modificó por completo sus estrictos controles de contenido. La revista mencionada, en la citada investigación, reveló que la siguiente entrega de Mortal Kombat, 'Mortal Kombat II', llegó al mercado de manera uniforme para todas las plataformas. Es decir, no se aplicó una censura con el fin de eliminar los elementos que han hecho popular a esta saga por encima de las demás.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.