avatar

Reimaginan 'Bloodborne' al más puro estilo de 'The Legend of Zelda' 2D
YARNTOWN

Reimaginan 'Bloodborne' al más puro estilo de 'The Legend of Zelda' 2D

Un usuario reimagina 'Bloodborne' al más puro estilo de 'The Legend of Zelda' 2D y lanza su propia demo.

Por Sandra García
PC
Categoría: Noticias
20 de Julio 2020 | 22:11

Si los títulos de Hidetaka Miyazaki siempre han conseguido marcar un antes y un después por sus mecánicas, la forma en la que explotan su narrativa y, especialmente, por los retos que generan en su avance, 'Bloodborne' siempre ha sido un ejemplo especial. Un título que llevaba un punto más allá la fórmula e incluía en ella el importante componente gráfico y artístico basado en el estilo victoriano y los tonos oscuros extraídos de sus influencias "lovecraftianas".

Un estilo que, si bien ha influido a muchos desarrolladores tras su estreno, también se ha visto adaptado por otros. Así lo firma ahora Max Mraz, un desarrollador independiente que se ha encargado de reimaginar la sangrienta y oscura aventura que nos ofrecía el exclusivo de PlayStation a través de sus propios métodos. Un resultado que, sin duda, no deja a nadie indiferente.

A través de las calles de Yharnam

Y es que en cuestión de tan solo un día, el título independiente que ha desarrollado el autor en tributo al videojuego de FromSoftware ha recorrido las redes sociales gracias a la forma en la que consigue imitar el estilo del título en cuestión.

El Sueño del Cazador toma otra forma y color a través de 'Yarntown', una pequeña obra tributo sin ningún ánimo de lucro que da una perspectiva y estilo 2D con una fuerte reminiscencia a los títulos clásicos de 'The Legend of Zelda'. El juego adapta la primera zona que atravesamos en 'Bloodborne', Yharnam Central, imitando tanto la compleja arquitectura de la que hace gala el título como muchos de sus enemigos. Eso sí, manteniendo el pico de dificultad un punto por debajo del original.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.