avatar

'Harry Potter': la saga con más mensaje y valores de la historia
22 3
LOS VALORES DE HARRY POTTER

'Harry Potter': la saga con más mensaje y valores de la historia

Categoría: Reportaje
18 de Febrero 2018 | 21:50

A partir de aquí, vais a encontrar spoilers y retazos de la saga de Harry Potter para los que es mejor haber leído los libros o haber visto las películas. Si habéis hecho cualquiera de las dos cosas, podéis continuar leyendo sin ningún tipo de preocupación. Mas, si no habéis visto absolutamente nada o leído nada, lo mejor es que dejéis de leer este reportaje, ¡puesto que no comprenderéis nada! No solo eso, sino que podría fastidiaros momentos muy importantes de la saga. ¡Así que id con cuidado!

Sin lugar a dudas, la enseñanza más importante que Harry Potter nos enseña en todo momento es el valor de la amistad. La verdadera amistad, esa que hace que antepongas la seguridad de tus amigos a la tuya propia, pero siempre de forma voluntaria y totalmente optativa. Pongamos un ejemplo gráfico: en 'Las Reliquias de la Muerte', Harry acepta sin miramientos que solo podrá salvar al mundo mágico (y a todos sus amigos) de Voldemort si antes él muere. Porque él contiene en su interior el último horrocrux, la última partición del alma de Voldemort; si no muere, Voldemort vivirá para siempre y tendrá la posibilidad de recuperarse. Lo acepta, y antepone la vida de todos sus amigos y conocidos a la suya propia.

Esto es, sin lugar a dudas, una exageración de cualquier situación a la que nosotros tendremos que enfrentarnos en nuestro día a día. Pero cómo Hermione le presta sus apuntes a sus amigos en 'La Orden del Fénix' (o en cualquier otra película; Hermione es especialista en compartir sus conocimientos) es una muestra clara de algo que todos podemos hacer para apoyar a nuestros compañeros de clase en momentos de apuros. Ella sabe que es mucho más capaz que ellos y, en lugar de dejarse llevar por la competitividad, decide compartir sus conocimientos para conseguir que Harry y Ron también aprueben.

Hermione es una pieza fundamental

Junto a la amistad, Harry Potter nos enseña valores tan importantes como la lealtad y la humildad. Harry es la prueba clara de lealtad, puesto que se mantiene siempre fiel a todo lo que Dumbledore le indica, pese a que el director jamás le da todas las pruebas necesarias para confiar en él; le pide lealtad a cambio de secretismo, y Harry accede. Ron es otro ejemplo claro de lealtad, puesto que se mantiene fiel a su mejor amigo de forma casi imperturbable; sí, es cierto que en la última película tiene su momento de debilidad (así como en 'El Cáliz de Fuego'), pero esto también nos enseña algo importante: todo el mundo se equivoca, y rectificar y ser capaz de perdonar es fundamental para mantener una amistad.

La importancia del trabajo duro para conseguir unos objetivos

Si hay un personaje que merezca una admiración total y completa en esta saga, esa es, sin lugar a dudas, Hermione Granger. Hermione proviene de una familia de muggles, y sabe lo que esto implicará siempre en su futuro: será discriminada por no ser una bruja de "sangre pura". Mas ella no desiste, y se esfuerza incluso el triple que el resto de sus compañeros para demostrar su valía. Durante los siete libros y las ocho películas, no hay un personaje que trabaje más que ella, que sea más inteligente, más fuerte, más constante y más valiente. Se enfrenta a absolutamente todos los problemas con la mayor entereza posible, y prueba así que no solo es tan capaz como los demás... Sino mucho más. Que no todo depende de donde provengas, sino de cuanto te esfuerces en conseguir tus metas.

Junto a ella está Ron, que pese a provenir de una familia de magos de sangre "pura", tiene un interés prácticamente nulo en conseguir el éxito. Pero, a cambio, es feliz. Es conformista, bonachón y nos hace ver que no siempre hay que llegar a la cumbre para sentirse pleno. Muchas veces basta con aceptar que la felicidad son esos pequeños momentos, la compañía de los familiares y amigos, la ilusión por los detalles más nimios.

La unión por encima de todo

No podíamos olvidarnos de personajes que, pese a ser secundarios, tienen aportaciones increíbles en cuanto a los valores de la saga. Hay dos que son especialmente importantes: Luna Lovegood y Neville Longbottom. Luna, por su parte, es la prueba de que la diferencia es positiva. Luna sabe que no comparte prácticamente nada con sus compañeros, sabe que eso provoca las burlas y las risas de los otros, pero se mantiene fiel a sus principios. Es diferente, y no se esfuerza por encajar, sino por ser ella misma, por potenciar todas esas peculiaridades que la hacen tan especial. Y nos enseña que todas las personas deben tener los mismos derechos, pese a sus diferencias; que la igualdad debe ser la base de nuestras relaciones. Por otra parte, Neville es un chico torpe que no lo ha tenido nada fácil en la vida. Ha tenido que enfrentarse a prácticamente las mismas circunstancias que Harry Potter, ha sufrido la pérdida de sus padres... Es un ejemplo de resiliencia, de cómo las adversidades pueden hacerte más fuerte y pueden conseguir que seas una persona distinta.

Pese a que el personaje principal, Harry Potter, tiene una gran cantidad de defectos (como sacrificarse excesivamente por los demás, como hizo en 'El Cáliz de Fuego' y su escena en el lago), también tiene una gran virtud: es muy humilde. Admite sus defectos, todo aquello que le falta para ser perfecto, y no duda ni un segundo en conceder el crédito a las personas que le ayudaron en sus batallas. Sabe que sin Hermione, sin Ron, sin Ginny, sin Dumbledore, Neville o Luna, él no hubiera llegado a ningún lado. Valora la importancia del trabajo en equipo, y hace que todos los espectadores comprendan esto.

'Harry Potter' es una saga sencilla, una saga para los más pequeños (aunque hace disfrutar también a adultos), pero una saga con un gran mérito: esconde tantos valores, y todos ellos tan positivos, que acaba aportando su granito de arena para hacer de nuestra sociedad un lugar mucho mejor.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.