avatar

Nintendo necesita más Treehouse en sus presentaciones
OPINIÓN

Nintendo necesita más Treehouse en sus presentaciones

Categoría: Opinión
23 de Junio 2019 | 17:04

El año pasado, durante la celebración de la Gamelab 2018, me encontré con Shawn Layden. Un encuentro totalmente casual, mientras ambos pedíamos un café, intentando compensar la falta de sueño que comporta una jornada como esa. Nuestra conversación no fue mucho más allá lo cotidiano, mientras entrábamos a la presentación de Angie Smets.

Algo parecido me ocurría hace escasas semanas en el Media Tour de 'Final Fantasy XIV', en un especialmente breve encuentro con Naoki Yoshida que me recordaba el hecho de que no todo tiene que suponerse con un escenario de por medio y un público apoyando cada palabra de los directivos.

Treehouse

Es una cercanía que a veces abandonamos en el fragor de este tipo de presentaciones y que, siento, se convierte en un elemento disuasorio de la figura más personal de desarrolladores y directivos. Algo que, tras el usual agotamiento de una feria en Los Ángeles, he visto brillar en las presentaciones de Nintendo y gracias a su Treehouse.

La cercanía prevalece

Una presentación que no va mucho más allá de tantos streamings realizados por otras tantas compañías pero que se siente especialmente cercano en todo momento. Una pequeña presentación durante su Nintendo Direct que sirve como punto de entrada para luego ofrecer la verdadera puesta en escena a través de espacio mucho más cercano y atractivo para el fan. Uno donde no se pretende tanto "dar la turra", sino mostrarnos en que están trabajando con el mando en las manos.

Treehouse

Quizás sea por la presentación de Audrey Drake y su facilidad para conectar con el público pero disfruté mucho más de su demostración de 'Fire Emblem Three Houses' en el Nintendo Treehouse que de su propio tráiler — uno de mis preferidos de todo el E3 2019, valga decir. Y lo mismo ocurre con 'Link's Awakening' y la presencia de Eiji Aonuma, probando las nuevas mazmorras personalizables y riendo mientras aseguraba que le gusta desarrollar videojuegos pero es muy malo jugándolos.

Es el mínimo exponente del medio, pero también uno muy funcional. Es un punto, insisto, especialmente personal que busca conectar jugando; sin más pretensiones. Y tras un periodo como el que supone el E3 funciona especialmente bien el hecho de que hayan presentaciones tan simples y atrayentes. Una fórmula que Nintendo debería aprovechar, en la medida de lo posible, más a menudo. Y es que la conexión con el público siempre debería ser imperativo. Especialmente en un medio que tan presente tiene la ilusión en presentaciones como estas.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.