avatar

Día del Padre: Los 7 padres más memorables de la televisión
4
DÍA DEL PADRE

Día del Padre: Los 7 padres más memorables de la televisión

Categoría: Reportaje
19 de Marzo 2018 | 10:15

Pasemos ahora a ejemplos que sí que deberíamos tomar más en serio en nuestra vida, puesto que han demostrado ser buenos padres, siempre a su manera. Y comencemos con el póstumo Ned Stark, el padre de la familia Stark. Porque si hay alguien capaz de sacrificarse por su familia, sin duda ese es Ned.

Ned se preocupó más al final de sus días por el destino que sus hijas tendrían cuando él muriera que por su propia muerte. Quería, ante todo, proteger a su familia; fue capaz de darlo absolutamente todo por ellos. Quizás pecó de lo que suelo llamar "complejo de Harry Potter", o complejo de héroe, y es que prefirió anteponer la verdad a su propia vida. Mas esto es un acto noble que nadie podrá echarle nunca en cara, por supuesto.

Hay que añadir que Ned no solo fue buen padre para sus hijos, sino que también lo fue para Jon Nieve. Le antepuso a todo: antepuso su salud, su bienestar y su felicidad incluso a su relación con su mujer, haciéndole creer a ella que Jon Nieve realmente era su hijo bastardo. Porque prefirió mentir a admitir que Jon era, en realidad, un Targaryen, con todo lo que eso implicaría para el joven.

Otro padre que no podemos olvidar cuando hablamos de buenos ejemplos es Phil Dunphy, de 'Modern Family'. Porque se esfuerza lo inconcebible para ser lo que él podría denominar un "padre guay". Quiere que sus hijos se sientan orgullosos de él; y si bien es cierto que esto puede llegar a ser un poco vergonzante para sus hijos, también es algo que los tres recordarán en un futuro con alegría. Sí, es un hombre especialmente competitivo, y trata de hablar con sus hijos como si de un amigo se tratara en lugar de un padre, ¡pero es que cada uno tiene sus peculiaridades! Y seguro que a muchos de nosotros no nos importaría tener a Phil como padre.

Carl Winslow

'Cosas de casa' es una serie bastante más antigua, mucho más, pero cuenta con una figura parental tan importante que no podíamos obviarla. Y es que si hay un padre por excelencia en la televisión estadounidense, ese es sin duda Carl Winslow. Carl se preocupa por sus hijos de la forma más madura que hemos podido vislumbrar hasta ahora, y procura darlo absolutamente todo para que no les falte nada a ninguno de ellos. Busca lo mejor para su familia, y trabaja de sol a sombra para conseguírselo. Dentro de las series familiares clásicas, sin duda esta es una de la preferida de muchos, y por la figura de Carl (además de la de Steve Urkel, por supuesto).

El príncipe de Bel-Air y Malcolm in the Middle

Terminamos con otras dos series que, pese a tener también su tiempo, pertenecen a un momento muy importante de la televisión: cuando las series familiares ganaron una gran cantidad de protagonismo, y todo lo que veíamos en nuestros ratos libres eran familias felices (o no tanto).

En ese momento, una de las más importantes fue 'El príncipe de Bel-Air', donde Will Smith consiguió hacerse un nombre de verdad. Aunque en esta ocasión vamos a hablar de otro de los protagonistas, de Philip Banks, su tío; pero es que, pese a ser su tío, era fácil ver cómo la labor que ejercía era la de padre. Will no tenía un progenitor como tal, y acabó encontrando en su tío Philip precisamente ese papel, uno que le ayudó casi incondicionalmente.

Philip era estricto, no dudaba a la hora de gritar o castigar, pero siempre tenía la educación de sus hijos y su sobrino como máxima aspiración. Todo trataba de hacerlo por el bien de ellos y, aunque a veces se equivocara, siempre procuraba darlo absolutamente todo.

Philip Banks

No podíamos terminar este top de padres de la televisión sin hablar de Hal, de 'Malcolm in the Middle'. Y es que si hay un padre que podamos considerar un auténtico desastre, sin parangón posible, ese es Hal. Realmente, su mujer no podía contar con él como adulto, puesto que su comportamiento era el de un niño de primaria; pese a todo, quería a su familia con toda la devoción posible. Aunque eso no siempre es suficiente, claro...

Como veis, hay tantos modelos de padres como personas en este mundo. Unos son más responsables, otros acaban siendo más parecidos a sus hijos que a los adultos que les rodean, y otros son estrictos hasta la extenuación. Mas todos ellos tienen algo en común: de todos podemos aprender algo. Su forma de divertir a sus hijos, o su manera de comprenderlos y apoyarlos, o su peculiar código de conducta. ¡Feliz Día del Padre a todos los padres del mundo!

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.