avatar

'Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots': Lo mejor y lo peor del gran desenlace
EL DESENLACE

'Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots': Lo mejor y lo peor del gran desenlace

PS3
Categoría: Reportaje
2 de Septiembre 2015 | 10:49

Como hemos dicho al principio, va a ser difícil quedarnos con los puntos negativos de un juego que en su día supuso una gran revolución en muchos aspectos (a nivel gráfico, a nivel online para la saga, e incluso en cuanto a lo puramente jugable), y mejoró al máximo otros aspectos ya vistos hasta entonces. Pero como se suele decir, no todo es oro lo que reluce, y es cierto que hay ciertos puntos cuanto menos dudosos, que en función del tipo de jugador que seas, te pueden afectar más o menos (es uno de esos títulos en los que una virtud puede convertirse en un defecto por según qué jugador). En este caso, solo hemos sido capaces de encontrar 5 puntos negativos. Vayamos pues a descubrir cuáles son los puntos más flacos de 'Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots', y no, el envejecimiento prematuro de 'Snake' no es uno de ellos.

1- Exceso de vídeos y escenas

Aunque en mi opinión, esa es una de las virtudes del juego, por lo expuesto en el punto 1 del apartado anterior, pues todos y cada uno de los vídeos me parecen excepcionales y esenciales, es verdad que también podía resultar un arma de doble filo, más aún si lo que buscaba el jugador era algo más ágil y jugable. Ya si eras alguno de los usuarios que no estaba familiarizado con los anteriores, pero no te querías perder todo lo bueno que el título ofrecía como videojuego más allá del arco argumental, la cosa empeoraba mucho más. Y es que claro, este título tenía dos vertientes muy claras: la posibilidad de disfrutarlo como juego único por un lado; y la posibilidad de disfrutarlo el doble o hasta el triple si venías de profundizar en los anteriores. Si eso es bueno o es malo, es algo que debe determinar cada jugador, pero es cierto que las escenas de esta cuarta entrega, pueden abrumar mucho más aún que las de la segunda parte.

2- Dificultad demasiado variable

Aquí viene otro de los aspectos que eran positivos por un lado (esta entrega ofrecía más posibilidades a la hora de decidir cómo actuar), pero que a su vez suponía, una vez más, un arma de doble filo. Si bien muchas veces el juego nos obligaba a hacer más uso de la infiltración en unos casos, y de la acción en otros, también había muchos escenarios que podían ser pasados de ambas formas. Y eso era bueno, ya que cada jugador podía disfrutar de la forma que le resultara más placentera; sin embargo, cuando eso se traducía en que un escenario retante y extremadamente divertido, podía ser pasado de forma casi demasiado fácil con otra táctica a priori más sencilla, la sensación que daba era que la jugabilidad se había simplificado en pos de resultar accesible a un mayor número de jugadores. De todas formas, y como ya pasa en el punto anterior, eso no tenía que ser necesariamente un punto negativo, si nosotros considerábamos el ser fieles a un estilo. Y además, también ayudaban a arreglarlo los modos de dificultad más altos.

MGS 4 Lo mejor y lo peor 3

3- Demasiado abrumador en ocasiones

Y me refiero únicamente a lo argumental, y de nuevo va ligado al punto 1 de este apartado. Como ya he comentado, ninguna de las escenas sobra, todos los interrogantes quedaron solventados con esta entrega, y además todo detalle, por más enrevesado que parezca, acaba teniendo su lógica y su giro argumental. No obstante, dada la gran complejidad de la trama de 'Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots', y la forma de ir contando la historia a cuenta gotas, es cierto que son muchos los detalles que se nos pueden escapar, y puede llegar a quedar la sensación (sobre todo si no debatimos con otra gente, y consultamos fuentes externas) de que nos ha faltado algo por entender. Si a eso le añadimos el hecho de que mucha gente no recordaba ya la trama de los anteriores, o directamente no los había jugado, el tema era aún más delicado. Eso sí, una vez más estamos ante algo más bien subjetivo, que de no importarte o afectarte, solo te iba a ofrecer lo positivo, y eso era mucho más de lo que podía darte otro videojuego del momento.

4- Que predomine más la acción que la infiltración

A pesar de que este es un punto relativo, sí que es cierto que muchas fases del juego invitaban a hacer un uso desmesurado de la acción, y aunque a nivel jugable esa parte estaba más que pulida, y hacía las delícias de cualquier fan del género de la acción (e incluso nos gustaba a los que amamos la infiltración), es verdad que otros episodios como el que podemos vivir en un país de Europa del Este durante el juego (no diremos nada más por si aún hay riesgo de "spoiler") nos dejaron con ganas de más, y llegaron a calar muy hondo en los corazones de los seguidores de la saga. Aún así, 'Kojima' fue tan inteligente como de costumbre, al ofrecer una experiencia que permitiera en la mayor parte del juego, elegir nuestro camino en cuanto a mecánicas, y eso es algo que se agradece. Y de hecho, hay que decir que la infiltración de este título divertía tanto como la de juegos anteriores, y en cambio, la acción era superior a la vista hasa entonces en la saga. Vamos, que una vez más, un "defecto" a medias.

MGS 4 Lo mejor y lo peor 4

5- Que los servidores del online ya no funcionen

Este aspecto sí que no tiene vuelta de hoja. Como ya hemos comentado, dejaron de ser funcionales en 2012, y aunque luego hubo un intento de resucitarlo en 2014 (nada que ver con Konami), podemos decir que ya es historia. Y claro, es importante citarlo porque aunque el online fuera uno de los aspectos más positivos y revolucionarios de esta entrega, a diferencia de los demás aspectos positivos de cualquier título de la saga, este ya no es disfrutable, y simplemente adquiere un valor histórico, y se convierte en un bonito recuerdo para todos aquellos que pudimos disfrutarlo. Una lástima, aunque es probable que la quinta entrega nos ayude a pasar página en ese sentido.

Como habrás visto, hemos tenido que marear un poco la perdiz para encontrar aquellos puntos que, aún sin ser objetivamente negativos (la mayoría, vamos), deben tener en cuenta ciertos jugadores para no toparse con algo que no sea lo que buscan, o también para afrontar el juego de la mejor manera aquellos que sí van a disfrutarlo al máximo. Puede que rejugar 'Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots' no sea la mejor manera de preparar nuestra partida de 'Metal Gear Solid V: The Phantom Pain', pues para eso lo mejor es rememorar todas las aventuras en las que 'Big Boss' es el protagonista ('Metal Gear Solid: Peace Walker' incluído), pero sí que supone para Snake, lo que este último capítulo de Kojima con la franquicia supondrá para 'El Gran Jefe'. ¿Cuál será nuestra capítulo final favorito? Muy pronto saldremos de dudas.

Índice de contenidos
  1. - La batalla más personal de Snake
  2. - Lo mejor
  3. - Lo peor

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.