avatar

Opinión - Sí, 'P.T.' es mi Juego del Año
3
UNA EXPERIENCIA A TENER EN CUENTA

Opinión - Sí, 'P.T.' es mi Juego del Año

¿Por qué merece este teaser jugable el décimo puesto en nuestra lista de los mejores del año?

PS4
Categoría: Noticias
29 de Diciembre 2014 | 08:33

Final de año, tiempo entre los medios de hacer la lista con los mejores juegos que han ido llegando a lo largo de 2014, en el que hemos visto títulos del calibre de 'Dragon Age: Inquisition', 'Far Cry 4', 'Bayonetta 2', etc... Cualquiera que vea el Top 10 de la redacción de esta casa podrá discutir varias elecciones, como con cualquier otra, como la ausencia del RPG de Bioware, de 'La Tierra Media: Sombras de Mordor', la presencia de tres juegos de Wii U entre los 5 primeros... y la sorprendente aparición de 'P.T.' en la décima posición, compartiéndola con otro adalid del terror este año: 'The Evil Within'. 'P.T.' nació como un simple adelanto de lo que será 'Silent Hills', argumento que muchos han usado en contra de este "título" para desecharlo como candidato a Juego del Año porque simplemente, no es un juego. Y en eso estoy de acuerdo.

¿Qué es realmente 'P.T.'?

Estoy de acuerdo básicamente porque cuando cruzas la puerta por primera vez, no estás jugando: es 'P.T.' el que juega contigo. Y lo hace porque en ningún momento parece que tengas la sensación de control sobre lo que está pasando, comenzando por esos sustos de auténtica muerte no scriptados y siguiendo por la absurda dificultad de algunos de sus puzzles, porque solo se habla del final, pero... ¿quién no tuvo que mirar dónde estaba la última pieza de la foto? La incertidumbre es una constante en este "juego": sobre lo que es, sobre cual es nuestro próximo paso para avanzar (a veces tan obvios que cuesta averiguarlos), sobre la historia que narra...

Silent Hills

Un juego debe valorarse sobre hasta qué punto logra el objetivo que se propone, y en eso 'P.T.' es un 10 absoluto. Quiere hacértelo pasar mal, y de verdad lo consigue: todo aquel que lo ha jugado se ha encontrado en la situación de no querer da un paso, de no querer cruzar una puerta, de no querer doblar esa única esquina, de no querer mirar atras... Y eso, hasta donde yo sé, es miedo. Cuando un juego te hace abandonar a la media hora pensando "no puedo jugar más" (no "no me apetece", no, sino "no puedo") es que tiene algo especial.

Se podría definir 'P.T.' como experiencia, algo al estilo 'Gone Home' o cosas así, pero... ¿estamos locos? La intención de este teaser jugable es exactamente la contraria a todos esos "simuladores de paseo por paisajes idílicos", porque no quiere que disfrutes de un viaje inolvidable. Lo que quiere es hurgar en los miedos comunes de todos para hacernos experimentar un viaje que tampoco olvidaremos, pero por motivos bien distintos. Por otra parte, llamarlo demo me parece una frivolidad. Primero, soy de los que creen que el 'Silent Hills' final no tendrá nada que ver con esto, y segundo, puede llegar a tener una duración de hasta cinco horas si se te pone cuesta arriba... ¿qué demo ofrece eso, más una identidad propia?

Silent Hills

'P.T.' lo merece

Todo esto no quiere decir que sea el mejor juego que he jugado este año, ni mucho menos, pero sí del que me acordaré dentro de uno, dos, o tres años, y el que más me ha sorprendido e impactado. ¿Cuál es el límite para decir que esto no es un videojuego susceptible de merecerse reconocimiento como cualquier otro? ¿Que es gratis? Seamos justos, 'P.T.' hace lo que quiere: provocar miedo y objetivamente, y no menos importante, crear hype de cara al futuro lanzamiento de 'Silent Hills', que con las ideas tanto de uno de los más importantes creativos de la industria (Kojima) como de un director de cine cuyos mejores esultados han salido cuando se ha internado en el género de la fantasía y el terror ("El Laberinto del Fauno", "Mamá"), más la cara visible de uno de los actores más carismáticos de una de las series de moda (Reedus), no puede salir sino uno de los candidatos a GOTY 2016.

Artículos recomendados

 
COMENTARIOS
Puedes y , o comentar rellenando los campos a continuación.