avatar

Última hora España supera los 100.000 contagiados y 9.000 muertos
Fanzines, la cantera de artistas de cómic que merece la pena explorar - Outside Zonared
7 4
AUTOEDICIÓN

Fanzines, la cantera de artistas de cómic que merece la pena explorar - Outside Zonared

Por Benjamín Rosa Fernández
PC
Categoría: Reportaje
3 de Septiembre 2016 | 15:20

Desde hace muchos años, incluso antes de que yo empezase a acudir a ellos en el 2008, en los eventos de cómic tipo Expomanga, Expocómic, Salón del Manga y Salón del Cómic de Barcelona se nos presentan muchos stands, a veces con una sección propia que nos venden los denominados fanzines, con un coste inferior a un tomo de manga o cómic licenciado en España. No es agradable decir que aún a día de hoy, son muy desconocidos por el público regular que asiste a ellos y cada vez reciben menos apoyos por parte de los eventos eventos grandes.

Andergraun

Muchos eventos prefieren ceder el espacio que normalmente concederían a diez fanzines y dárselo a dos tiendas comerciales porque les va a ser más rentable, o les van a dar los espacios menos solicitados que normalmente suelen ser huecos recónditos de los recintos con poca visibilidad. Pero eso no desanima a muchos creadores que deciden unirse para hacer un fanzine. Pero, querido lector que estás leyendo ésto un relajado sábado... Posiblemente te preguntes "¿Qué es un fanzine y por qué me puede importar o interesar?". Ahora te lo explico.

Fanzines vs obras autoeditadas

Es muy normal confundir fanzine con obras autoeditadas, porque sus premisas se parecen, pero no son lo mismo en esencia. En primer lugar, debemos definir un fanzine: Son cómics o pequeñas obras literarias que generalmente se hacen sin ánimo de lucro entre varios autores, y su venta, como mucho, se encamina a suplir gastos de impresión, viaje, comida y demás necesidades de los autores que van a vender cara al público, y con suerte amortizan parte de la edición del siguiente número.

Eh tio!

Sus tiradas son muy limitadas, puesto que rara vez llegan a los 1.000 ejemplares, y cuando se acaban es complicado que se vuelva a imprimir. Con suerte, los creadores lo pondrán online de forma gratuita y aceptando donaciones simbólicas. Suelen ser de temática de humor o parodia de series de moda o recopilatorios de un cómic que han puesto en Subcultura entre los temas más tratados, pero no hay limitación en ese aspecto debido a su naturaleza. A veces no son cómics reusados o parodiando algo, puesto que también existen fanzines que son libros de arte entre varios artistas y son todo un escaparate para exponer sus obras originales y un portofolio demostrable que enseñar a editoriales. Por decirlo de una forma rápida, los fanzines son como muchos usuarios de la subcultura otaku definen a los doujinshi que se venden en los Komiket de Japón, y muchas de las claves de la filosofía de los círculos doujinshi se aplican a los grupos de fanzineros.

Una serie o cómic autoeditado aspira a ser el modo de vida de un creador o el equipo, con lo que el ánimo de lucro es mayor (y no hay nada malo en ello). Aprovecha que la autoedición le permite sacar todas las tiradas que quiera con un riesgo mayor de comerse las pérdidas pero gana sabiendo que no va a tener que cumplir plazos draconianos con una editorial que le va a controlar la creatividad y llevarse parte de los ingresos. Podemos resumir en que la autoedición permite a un autor ser su propio editor pero a los fanzines ser mucho más relajados y con más motivaciones aparte del dinero.

Las motivaciones de los fanzineros

¿Qué es lo que motiva a un dibujante semiprofesional a crear su cómic con el que no va a vivir? Hay muchos motivos, pero se puede resumir en que así consiguen experiencia a la hora de crear una obra de cara a futuras experiencias profesionales y poner en práctica conocimientos de maquetación, guión y dibujo. El hecho de que sean casi siempre obras colaborativas entre un conjunto de artistas, ayuda a muchos dibujantes a ponerse en contacto con otros creadores con intereses comunes con los que intercambiar consejos, ayudas y opiniones.

Gamers

Pero lo más importante es que ayudan a exponerse ante consumidores y sus nombres con suerte pueden hacerse notar de cara a editoriales españolas o internacionales. Se puede resumir en que un fanzine ayuda mucho a un artista para darse a conocer como alguien serio en el mundo editorial al tener demostrada experiencia colaborativa.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.